Taller de Cerámica de Santiago de las Vegas.

Artes Visuales, Cuba

Taller de Cerámica de Santiago de las Vegas. En el año 1930 se fundó el Taller de cerámica de Santiago de las Vegas en el poblado de igual nombre -cercano a la ciudad de La Habana- en la calle 11 esquina a calle 18, con la guía de Jaime Kart y Castro González Darna.

En 1945 el comerciante en locería Ricardo Gómez, que había comprado el taller, lo cerró y despidió a los obreros, pero estos lo ocuparon mediante una huelga. El 4 de octubre de ese año los doctores Juan Miguel Rodríguez de la Cruz y Carlos Ramírez Corría lo tomaron a su cargo. Posteriormente se encomendó la dirección técnica a Joseph Wesselly, quien realizó allí los primeros esmaltes polícromos de factura cubana, unos platos decorados con flores.

A partir de 1950 se comenzó a realizar trabajos de cerámica artística en el Taller. Allí iniciaron su producción en ese arte creadores como Amelia Peláez, Mariano Rodríguez, Wifredo Lam, René Portocarrero, Luis Martínez Pedro, Marta Arjona, María Elena Jubrías, Agustín Cárdenas y Raúl Milián, con las orientaciones del Doctor en Medicina Juan Miguel Rodríguez de la Cruz. La labor que realizaban era fundamentalmente de decoración de vasijas.

Otros artistas plásticos de generaciones posteriores como Salvador Corratgé, Nelson Domínguez, Zaida del Río y Flora Fong también han incursionado en la decoración de cerámica en el Taller de Santiago de las Vegas, aunque ninguno de ellos deba su reconocimiento dentro de la Historia del Arte cubano a la utilización de esa técnica, sino a la de la pintura.

 

Bibliografía

Chacón y Calvo, José María: Prefacio del Catálogo de la Expo Lyceum de La Habana, enero 25-febrero 4, 1935.

Documentos: Grupo de Información. Esfera de Artes Visuales, Museo nacional de Bellas Artes, 1987.

Rodríguez Basulto, Beatriz: “Dos casas en tres siglos”, en Gabinete de Arqueología,  La Habana, Boletín 3, 2004.