Ramón Arano Bravo

Deporte, México

Ramón Arano Bravo (1939-2012). Atleta veracruzano de larga carrera. Considerado uno de los lanzadores más completos del béisbol mexicano de todas las épocas.

Ramón Arano Bravo nació en Loma de la Palmilla, municipio de Tierra Blanca (Estado de Veracruz), el 31 de agosto de 1939. Siendo muy joven emigró a la zona cañera de Cosamaloapan, donde se aficionaría al béisbol a través de los juegos de la Liga Invernal Veracruzana. Fue Chaperita Medina, un lanzador veracruzano zurdo, al que muchos por su apariencia y forma de hablar confundían con cubano, quien inició y brindó importantes lecciones a Ramón Arano en sus primeras incursiones en los diamantes de béisbol de la época. A sus quince años de edad, tras lanzar varias entradas en la Liga de la Cuenca del Papaloapan, pasó al campo de entrenamiento de los Petroleros de Poza Rica, novena profesional de Liga Mexicana.

En 1957, tras ser rechazado por este equipo de pelota, se le dio la oportunidad de jugar para los Tigres de Alejo Peralta, organización de reciente expansión que, a sólo cinco años de surgida, lograba el campeonato de la Liga Mexicana de la mano de Beto Avila, recién llegado de las Grandes Ligas. En 1959, Arano logró por fin su objetivo de jugar como pelotero profesional con los Petroleros de Poza Rica, quien concluyó la temporada con un récord de ocho juegos ganados y nueve perdidos, y 4.47 en carreras limpias admitidas. Esos resultados le merecieron ser reconocido como el novato del año de la Liga. Al jugar con el conjunto de Poza Rica, tuvo contacto con grandes peloteros como "Cochihuila" Valenzuela, Chuck Genovese y Pepe Bache, quien fue su primer manager. Pero su estancia en Poza Rica fue breve. Pasó de inmediato al Águila de Veracruz, con el cual terminó la temporada de la mano de Santos Amaro, el manager cubano que explotó sus cualidades al máximo. Cuando lanzaba para el Águila de Veracruz, la tribuna del Parque Deportivo Veracruzano se colmaba de público proveniente de la Cuenca del Papaloapan, Tlacotalpan, Cosamaloapan, Tierra Blanca, para ver lanzar al hijo pródigo del Sotavento, convertido en el pitcher estrella  del Águila de Veracruz.

Ramón Arano, que llegó a ser ampliamente conocido en el medio beisbolero mexicano como "El tres patines", por su atropellada forma de hablar, semejante a la del protagonista de la popular serie radiofónica cubana, jugó para el Águila de Veracruz de 1959 a 1962. Luego de estar por breve tiempo en el campo de entrenamiento de los Astros de Houston, pasó, fue traspasado a José Marrón, dueño de los Diablos Rojos del México, quien pagó por su firma cien mil dólares. Entonces defendió los colores escarlatas de esta famosa y popular novena en que desplegó lo mejor de su talento logrando triunfos excepcionales y brindando autenticas joyas de pitcheo a la fanaticada del equipo rojo.

Con los "pingos" jugó ininterrumpidamente hasta 1971. Aquí compartió créditos con formidables peloteros con quienes saboreó las mieles del éxito y la popularidad como "Leo" Rodríguez, Ramón "Diablo" Montoya, Alfredo "Zurdo" Ortiz, Miguel "Becerril" Fernández, Francisco "Paquín" Estrada, Alberto Joachín, entre muchos otros.

Teniendo un paso fugaz con Saraperos de Saltillo, para el año de 1972 y durante las siguientes siete temporadas restantes fue parte fundamental del equipo ganador de los Cafeteros de Córdoba de Chara Mansur. Este era un equipo de tradición en la pelota nacional, que en su temporada de retorno, después de muchos años de ausencia, fue campeón de la mano de otros estupendos peloteros como Silvano Quezada, Many Álvarez, "Jungla" Salinas, dirigidos por el timonel veracruzano Mario "Toche" Peláez. En este año del campeonato sus números fueron 13 victorias por 13 derrotas obteniendo un aceptable 3.65 en carreras limpias admitidas.

Para el año de 1980 Cafeteros se convirtió en "Broncos" de Reynosa y Arano rindió fidelidad a la franquicia de los Mansur. Un año después retornó a los Diablos Rojos y de ahí continuó con Coatzacoalcos, Águila, Tabasco, Córdoba y cerraría su carrera jugando en el puerto de Veracruz con el Águila.

