Teófilo Carbonell Seijas

Arquitectura e Ingeniería, República Dominicana

Teófilo Carbonell Seijas (1925-2001). Arquitecto dominicano.

En 1958 incursionó en el campo inmobiliario. Trabajó como proyectista privado en varios edificios de apartamentos en el sector de Gazcue por el resultado logrado en su labor alcanzó un gran reconocimiento como diseñador del detalle. Se cuenta que siempre quiso dibujar él, personalmente, sus planos arquitectónicos, sin confiarlos a otros colaboradores, como es la práctica común en este oficio realizando lo que ha sido considerada su obra más lograda, el edificio de apartamentos Deligne 14-16. Entre las características de la construcción se encuentra la cualidad de haber atrapado el sentido tropical como pocas veces lo ha logrado la arquitectura dominicana. Empleó sus habilidades en el dibujo en la utilización de los elementos artesanales y la aplicación del color para captar la luz tropical. Junto al perfecto revestimiento de alfarería, la entrada es de un marcado refinamiento. Una losa roja imita una hoja de papel que descansa sobre unas pérgolas sutilmente apoyadas en un fino tubo.

Se le veía dibujar una y otra vez las fachadas de los edificios en proyecto. Hasta la década de 1960 dibujaba él mismo los planos sin permitir la intervención de un ayudante. En 1971 construyó el Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros. Participó en la realización de la Plaza de la Trinitaria y su entorno, cercana a la actual Cámara de Cuentas junto a los arquitectos Benjamín Paiewonsky y Rafael Tomás Hernández. Es también el constructor del edificio de oficinas públicas llamado popularmente El Huacalito.

Se le considera el arquitecto de los presidentes. A solicitud de Rafael Leonidas Trujillo llevó a cabo la restauración de la Casa de Caoba, su residencia privada, ubicada en las inmediaciones de San Cristóbal. Trabajó en la Oficina del Ingeniero Asesor al Servicio del Presidente de la República y una desavenencia con su jefe determinó que fuera destinado de forma abierta como castigo para realizar esa solicitud.

Solo una vez se le vio dar una conferencia, durante la celebración de la VI Bienal de Arquitectura de Santo Domingo en 1996, en la que explicó la forma en que concebía la construcción de sus obras arquitectónicas y las causas por las que fue solicitado para ser el arquitecto de algunas de sus obras más relevantes. Por los datos proporcionados en esta conferencia también se supo de su gusto esmerado en cuidar el detalle en la construcción. Para la restauración de la Casa de Caoba, se fue a vivir a San Cristóbal, instruyó a los integrantes del equipo y supervisó de manera personal cada detalle que se hacía. Fue el arquitecto que remodeló todas las viviendas de Trujillo, diseñó tres asilos, de los cuales construyó uno, así como participó en infinidad de obras de ampliación, adecuación de edificios públicos y la construcción de grupos de viviendas en el Barrio de Mejoramiento Social y en el Ensanche Luperón.

En 1973, construyó el Teatro Nacional, obra realizada por órdenes del entonces presidente de la República, Joaquín Balaguer, creado mediante el decreto número 3227 del 31 de agosto de 1972. Para su diseño viajó durante dos años para estudiar diferentes teatros en países de Europa y América. Contó con la participación de los ingenieros Williand Read y Juan Manuel Bonetti y con la Casa Peter Albretch Corporation, encargada de la acústica y el escenario. El teatro cuenta con tres salas, la principal Carlos Piantini con capacidad para 1,5000 personas, la Ravelo para 255 personas y la de la Cultura para 190 personas. Además de dos salas para ensayo.

Diseñó y construyó, en respuesta a la petición realizada por sectores de la ciudad, el Gran Teatro del Cibao, réplica del Teatro Nacional que ubicó frente al Monumento a los Héroes de la Restauración. Fue inaugurado el 16 de agosto de 1995.

En 1986, también por encargo del presidente Balaguer intervino en la continuación del monumento Faro a Colón, inaugurado el 6 de octubre de 1992 para coincidir con la celebración en 1992 del V Centenario del Descubrimiento de América. Adaptó su interior para 148 salas de exhibiciones de los diferentes países de América, y otros de Europa y Asia.

Fue el contratista en la construcción del Edificio de la Cámara de Cuentas, realizado en 1988 con el diseño de Erwin Cott y Luis Despradel.

En noviembre de 2006 la VIII Bienal de Arquitectura le realizó un homenaje póstumo junta a los arquitectos Pablo Mella, Miguel Vila Luna, José Miniño, José Joaquín Vargas y Luis Despradel.

 

Obra arquitectónica

Conjunto de apartamentos en la avenida Bolívar en Gazcue, 1955.

Edificio Deligne 14-16, Gazcue, 1958.

Ayuntamiento de Santiago de los Caballeros, 1971. Teatro Nacional, 1973.

Faro a Colón, 1992. Gran Teatro del Cibao, 1995.

Edificio de la Cámara de Cuentas, (contratista), 1988

 

Bibliografía 

Campos, Jaclin: “Paseo por edificios emblemáticos”, en Listín Diario, 20 de febrero de 2008. 

Escoto, Holger R.: Historia de la arquitectura dominicana, Santo Domingo, 1978.

Moré, Gustavo Luis: Los tiempos de la libertad 1961-1978, Colección Centenario, Grupo León Jimenes, 2008.

Peña, Shawell: “Los  camerinos del Teatro”, en El Nacional, 22 de enero de 2011.