René Depestre

Política, Literatura, Haití

René Depestre (1926) Poeta, ensayista y novelista haitiano, influenciado por el movimiento surrealista y por la literatura haitiana, uno de los fundadores de la revista La Ruche –La Colmena-.

René Depestre nació en Jacmel, pequeña ciudad del sur de Haiti, el 29 de agosto de 1926. Hijo de una familia modesta formada por su padre, Luc Depestre, empleado de farmacia y más tarde, funcionario de aduanas, y su esposa, Déjanira Oriol, René fue el más pequeño de cinco hermanos. Aparentemente, es un lejano descendiente de un plantador flamenco, el conde de Pestre, y de una esclava africana.

Realizó sus estudios primarios en la escuela de los Frères de l’Instruction chrétienne -Hermanos de la Instrucción cristiana. Entre 1930 y 1933 la familia se mudó a una zona rural cercana a Jacmel, lo que le permitió al futuro escritor iniciarse en los trabajos y los ritmos de la vida campesina.

Aunque cristiana, la madre lo llevaba a participar en ceremonias de vodú, lo que le permitiría más tarde afirmar: "Yo conocía el vodú desde dentro, y sus dioses me eran muy cercanos". 

Tras la muerte de su padre, en 1936, Depestre se instaló provisionalmente en casa de su abuela materna, Célia Leblanc, viuda del general Solon Oriol, antiguo guerrillero fusilado por soldados del gobierno. La abuela lo colocaría como aprendiz junto a su tío Gaston Oriol, sastre de profesión; allí aprendería a cortar y a coser.

Junto a sus cinco hijos, la madre se trasladó luego a Port-au-Prince, en los límites del barrio marginal La Saline, donde ejerció su oficio de costurera. De la madre ha dicho Depestre que ella poseía el arte innato de una narradora en creole.

Por entonces Depestre continuó sus estudios secundarios en el liceo Pinchinat, en Jacmel. Pero en 1941 vino a vivir junto a su madre y hermanos en la capital, donde prosiguió sus estudios secundarios. La familia cambiaba a menudo de domicilio, pero siempre se instalaba en barrios modestos de Port-au-Prince, donde el futuro escritor podía descubrir nuevos aspectos de la vida popular.

Por esta época, Depestre tuvo como profesor de inglés al norteamericano Dewitt Peters, quien fundó en 1944 el Centro de Arte de Port-au-Prince y gracias a quien los pintores populares haitianos serían conocidos en el mundo entero.

En 1942, siendo alumno del liceo Petión en Puerto Príncipe, Depestre conoció al poeta cubano Nicolás Guillén. Invitado por Jacques Roumain, Guillén vino a hablar y a decir sus versos al aula del joven René. Sería el inicio de una amistad que duraría largos años, hasta la ruptura de Depestre con el proceso revolucionario cubano.    

En 1943 se produjo un encuentro fortuito entre Depestre y Jacques Roumain, quien le hizo conocer a los grandes escritores franceses y americanos. Al año siguiente, acompañaría al cortejo fúnebre de Roumain, a quien Depestre consideraba un "contemporáneo capital" para su apasionada generación. En esa misma época, Roumain asistió en Puerto Príncipe a la conferencia sobre lo real maravilloso americano pronunciada por el escritor cubano Alejo Carpentier, quien más tarde se convertiría en su amigo.

Fue André Bistouri, abogado progresista miembro del equipo de redacción del periódico de oposición La Nation, quien inició a Depestre en el pensamiento marxista. Pero fue sobre todo en las novelas de Malraux y de Gorki y en los poemas de  Paul Éluard y de Louis Aragon donde encontraría los primeros elementos de su ideología.

En 1945, a los diecinueve años,  Depestre logró publicar Étincelles –Destellos-, su primer poemario,  "ensayo lírico gestado en los bancos del liceo Petión", con un prefacio del novelista Edris Saint-Amand. Ese primer poemario lo hizo conocer rápidamente y tuvo el beneplácito de Jean Price-Mars, el intelectual haitiano más influyente de su época.

El dinero recibido por la venta de Étincelles permitió a Depestre fundar, junto a sus amigos Théodore Baker, Jacques Stephen Alexis, Laurore Saint- Juste, Gérald Bloncourt y Gérard Chenet el semanario  La Ruche- La Colmena- (1945-46) del que sería jefe de Redacción. Esta revista predicaba el surrealismo y llamaba al pueblo a oponerse a la tiranía del presidente Elie Lescot. Los jóvenes que se agruparon en torno a esta publicación afirmaban sus convicciones con la pasión y la seriedad propias de su edad.

