Oscar Arias

Política, Costa Rica

Óscar Arias Sánchez Cortés (1940). Político y abogado costarricense. Dos veces presidente de Costa Rica. Premio Nobel de la Paz en 1987. 

Oscar Arias nació en Heredia, Costa Rica, el 13 de septiembre de 1940. Descendiente de una de las familias más ricas del país dedicada al cultivo del café y la cría de ganado. La hacienda de su abuelo materno Julio Sánchez Lépiz, en Guanacaste, era una de las más extensas del país. Sus padres fueron el abogado Juan Rafael Arias Trejos y la señora Lilliam Sánchez Cortés. 

Su padre había sido diputado nacional y estuvo postulado como candidato a la Vicepresidencia de la República en una ocasión; y el abuelo paterno, Juan Rafael Arias Bonilla, fue secretario de Hacienda durante la presidencia de Alfredo González Flores entre 1914 y 1917. 

Arias estudió la primaria y la secundaria en exclusivos centros privados de la ciudad de Heredia y en San José, la capital del país. Obtuvo el título de bachiller en el colegio Saint-Francis. Inició sus estudios universitarios en Medicina, en el Harvard Medical School de Boston, pero en 1961 retornó al país centroamericano e ingresó en la Facultad de Derecho y Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica (UCR), donde se graduó de abogado, trabajando como profesor de Ciencias Políticas, entre 1969 y 1972 en esa Universidad. En 1971 obtuvo el Premio Nacional de Ensayo Aquileo Echevarría con un libro, basado en su tesis de licenciatura, titulado Grupos de presión en Costa Rica

Con posterioridad, se trasladó al Reino Unido con una beca del gobierno británico para formarse en la London School of Economics and Political Science (LSE) y en la Universidad de Essex en Colchester, donde se doctoró en Ciencias Políticas en 1974. Su tesis se tituló ¿Quién gobierna en Costa Rica? y fue publicada dos años después.

Desde muy joven sobresalió por sus elocuentes discursos políticos como miembro del Partido de Liberación Nacional (PLN) de Costa Rica. Con menos de treinta años, y ya con cierto renombre académico, pasó a trabajar como asesor financiero en el gobierno de José Figueres Ferrer, el fundador del PLN.  

Durante el gobierno de Figueres y de su sucesor Daniel Oduber, y extendidos hasta 1978, Arias fue Ministro de Planificación y Política Económica, sentando las bases del Plan Nacional de Desarrollo de Costa Rica. También fue diputado por la provincia de Heredia entre 1978 y 1982 y secretario general del PLN desde julio de 1979. Desde la dirección del partido contribuyó dos años después a la elección a la primera magistratura del país de su correligionario Luis Alberto Monge para el período 1982-1986. En 1979, Arias había publicado Nuevos rumbos para el desarrollo costarricense.

En las siguientes elecciones generales, Oscar Arias, esgrimiendo el lema “Construir el camino del futuro”, ganó por primera vez la presidencia de la República para el periodo 1986-1990 al derrotar al socialcristiano Rodrigo Carazo Odio. Desde el punto de vista interno, Arias continuó durante su mandato la política neoliberal de los gobiernos que le habían precedido, para lo cual firmó en 1989 con el Banco Mundial el II Programa de Ajuste Estructural (PAE II), a la vez que conseguía desarrollar una exitosa negociación de la deuda pública de Costa Rica. También logró impulsar la construcción de viviendas, en especial para los sectores populares. Pero el desafío más serio de su gobierno era el creado por la grave situación de la región centroamericana.

Arias había llegado al poder en medio de la agudización de la crisis centroamericana provocada por la política intervencionista del gobierno de Estados Unidos, encabezado por Ronald Reagan, que se proponía derrocar la revolución sandinista en Nicaragua y aplastar a sangre y fuego el auge del movimiento revolucionario en esa zona sobre todo en El Salvador y Guatemala. Esta situación desestabilizaba a la propia Costa Rica, que había proclamado su neutralidad permanente y una política pacifista, amenazando con arrastrarla, bajo la permanente presión norteamericana, al conflicto centroamericano. Al mismo tiempo, el clima de tensión existente afectaba la economía tica, pues la inestabilidad regional desestimulaba las inversiones y frenaba el crecimiento económico.

En ese difícil escenario, Oscar Arias hizo pública su Proclama de Neutralidad, que ratificaba la política del gobierno anterior de Monge, que la había lanzado en 1983, facilitando la formación del Grupo de Contadora y el Plan de Esquipulas (mayo de 1986). Para buscar una salida a la grave situación, y con el visto bueno de Estados Unidos, Arias decidió darle un papel más activo a la política exterior costarricense, lo que comenzó cuando realizó un viaje por los países de Centroamérica y de América del Sur, invitando personalmente a varios mandatarios  a su toma de posesión.