Sus colegas beisbolistas, cronistas deportivos y especialistas de la pelota caliente nunca pudieron responder porque el privilegiado brazo derecho de Arano no fue llevado a grandes ligas. Su jerarquía arriba del montículo fue garantía triunfadora para directivos que contrataron al estelar lanzador veracruzano. En distintas ocasiones enfrentó a la elite de aporreadores que venían con impresionantes credenciales ligamayoristas y el brazo del "Tres patines" se imponía mostrando frecuentemente su impresionante estatura que bien pudo brillar con luz propia en el beisbol organizado de los Estados Unidos.

Una de las hazañas más recordada de Arano ocurrió en el año de 1968, cuando los Yankees de Nueva York visitaron nuestro país para realizar una serie de partidos de exhibición contra clubes nacionales. No era la primera vez que novenas ligamayoristas venían a México a impulsar el desarrollo del beisbol nacional. Desde los años treinta del siglo XX ya habían hecho su aparición clubes plagados de estrellas del entonces beisbol segregacionista norteamericano. En aquella tarde espléndida de 1968 el espectacular y rebosante Parque del Seguro Social de la capital del país, fue testigo de la calidad de Ramón Arano al abanicar en tres ocasiones a Mickey Mantle, pelotero estrella del club neoyorquino y del beisbol de las  ligas mayores de todos los tiempos. En este año Arano obtuvo un extraordinario 2.02 en carreras limpias admitidas en la liga de verano, el mejor porcentaje de toda su carrera deportiva.

Ramón Arano es considerado el hombre récord de la Liga Mexicana de beisbol por sus 32 temporadas arriba del montículo y sus impresionantes números de por vida. Triunfó en 334 ocasiones y recibió 264 reveses, manteniendo un 3.26 en carreras limpias admitidas en 811 partidos en que intervino. Lanzó 4773 innings y un tercio, completando un total de 297 juegos y obtuvo un total de 57 blanqueadas. Ponchó a 2 380 contrincantes, recibió 262 jonrones y otorgó 1 183 bases por bola; dio 163 bases intencionales, golpeó a 101 bateadores, tuvo 144 wild pitchs. Sus mejores campañas en ganados y perdidos fueron las de 1961, 1962 y 1963, con 11-3, 17-6 y 13-4 respectivamente.

Los más importantes años como pitcher triunfador los tuvo en 1978 y 1979 en donde alcanzó 19 victorias en cada campaña jugando para los Cafeteros de Córdoba, en donde además obtuvo 2.51 y 2.34 en porcentaje de carreras limpias admitidas respectivamente. Al club que más le ofrendó su talento ganador fue a los Diablos Rojos del México para quienes jugó 11 temporadas, logrando un total de 139 victorias. En la Liga Mexicana del Pacífico fue brazo estelar de los Venados de Mazatlán y Naranjeros de Hermosillo, entre otros; lanzó 252 partidos, ganó 89 y recibió 88 descalabros, pitcheó 1541 innings, ponchó a 973 bateadores y tuvo 2.83 en carreras limpias.

Ramón perduró más de tres décadas como pelotero profesional, entre otras cosas, por su mesurado ejercicio de la vida y por el compromiso deportivo que asumió desde novato al encontrarse con Dan Bankhead, un toletero norteamericano de quien aprendió el valor del respeto hacia la profesión. A últimas fechas Ramón Arano continuaba escribiendo su propia historia enseñando beisbol como el maestro que era; entrenaba prospectos en el puerto de Veracruz, lugar al que llevó en lo más hondo de su corazón. Esta bella ciudad la eligió para radicar, vivir y morir. En el 2012 estuvo al frente de los Marlines de Boca del Rio de la Liga Invernal Veracruzana, a quienes metió al play off. En esta misma temporada fue objeto de un sentido homenaje en que se subrayó su coraje, calidad y pundonor que le caracterizaron en el curso de su brillante carrera deportiva. Falleció el 5 de mayo de 2012.

 

Bibliografía

Delgado, Ana Laura (coord.): Córdoba, imágenes de su historia, Universidad Veracruzana, México, 2000.

Martínez Sánchez, Marco Aurelio: Santa Rosa, Veracruz y el beisbol. Historia e historias hasta 1950, Fondo Mendocino para la Cultura y las Artes, México, 2003.

Mejía, Eduardo y Mejía Eguiluz, Diego:  México y el beisbol, Archivo del beisbol-Fundación Alfredo Harp Helú, México, 2009.

Treto Cisneros, Pedro (ed.): Enciclopedia del beisbol mexicano, octava edición, México, 2005.