Universidad Popular José Martí

Educación, Cuba

Universidad Popular José Martí. Fundada por el líder estudiantil Julio Antonio Mella el 3 de noviembre de 1923. Tenía como objetivo la educación de los sectores populares, estrechando alianzas entre los obreros, los estudiantes y la intelectualidad cubana.

Ofreció cursos de primera enseñanza, escuela de analfabetos y escuela nacional, además de conferencias que contaron con la colaboración de profesores universitarios y de destacados intelectuales como Eusebio Hernández y Emilio Roig de Leuchsenring, entre otros.

Junto a los estudiantes y graduados que se iniciaron con Julio Antonio Mella en la empresa, sobresalieron Sarah Pascual, Leonardo Fernández Sánchez, Alfonso Bernal del Riesgo y Eusebio Adolfo Hernández, a quienes se unieron poco después Rubén Martínez Villena y Gustavo Aldereguía. José Zacarías Tallet fue el secretario de la institución.

Las primeras clases tuvieron lugar en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, pero pronto aparecieron obstáculos que determinaron la constante movilidad de la Universidad Popular, que funcionó en centros obreros y en algunos poblados cercanos a la capital.

Con la Universidad Popular —decía Mella a finales de 1924— se estaba destruyendo el monopolio de la cultura que ostentaban los grupos de poder y se llevaba a los sectores populares "un saber complejo y dúctil, generalizado, consciente". Y advertía que la nueva institución se dedicaba a trabajar por la emancipación de los hombres.

La Universidad Popular llegó a contar con una matrícula de 500 trabajadores. Durante su existencia se pronunció contra la corrupción del gobierno de Alfredo Zayas y los crímenes de Gerardo Machado.

Sus Estatutos recogían en esencia el pensamiento de Mella. En su primer artículo rezaba: "La clase proletaria funda, profesa y dirige la Universidad Popular".

Se dividía en cuatro secciones: Sección de Analfabetismo, Sección de Segunda Enseñanza, Sección de Estudios Generales y Sección de Conferencias.

De acuerdo con los Estatutos, la institución estaría regida por una comisión de estudiantes de la Federación Estudiantil Universitaria de la Universidad de La Habana, y por igual número de estudiantes del plantel, designados en asamblea.

Asimismo, del centro serían separados los profesores que violaran lo reglamentado; es decir, quienes no profesaran una enseñanza científica y antidogmática, y quienes no defendieran los principios de justicia social.

Los estudiantes de la Universidad Popular tendrían los mismos derechos e iguales deberes -declarados por el Primer Congreso Nacional de Estudiantes- que el resto de los estudiantes.

El régimen de Gerardo Machado enfrentó con violencia la iniciativa revolucionaria de Mella y sus seguidores, al punto de que la policía allanó el centro, que fue clausurado con posterioridad.

En su exilio en México, Mella redactó el folleto El cuarto aniversario de la Universidad Popular "José Martí", que expresaba su aspiración de que el centro fuera de utilidad a las masas de trabajadores y a los grupos directores de la lucha social en Cuba. Al mismo tiempo condenaba la clausura de la Universidad Popular, pero apuntaba que no por ello la propaganda cesaba y que los principios que le habían dado vida se mantenían vigentes.

 

Bibliografía

Abad, Diana: "La lucha estudiantil por la reforma universitaria", en Bohemia, 65 (68), La Habana, 21 de septiembre de 1973.

De Armas, Ramón, Ana Cairo Ballester y Eduardo Torres-Cuevas: Historia de la Universidad de La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, 2 t., La Habana, 1984.

Dumpierre, Erasmo: Julio Antonio Mella, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1978.

Instituto de Historia de Cuba: Historia de Cuba. La neocolonia, organización y crisis, desde 1899 hasta 1940, Editora Política, La Habana, 1998.

Pichardo Viñals, Hortensia: "La Universidad Popular José Martí", Documentos para la historia de Cuba, t. III, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1978.