En esa ocasión, nueve presidentes latinoamericanos se reunieron en San José y el nuevo mandatario tico, Oscar Arias, aprovechó para convocar a una alianza continental para la búsqueda de una solución pacífica a los problemas de la convulsa región. En febrero de 1987 Arias lanzó la iniciativa titulada “Una hora para la paz”, que fue interpretada por muchos como un plan concebido y orientado por el propio gobierno de Estados Unidos con vistas a liquidar, por la vía no militar, a la Revolución Sandinista y desarmar al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador y la Unión Revolucionaria Nacional de Guatemala (URNG). 

A pesar de existir sospechas sobre las verdaderas intenciones de las propuestas negociadoras de Arias, conciliadas con Estados Unidos, se llegó, entre el 6 y el 7 de agosto de ese mismo año, a un acuerdo avalado por todos los presidentes centroamericanos, incluyendo a Daniel Ortega de Nicaragua, que sería conocido como Esquipulas II y que algunos denominaron Plan de Paz de Arias. Los acuerdos, finalmente se concretaron en el documento “Procedimiento para establecer la paz firme y duradera en América Central”, que facilitó el proceso para terminar el sangriento conflicto centroamericano. El papel de Arias en este resultado fue reconocido a fines del propio año al otorgársele el Premio Nobel de la Paz.

Oscar Arias destinó la gratificación monetaria de su Nobel para crear la Fundación Arias para la Paz y el Progreso Humano, la que estableció tres programas: para el Progreso Humano, dirigido a promover la igualdad de oportunidades para las mujeres en todos los sectores de la sociedad centroamericana; para la Participación Organizada, para promover el cambio en la orientación filantrópica en América Latina; y para la Paz y la Reconciliación, en pro de la desmilitarización y la resolución de conflictos en el mundo en vías de desarrollo. También Arias se dedicó, en su condición de expresidente, a promover la reducción de la carrera armamentista y a dar conferencias sobre el tema, participando de manera muy activa en numerosos foros mundiales.

En el 2003 la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica aprobó una reforma de la Constitución que facultaba a los ex presidentes de la República a optar de nuevo al cargo. Para algunos políticos costarricenses, entre ellos el ex presidente Monge, detrás de esta decisión estaba la influencia de Arias, quien aspiraba a retornar al poder.

En efecto, en febrero de 2006, Arias resultó electo por segunda vez a la presidencia de la República por el PLN al obtener el 40.82% de los sufragios, para un mandato que se extendió hasta el 2010. Su segundo periodo de gobierno careció de la resonancia de su anterior presidencia, aunque continuó su tradicional proyección internacional de tácito aliado de Estados Unidos y la política neoliberal.

Oscar Arias ha recibido decenas de reconocimientos y doctorados honorarios de numerosas universidades como Harvard, Princeton, Dartmouth, Oberlin College, Marquette y Washington University en St. Louis. Ha sido galardonado también con el Premio de la Paz Martin Luther King Jr., la Medalla de la Libertad de Filadelfia, el Premio Jackson Ralston, el Premio Príncipe de Asturias, el Premio Humanitario Albert Schweitzer y el Premio de las Américas.

Es miembro de las Juntas Directivas del Centro Internacional de Derechos Humanos y de Desarrollo Democrático (ICHRDD) y de Economistas Aliados por la Reducción de Armas (ECAAR). Además integra la Junta del Inter Action Council, de la Red Internacional de Negociación del Centro Carter, del Centro Peres para la Paz, del Grupo de Crisis Internacional (ICG), y de Transparencia Internacional; la Comisión sobre la Gobernabilidad Global, el Instituto Internacional de Estocolmo para Investigaciones sobre la Paz (SIPRI) y actualmente la Comisión Mundial Independiente sobre los Océanos, y del Comité Olímpico Internacional 2000 (IOC 2000). Es miembro activo del Diálogo Interamericano, de la Sociedad para el Desarrollo Internacional y Crear 21, Foro Asahi.

 

Bibliografía activa

Grupos de presión en Costa Rica, Ed Costa Rica, San José, 1971.

¿Quién gobierna en Costa Rica?, Editorial Universitaria Centroamericana, San José, 1976.

Democracia, independencia y sociedad latinoamericana, Centro de Estudios Democráticos de América Latina, CEDAL, San José, 1977.

Nuevos rumbos para el desarrollo costarricense, Editorial Universitaria Centroamericana, San José, 1980.

Arias, Oscar y Frieden Für Zentralamerika: Paz para Centroamérica, CEDAL, San José, 1987

Hagamos juntos el camino (Discursos, artículos y ensayos), Presidencia de la República, San José, 1987

Arias, Óscar y Bernard Kouchner: La paz: una causa ganadora Horizontes de paz, ED Complutense, 1987.

Club de debate, Colección Club de debate, Editorial Complutense, Madrid, 1997

Con velas, timón y brújula, ED CEXECI, Badajoz, 2010.

Bibliografía pasiva

Cox, Vicki: Oscar Arias Sánchez: Bringing Peace to Central America. Modern Peace Makers, Infobase Publishing, 2007