En el mes de diciembre, el gobierno incautó el número especial de 1945 consagrado al surrealismo y a André Breton, quien acababa de pronunciar varias conferencias en Puerto Príncipe y había leído algunos poemas de Depestre. Estos hechos desencadenaron la insurrección de enero de 1946. Depestre formaba parte de los dirigentes de ese movimiento estudiantil revolucionario que logró derrocar al entonces presidente Elie Lescot. El ejército tomó inmediatamente el poder y Depestre, acusado de actividades subversivas, fue detenido y encarcelado, pero liberado al día siguiente. En ese período en prisión comenzó a escribir su segundo poemario, Gerbe de sang -Haz de sangre.

En ese mismo año -1946-, Depestre participó en la fundación del segundo Partido Socialista popular (PSP), de inspiración marxista, que sería prohibido dos años después, en 1948, por el gobierno de Dumarsais Estimé.

Con la intención probable de desembarazarse de un militante político demasiado intransigente, el nuevo gobierno de Estimé obtuvo para  Depeste una beca de estudios en Francia, donde se encontraban ya sus compañeros  Jacques-Stephen Alexis, becario en Paris, y Gerald Bloncourt, que se había refugiado en dicha ciudad. Para estos jóvenes, "era un exilio interminable lo que empezaba".

A su llegada a la capital francesa, Depestre fue recibido en la estación por Aimé Césaire, por entonces diputado comunista, quien le llevó directamente al local del Partido. En esta ciudad volvería a encontrarse con Jacques Stephen Alexis y entablaría amistad con los   intelectuales del movimiento de la negritud agrupados en torno a Alioune Diop y la revista Présence africaine -Presencia africana.  

Por esa época se inscribió en el Partido Comunista francés y compuso poemas a la gloria de Maurice Thorez y de Stalin. En 1947, enviado por la Federación mundial de Juventudes democráticas, participó en Praga en el Festival internacional de la Juventud y los estudiantes.

Hospedado en el pabellón de Cuba de la ciudad universitaria, Depestre continuó sus estudios de medicina que abandonaría pronto para reorientarse hacia las letras en la Sorbona y las Ciencias políticas en  Sciences-Po, entre 1946 y 1950.

En Paris, frecuentó a los poetas surrealistas franceses y a artistas extranjeros. Se reunía también con intelectuales y poetas haitianos de la época como Jean Price-Mars, Léon Laleau, y René Belance, autor del prefacio del segundo poemario de Depestre, Gerbe de sang, en 1946.

En julio de 1949 contrajo matrimonio con la periodista Edith Gombos, francesa de origen húngaro quien, bajo el seudónimo de Édith Sorel, trabajó después como corresponsal del periódico cubano Revolución. Édith aparecía en sus poemas bajo el nombre de Dito.

A lo largo del año 1950, Depestre participó activamente en los movimientos de descolonización que se desarrollaban en Francia. Después de varias advertencias, fue expulsado del territorio francés en noviembre por actividades anticolonialistas.  Encontró un asilo precario en Praga, donde se reunió con Jorge Amado, Pablo Neruda, V. Nezval, Ilya Ehrenbourg. Invitado por el poeta Nicolás Guillén, partió hacia Cuba, donde de nuevo fue detenido y expulsado por el régimen de Fulgencio Batista. Italia y Francia le negaron el permiso de residencia, por lo que partió hacia Austria, luego a Chile, Argentina, Brasil. En Chile permaneció el tiempo suficiente para organizar, junto a Pablo Neruda y Jorge Amado, el Congreso continental de Cultura.

De regreso a Paris en 1956, frecuentó a otros intelectuales haitianos, entre los cuales  Jacques-Stephen Alexis. En ese año participó en el primer Congreso de escritores y artistas negros organizado por Présence Africaine en septiembre. Allí predicó el universalismo desde una posición que se oponía a una concepción estrecha de la negritud. Colaboró también con Présence Africaine y otras revistas de la época como Esprit y Lettres françaises. En 1957, tras once años de ausencia, regresó a Haiti. En ocasión de un encuentro con el dictador François Duvalier, se negó a cooperar con la "papadocracia". Poco después, en una conferencia pronunciada en la Sociedad nacional de arte dramático, lanzó a sus compatriotas un llamado a la resistencia, tras lo cual fue sometido a vigilancia estricta por parte del régimen. Cada noche escuchaba Radio Rebelde, la voz de la guerrilla cubana desde la Sierra Maestra, ya que el proceso insurreccional cubano le hacía soñar con un mundo de esperanza.   

