Myrta Silva

Música, Radio y TV, Puerto Rico

Myrta Silva (Myrta Blanca Silva Oliveros, 1927-1987). Reconocida cantante, compositora, músico, locutora, productora y actriz puertorriqueña.

Myrta Silva nació en la comunidad de Arecibo, el 11 de septiembre de 1927. Debutó en escena a los diez años cantando frente a una audiencia de no más de 100 personas en el Teatro Oliver. Dos años después viajó a Nueva York, allí comenzaría a presentarse en la radio y en teatros locales. El compositor Rafael Hernández la incorporó en 1939 a su Grupo Victoria, con el que recorrió varios países americanos. Para ese entonces la Shouthern Music Corporation la contacta para fijar su actuación en Cuba.

Para la década del 40 Myrta Silva se independiza del conjunto y logra rotundos triunfos en México, Panamá y Venezuela haciendo grabaciones de gran calidad con las orquestas de Moncho Usera y Armando Castro. Realizó varias presentaciones en el Club Playa El Escambrón, allí logró aumentar su popularidad de manera significativa.

“Cuando vuelvas”, a menudo enmarcada dentro del estilo romántico de la canción urbana de los años 30, con influencias del bolero mexicano y las comedias musicales de Estado Unidos, la descubre en el mundo de la composición. Cedió este tema a la hermosa voz de Ruth Fernández, quien lo popularizó. Pero sin lugar a dudas Chencha la Gambá, tema que aún gusta en los tiempos actuales, fue el de mayor importancia para su carrera como compositora. Ya por aquellos tiempos fue proclamada como La Reina de la Guaracha en Argentina.

Myrta Silva fue calificada en varias ocasiones como una mujer excepcional, dotada de cualidades únicas y relevantes. Fue registrada como la primera mujer timbalera en la Unión de Músicos de Estados Unidos. Logró el dominio de una gran cantidad de instrumentos, entre ellos el bongó, la tumbadora y la guitarra.

Luego de una gira por varios países de Latinoamérica tuvo un gran éxito en Cuba en los años cincuenta, tras haber ingresado en 1949 en la agrupación Sonora Matancera. Fue proclamada en Cuba, como la artista extranjera más popular de la isla. En la Sonora interpretó temas como La paquetona, Qué corto es el amor y Sandongo, todos bajo el sello Cafamo. Formó parte del elenco del famoso cabaret Tropicana, durante aproximadamente dos semanas.

En 1956, tras haber pasado dos años de su despedida de la Sonora Matancera, inicia un exitoso programa televisivo “Una hora contigo”, que se emitía desde Nueva York. Un tiempo después regresa a Puerto Rico, siguiendo con este programa y como la anfitriona Madame Chencha. Por otra parte también dirigió el programa “Show de una Hora Contigo”. Desde 1966 hasta 1970 vive en Nueva York donde es proclamada por la revista Radio Mirror “la mejor de variedades en Nueva York’’.

En la década de 1970 compone temas como Puerto Rico del Alma, Tengo que acostumbrarme, Aunque se oponga el mundo, entre otros. En este periodo la música de la Chencha alegre, la vedette del pueblo, se verá matizada por la añoranza y la tristeza de estar lejos de su gente, revelará sentimientos tristes y que abogarán por el canto a favor su isla. Silva ganará entonces el favor de su pueblo y de la pequeña cantidad de emigrantes que encuentra en Estados Unidos, pero también enemigos.

Entre sus creaciones más sobresalientes podemos encontrar “Mi único anhelo”, “Sin tu amor”, ”Sediento amor”, “Juguete del destino”, “Yo quiero volverme a enamorar”, “No me toques que te quemas”, “Salud cariño”, “Muchas Gracias mi amor”, “Una hora contigo (tema de su programa de televisión), “Te amo mi vida”, “No te vayas de mi vida” y “Punto Final”.

Fue una incansable activista por los derechos de los latinos en tierras extranjeras. En 1960 cuando la revista Playboy publicó ciertos comentarios que ofendían a la mujer puertorriqueña, sobresalió su voz en defensa de los derechos de las mujeres de su país.

A principios de 1980 trabajó en el WYPR. Los años finales de su vida fueron difíciles, pues la muerte de su madre supondría un cambio importante en su personalidad, su actitud ante la vida, en sus labores y en la interacción con sus colegas. Aquejada por el Alzheimer, murió el 2 de diciembre de 1987. Sus restos descansan actualmente en Puerto Rico, en el panteón familiar. 

 

Bibliografía

Bibliografía musical puertorriqueña, Instituto de Cultura Puertorriqueña. Centro de Investigaciones y Ediciones Musicales de Puerto Rico, San Juan, 1981.
Callejo Ferrer, Fernando: Música y músicos puertorriqueños, Coqui, San Juan, 1971.

Diccionario de la música española e hispanoamericana, Sociedad General de Artistas y Escritores, Madrid, 1999-2002.

Enciclopedia de la música, s.a, Atlante, México DF, 1943.

Giro, Radamés: Diccionario de la Música en Cuba, Letras Cubanas, La Habana, 2009.

Marchena, Enrique: Rumbos de la música en América, s.n., Trujillo, 1947.

Costales, Adolfo: Cancionero latinoamericano, Universidad de La Habana, La Habana, 1977.

González, Juan Pablo: Pensar la música desde América Latina: Problemas e interrogantes, Universidad Alberto Hurtado, Santiago de Chile, 2013.

Gómez García, Zoila: Música latinoamericana y caribeña, Pueblo y Educación, La Habana, 1995.

Sobre música latinoamericana”, en Casa de las Américas, vol. 5, no. 145-146, La Habana, julio-octubre. 1984, p. 273.

Pérez González, Juliana: La historia de la música en Hispanoamérica (1976-2000), Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas, Bogotá, 2010.