Ocupación Norteamericana de 1916 a República Dominicana.

Historia, República Dominicana

Ocupación Norteamericana de 1916. Los marines norteamericanos desembarcaron en el territorio dominicano el 16 de mayo de 1916, aprovechando el enfrentamiento entre Juan Isidro Jimenes y Desiderio Arias, así como la oposición de Jimenes a la presencia de las tropas norteamericanas.

Arias fue obligado por el Gobierno de los Estados Unidos a retirarse de la ciudad de Santo Domingo, refugiándose en la Línea Noroeste. El Congreso Nacional colaboró con la Ocupación. Diputados y senadores eligieron al sustituto de Jimenes en la Presidencia, Francisco Henríquez y Carvajal.

Para reconocer a un Presidente dominicano, el Gobierno de los Estados Unidos exigía que se aceptara el nombramiento de un experto financiero y la formación de una Guardia Nacional dirigida por los marines. Henríquez y Carvajal no aceptó esas condiciones y, de inmediato, le suspendieron los ingresos que recibía el Gobierno dominicano a través de la Receptoría General de Aduanas. El Gobierno quedó sin recursos, aunque los empleados públicos continuaron laborando.

Con la Proclama del capitán H. S. Knapp, el 29 de noviembre de 1916 se consumó la Ocupación, pues en la misma el Gobierno de los Estados Unidos reconocía que la República Dominicana quedaba sometida a un Gobierno militar.

El descontento dominicano se expresó de diferentes maneras: los ciudadanos colocaban crespones negros en sus viviendas, Gregorio Urbano Gilbert los enfrentó de manera personal, la prensa expresó su malestar, y los campesinos de la región Este, llamados gavilleros, organizaron guerrillas para enfrentar a los marines. También en la Línea Noroeste estos encontraron resistencia. Por su parte, los sectores urbanos, organizados en la Unión Nacional Dominicana, lucharon por la "desocupación pura y simple".

Durante los ochos años de la Ocupación (1916-1924) se tomaron medidas que beneficiaron a la industria azucarera, se creó la Guardia Nacional y se logró el desarme total de la población. Los servicios de salud y educación sufrieron cierta mejoría, se construyeron carreteras y se realizaron préstamos, con el consiguiente aumento de la deuda externa.

En 1922 fue aprobado el Plan Hughes-Peynado, que contaba con la simpatía de los marines y el rechazo de los nacionalistas. Contemplaba la instalación de un Gobierno Provisional al frente del cual fue electo Juan Bautista Vicini Burgos. Dos años después se convocaron elecciones, resultando electo Horacio Vásquez, hecho que marcó el inicio del retiro de los marines de la República Dominicana.

 

Bibliografía

Calder Bruce J.: El impacto de la intervención: la República Dominicana durante la ocupación norteamericana de 1916-1924, Santo Domingo, Fundación Cultural Dominicana, 1989.

González Canalda, María Filomena: Los gavilleros, 1904-1916, Santo Domingo, Archivo General de la Nación, vol. LXIV, 2008.

Hernández, Ricardo: “Participación de la mujer en la resistencia civil, 1916-1924”, periódico El Siglo, 25 de marzo, 15 y 22 de abril, Santo Domingo, 2000.

Herrera, Rafael Darío: Revueltas y caudillismo: Desiderio Arias frente a Trujillo, Santo Domingo, Impresos Paulino, 2002.

Lozano, Wilfredo: La dominación imperialista en la República Dominicana, 1900-1930, Santo Domingo, Editora UASD, 1976.