En marzo de 1959 partió hacia Cuba, invitado por Che Guevara y por Nicolás Guillén. Allí se incorporó plenamente a la construcción de la nueva sociedad como periodista, poeta, maestro, hombre de radio y de acción. Enseñó en la Universidad de la Habana y desempeñó numerosas funciones. (Ministerio de Relaciones exteriores, Ediciones nacionales, Consejo nacional de Cultura, Radio Habana-Cuba, Casa de las Américas, miembro del Comité preparatorio del Congreso cultural de la Habana, en 1967). Paralelamente a sus actividades oficiales, recorrió varios países (URSS, China, Vietnam, entre otros) y participó en el Festival panafricano de Argel de 1969, donde conoció al escritor congoleño Henri Lopes, que volvería a encontrar más tarde en las oficinas de la UNESCO.

A lo largo de sus diversas peregrinaciones y exilios y de su estancia en Cuba,  Depestre siguió produciendo una obra poética importante. Su poemario más célebre es probablemente Un arc-en-ciel pour l'Occident chrétien –Un arcoiris para el Occidente cristiano- (1967), donde se mezclan la política, el erotismo el vodú, temas que atraviesan toda su obra. Poète à Cuba –Poeta en Cuba- (1973) es una suerte de mirada personal del autor sobre la evolución de la revolución cubana y el balance de los años que pasó en Cuba.

En 1978 Depestre rompió con la experiencia cubana y regresó a Paris, donde trabajó en la Secretaría de  la UNESCO. En 1979 salió a la luz en Paris Le Mât de Cocagne- El palo ensebado-,  su primera novela. En 1981, publicó Alléluia pour une femme-jardin –Aleluya para una mujer-jardín, recopilación de diez noveletas que obtuvo el premio Goncourt de Noveleta en 1982.

En 1986 Depestre dejó la UNESCO para retirarse al departamento francés de Aude. En 1988, publicó Hadriana dans tous mes rêves, -Hadriana en todos mis sueños-, novela que recibió numerosos premios literarios entre los cuales se encuentra el premio Théophraste Renaudot, el premio de la Sociedad de la Gente de Letras, el premio Antígona de la ciudad de Montpellier y el premio de novela de la Academia real de lengua y literatura francesas de Bélgica.

El escritor obtuvo la nacionalidad francesa en 1991. Depestre ha continuado acumulando honores, en particular el premio Apollinaire de poesía por su Anthologie personnelle –Antología personal- (1993) y el premio italiano Grisane por  la adaptación de Mât de Cocagne –El palo ensebado- al teatro en 1995. Ha sido merecedor de varias becas (Bourse du Centre National du Livre –Beca del Centro nacional del libro– en 1994 y Guggenheim en 1995). Es el protagonista del documental  de Jean-Daniel Lafond hecho en Montreal, Haïti dans tous nos rêves – Haiti en todos nuestros sueños- (1996).

Depestre ha publicado igualmente ensayos importantes. Bonjour et adieu à la négritude –Buenos días y adiós a la negritud- es una reflexión sobre su posición ambivalente frente al movimiento de la negritud concebido por Senghor, Césaire y Damas. Rebelde a este concepto en su etapa de juventud –ya que lo asociaba al existencialismo étnico- , mas tarde reconoció su alcance histórico y pudo situar al movimiento en la historia de las ideologías mundiales. Volvió a tocar este tema en sus dos textos: Ainsi parle le fleuve noir –Así habla el río negro- (1998) et Le métier à métisser (1998).

En el año 2005 Depestre regresó a Haiti, tras cuarenta y cinco años de ausencia. En esa ocasión pronunció una conferencia en el Instituto francés de Haiti, antes de seguir viaje a Guadalupe y Martinica.

René Depestre vive actualmente junto a su segunda esposa, cubana, en Lezignan-Corbières, un pequeño pueblo del departamento de Aude, en el sur de Francia. Ya no escribe obras de ficción, pero trabaja en su autobiografía.  

 

Bibliografía activa

Poesía:

Étincelles. Port-au-Prince: Imprimerie de l'État, 1945.

Gerbe de sang. Port-au-Prince (1946) Imprimerie de l'État. Étincelles suivi de Gerbes de sang. Port-au-Prince: Presses Nationales d'Haïti, 2006.

