Ramón Zambrana

Medicina, Cuba

Ramón Zambrana Valdés (1817-1866). Uno de los grandes precursores y forjadores de la medicina y cultura cubanas en el siglo XIX. Cofundador de la Academia de Ciencias y de la primera revista médica cubana.

Nació en La Habana, el 10 de julio de 1817. Tras hacer sus estudios primarios y secundarios con brillante aprovechamiento, en 1833 matriculó la Carrera de Medicina en la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, (Universidad de La Habana). Hizo su práctica en los hospitales de San Ambrosio y de Caridad de San Felipe y Santiago; en 1839 alcanzó los grados de bachiller en Medicina y licenciado en Cirugía.

En 1843 logró el título de licenciado en Medicina y, el 9 de diciembre de 1846, se convirtió en el primer cubano graduado de doctor en Medicina y Cirugía en la Universidad de La Habana, luego de su secularización en 1842. Y si su título en tal categoría fue el primero, después él también fue una de las columnas principales de ese centro de altos estudios, no solo por los cargos que ocupó, sino por su elevada eficacia que lo hizo acreedor a la más alta estimación de sus compañeros y discípulos.

Durante un año profesó la Cátedra de Física como sustituto en las academias dominicales, de las cuales llegó a ser su director. Explicó un curso de Botánica y otro de Química y también desempeñó las asignaturas de Patología Interna y de Patología Externa, así como las de Fisiología y Obstetricia. En dos años fue por oposición y en propiedad disector anatómico y después catedrático propietario de Medicina Legal, Higiene Pública, Toxicología e Historia de la Medicina. Durante tres cursos ejerció el cargo de vocal de los exámenes de admisión y juez en cinco oposiciones a cátedras de Medicina. Se distinguió por su fácil y sugestiva dicción, sus lecciones resultaron notables por su precisión y elocuencia, lo que hacía que su enseñanza fuera tan fructífera como agradable.

De modo simultáneo y con el mismo entusiasmo y eficacia, desempeñó cinco años la Cátedra de Filosofía en el Colegio Seminario de San Carlos y fungió como cirujano auxiliar del Hospital de San Juan de Dios, del cual fue más tarde síndico administrador. A estas importantes ocupaciones unió su condición de miembro muy distinguido de la Sociedad Económica de Amigos del País de La Habana, de la Junta de Fomento, de la Caridad, Instrucción Pública, Liceo Artístico y Literario y la integración de numerosas comisiones en la Casa de Beneficencia, el Asilo de Artes y Oficios, el Real Consulado, el Instituto de Investigaciones Químicas de La Habana y el Jardín Botánico Nacional.

Ramón Zambrana fue redactor y colaborador de numerosas publicaciones científicas y literarias de su época y fundó varias de las más importantes; entre ellas, el Repertorio Médico Habanero, la primera revista médica cubana, junto con el doctor Nicolás José Gutiérrez, y el Repertorio Económico de Medicina, Farmacia y Ciencias Naturales. Fue notable el número de asuntos sobre los cuales escribió: ciencias, filosofía, religión, literatura y educación.

Otro género que cultivó fue la poesía, en la cual —como en la prosa— procuró siempre que la idea grande y noble tuviera más relieve que la belleza de la forma, sin que esta pudiera resentirse de abandono o descuido. En tal sentido procede hacer referencia al canto épico que compuso en unión de su esposa, la renombrada poetisa Luisa Pérez de Zambrana, con el título La colombiada, en el cual destacó las glorias que le merecían el almirante Cristóbal Colón. Su primer poema lo había dedicado al médico que en su niñez le hizo la operación de labio leporino. Varias de sus composiciones poéticas se tradujeron al idioma francés y casi todas recibieron una crítica favorable.

Creyente convencido, profesó la religión cristiana con una fe inquebrantable, la cual iba a la par de su patriotismo. Para él, el bien y la prosperidad de su país natal constituyeron una preocupación constante. Por eso figuró en primera línea en todas las instituciones que significaran progreso y también por eso se vio desde 1840 junto a su venerado maestro Nicolás José Gutiérrez en la lucha incesante de este por fundar una Academia de Ciencias Médicas.

Cuando en 1861 se logró la materialización del proyecto con la fundación de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, se le dio la responsabilidad de confeccionar su Reglamento. La trascendencia de su labor en la organización de esa corporación resultó de tal envergadura, que tras su inauguración le fue conferido el cargo de secretario. Desde ese puesto fue muy encomiable su trabajo y los servicios que allí prestó en general, lo hicieron merecedor de que tiempo después se le otorgara el honroso título de Académico de Mérito.

A modo de síntesis puede afirmarse que Zambrana olvidó su bien propio y se consagró al bien de los demás. Prueba de ello es que falleció pobre el 18 de mayo de 1866, poco antes de cumplir los 49 años de edad. Su cadáver permaneció tendido durante dos días en el Aula Magna de la Universidad, como muestra palpable de la admiración y el respeto de que era acreedor. Otra prueba de esa consideración fue la colecta pública que hizo su pueblo agradecido para ayudar a sus familiares.

 

Bibliografía activa

Lecciones de Higiene explicadas [s.e.], La Habana, 1848.

Obras literarias, filosóficas y científicas, La Cubana, La Habana, 1858.

"Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Isla de Cuba. Apuntes para su historia", en Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, 1: 31-36, 1864.

"Discurso de inauguración de la Academia de Ciencias de La Habana", en Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, 1: 168-170, 1864.

Trabajos académicos, Imprenta La Intrépida, La Habana, 1865.

La bóveda celeste, Imprenta La Antilla, La Habana, 1866.

Bibliografía pasiva

Calcagno, Francisco: Diccionario Biográfico Cubano, Imprenta y Librería de N. Ponce de León, Nueva York, 1878.

Camío, Manuel: "Ramón Zambrana, médico, poeta y literato. Biografía del insigne cubano", en Zambrana, Mailleén: Los Zambrana, t. 1, pp. 157-161, P. Fernández, La Habana, 1953.

Delgado García, Gregorio: "Ramón Zambrana Valdés", en Revista de Ciencias Médicas de La Habana [en línea] 2008; 14 (3). Disponible en: http://www.cpicmha.sld.cu/hab/vol14308/hab19308.html

Díaz Barreiro, Francisco: Miembros fundadores de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana (síntesis biográfica), Editorial Academia, La Habana, 1983.

Índice biográfico de los miembros de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, Compañía Editora de Libros y Folletos, La Habana, 1942.

López Espinosa, José Antonio: "El doctor Ramón Zambrana Valdés y el Repertorio Económico de Medicina, Farmacia y Ciencias Naturales", en Revista Cubana de Salud Pública, 25 (1): 86-93, La Habana, 1999.

Mestre Domínguez, Antonio: "Discurso con motivo de la muerte del Dr. Ramón Zambrana", en Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, 2: 492-493, 1866.

Montoro Saladrigas, Octavio: "La medicina en Cuba", en Publicaciones Unidas, 166-173, La Habana, 1954.

Roldán Olearte, Esteban: Cuba en la mano, Úcar, García, La Habana, 1940.

Rosaín, Domingo: Necrópolis de La Habana. Historia de los cementerios de esta ciudad, Imprenta El Trabajo, Habana, 1875.

Zayas, Joaquín de: "Elogio del Dr. Ramón Zambrana", en Anales de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, 3: 24-34, 1866.