Végétation de clartés. (préface d'Aimé Césaire). Paris: Seghers, 1951

Traduit du grand large. Paris: Seghers,1952

 Minerai noir. Paris: Présence Africaine,1956

 Journal d'un animal marin. Paris: Seghers, 1964

Un Arc-en-ciel pour l'Occident chrétien. Paris: Présence Africaine, 1967 

Cantate d'octobre (édition bilingue). La Havane: Institut du Livre; Alger: SNED, 1968

 Poète à Cuba. (préface de Claude Roy). Paris: Oswald,1976

En état de poésie. Paris: Éditeurs Français Réunis, 1980 

Au matin de la négritude. (préface de Georges-Emmanuel Clancier). Paris: Euroediteur, 1990

Journal d'un animal marin (choix de poèmes 1956-1990). Paris: Gallimard, 1990 

Anthologie personnelle. Arles: Actes Sud, 1993

"Adieu à la Révolution" et "En fils créole de la francophonie". In: Écrire la «parole de nuit»; la nouvelle littéraire antillaise. Paris: Gallimard (folio, essais): 53-55; 56-57, 1994 

Non-assistance à poètes en danger (recueil). Préface de Michel Onfray. Paris: Seghers, 2005 

Rage de vivre: oeuvres poétiques complètes. Paris: Seghers,  528 p, 2007 

Prosa

Pour la révolution pour la poésie. (essai)  Montréal: Leméac, 1974 

Le Mât de Cocagne. (roman)  (1979) Paris: Gallimard ; folio, 1998.

Bonjour et adieu à la négritude. (essai)  (1980), Paris: Laffont, 1989.

Alléluia pour une femme-jardin. (récits) (1981), Paris: Gallimard;  folio, 1986, 1990.

Hadriana dans tous mes rêves. (roman)  (1988), Paris: Gallimard;  folio 1990.

Éros dans un train chinois. (nouvelles)  (1990), Paris: Gallimard;  folio, 1993.

"Les aventures de la créolité, lettre à Ralph Ludwig". Écrire la «parole de nuit»; la nouvelle littéraire antillaise. (1994), Paris: Gallimard (folio, essais): 159-170.

"La mort coupée sur mesure". Noir des Îles (collectif). (1995) Paris: Gallimard: 95-126.

"Vive la lecture". En quête du livre (collectif). Paris: Paroles d'aube, 1997 

Ainsi parle le fleuve noir. Paris: Paroles d'Aube (Inventaire), 1998

Le Métier à métisser. (essai)  Paris: Stock, 1998

Comment appeler ma solitude. Paris: Stock, 1999 

Encore une mer à traverser. Paris: La Table Ronde, 2005

L'Oeillet ensorcelé et autres nouvelles. Paris: Gallimard, 2006 

Entrevistas

"Parler de Jacmel". Propos recueillis à Montréal par Etzer Depestre (mars 1989). Edité à Port-au-Prince, 1989.

"France Reads Haiti: An Interview with René Depestre". Interview avec Joan Dayan (trad., J. Dayan). Yale French Studies 83 (1993): 136-153.

"Deux fers au feu". Entretien avec Lise Gauvin. L'écrivain francophone à la croisée des langues. Paris: Karthala, 1997: 71-95.

"Quel nom donner à ma solitude?" Entretien avec Camille Paulet et Vincent Grégoire. Dérades (Guadeloupe), juin 1998.

"Lire la Caraïbe". Propos recueillis par Michel Sender. Espaces Latinos (Lyon) 157 (octobre 1998).

"'Als Haïti nietbestond op cultureel gebied, zou er over Haïti helemaal niet worden gesproken': René Smeets interviewt René Depestre". Gierik (Anvers) 89 (Winter 2005): 47-65.

Bibliografía pasiva

Antoine, Régis: "René Depestre", Rayonnants écrivains de la Caraïbe, Paris: Maisonneuve et Larose, 1998.

Batraville, Dominique: "Les quatre vérités de l'écrivain René Depestre", Haiti Press Network (10 mars 2005).

Bellefleur, Pierre Maxwell: "La nouvelle haïtienne – témoin d'une époque", Écrits d'Haïti: Perspectives sur la littérature haïtienne contemporaine (1986-2006). Nadève Ménard, éd. Paris: Karthala, 2011: 259-269.

Bonniol, Jean-Luc: "Entretien avec René Depestre". Gradhiva 1 (2005): 38.

Brincourt, André: "Haïti, larguer les amarres: Richard Jorif et René Depestre". Langue française, Terre d'accueil. Paris: Éditions du Rocher, 1997: 81-82.

Cailler, Bernadette: "L'efficacité poétique du vaudou dans Un Arc-en-ciel pour l'Occident chrétien". The French Review 53.1 (1979).

Césaire, Aimé: "Réponse à Depestre, poète haïtien (Eléments d'un art poétique)". Présence Africaine (1955).

Chanda, Tirthankar: "La Bibliothèque de René Depestre",  RFI Service Pro, 6 août 2004.

Constant, Isabelle: "Le lieu onirique dans Hadriana dans tous mes rêves de René Depestre = El espacio onírico en Hadriana dans tous mes rêves de René Depestre". Francofonía 7 (1998): 85-106.

Couffon, Claude: René Depestre, Paris: Seghers (Poètes d'aujourd'hui), 1986.

Crosley, Bernadette Carré: Haïtianité et mythe de la femme dans Hadriana dans tous mes rêves, de René Depestre. Montréal: CIDIHCA, 1993.

Dalembert, Louis-Philippe: "René Depestre au détour de ses rêves", Notre Librairie 133 (janvier-avril 1998).

Dayan, Joan: "France Reads Haiti:  René Depestre's Hadriana dans tous mes rêves". Yale French Studies 83 (1993): 154-175.

Delpêche, Bernard: Magouilles d'une esthétique: René Depestre et le vodou, Postface de Marc Albert-Levin. Paris: Caractères, 2005.

Depestre, Etzer: Entretiens avec René Depestre, Port-au-Prince: Etzer Depestre, s.d.

Durand, André: "René Depestre", Comptoir littéraire, www.comptoirlitteraire.com

Elvira Rodríguez, Adoración et Joëlle Guatelli-Tedeschi: "Entrevista a René Depestre", El intelectual y su memoria,Granada: Universidad de Granada, 2008.

Fossey, Jean-Michel: "Entretien avec René Depestre", Hors Jeu (Épinal), mai 1991, p. 27.

Gobeil, Madeleine: "Le petit lutin du dixième étage", discours repris dans Le Métier à métisser de René Depestre (Paris: Stock, 1998): 231-236.

Gyssels, Kathleen: " Tu eres Cubano más': het revolutionaire schrijven van René Depestre". Gierik (Anvers) winter 2004: 69-76.

Jonassaint, Jean, Le pouvoir des mots, les maux du pouvoir, Paris: Arcantère / Montréal: Presses de l'Université de Montréal, 1986.

Jonassaint, Jean: "René Depestre, le nomade enraciné", Le Devoir (Montréal), Repris dans Le Métier à métisser de René Depestre (Paris: Stock, 1998): 237-247.

Kundera, Milan: "Beau comme une rencontre multiple", L'Infini 34 (été 1991): 50-62.

Kundera, Milan: Une rencontre, Paris: Gallimard, 2009.

Leconte, Frantz-Antoine: "René Depestre par lui-même", entretien (1995). Île en île, 2003.

Leiner, Jacqueline: "René Depestre ou du surréalisme comme moyen d'accès à l'identité haïtienne dans Un Arc-en-ciel pour l'Occident chrétien". Romanische Forschungen 89.1 (Erlangen, RFA, 1979).

Magnier, Bernard et Priska Degras: "Les mots-jardins de René Depestre", Notre Librairie 104 (janvier-mars 1991): 37-44.

Munro, Martin: "Exile, Deterritorialization, and Exoticism in René Depestre's Hadriana dans tous mes rêves". Journal of Haitian Studies 9.1 (Spring 2003): 23-38.

___________: Exile and Post-1946 Haitian Literature: Alexis, Depestre, Ollivier, Laferrière, Danticat. Liverpool: Liverpool University Press, 2007.

___________: Shaping and Reshaping the Caribbean: the Work of Aimé Césaire and René Depestre, Leeds: Maney Pub., 2000.

Salien, Jean-Marie: "Croyances populaires haïtiennes dans Hadriana dans tous mes rêves de René Depestre", The French Review 74.1 (October 2000): 82-93.

Šopova, Jasmina: Rencontre avec René Depestre, UNESCO, 2006.

Spear, Thomas C: "Jouissances carnavalesques: représentations de la sexualité"  Penser la Créolité. Madeleine Cottenet-Hage et Maryse Condé, éds. Paris: Editions Karthala, 1995: 135-152.

Vitiello, Joëlle: "René Depestre", Île en île, 25 octobre 2008.