Michel Jean Cazabon

Artes Visuales, Trinidad y Tobago

Michel-Jean Cazabon (1813-1888). Paisajista, ilustrador y maestro. Considerado el pintor fundacional de Trinidad y Tobago y el primer artista plástico que conquistó renombre internacional. Por sus paisajes y retratos se le llama también el pintor laico.

Nació el 20 de septiembre de 1813 en Trinidad Corinto Estate, Norte Naparima, en las afueras de San Fernando. Era el año en que Trinidad tuvo su primer gobernador civil, Sir Ralph Woodford. Michel-Jean fue el menor de cuatro hermanos, de padres franceses que emigraron de la isla de Martinica en busca de tierras después de la Cédula de Población de 1783. Su padre se llamaba Francis Cazabon y era propietario de una plantación azucarera, pero se separó de su esposa cuando Michel-Jean tenía un año. Por ello el niño creció con su madre y hermanos en San Fernando, en un hogar donde se hablaba exclusivamente francés y patois. Desde pequeño amaba el aire libre y caminar por el campo, costumbre que le acompañó a lo largo de su vida.

Cuando tenía trece años de edad fue enviado a Inglaterra a la escuela St. Edmund College, en Ware, para aprender inglés y las formas de un súbdito británico en las colonias.  Regresó a su país natal en 1830.

Siete años más tarde marchó a París para estudiar Medicina, pero abandonó los estudios e inició su carrera como estudiante de arte bajo la tutela de Paul Delaroches. Gracias a la riqueza de sus padres, pudo dedicarse al arte durante años, cultivar el paisajismo y viajar por Europa. Entre 1841 y 1842 estudió en Italia. En sus años bohemios en París se cree que tomó clases en la Academia de Bellas Artes, y otras fuentes afirman que estudió con el famoso pintor parisino Paul de la Roche.

Su obra –que debía mucho al estilo de los paisajistas franceses de su época- fue acogida con beneplácito; en 1839 fue expuesta en el Salón del Louvre,  y luego cada año entre 1843 y 1847. Era un joven pintor con un estilo de paisaje romántico,  cuidadoso en sus detalles  y en el uso de la luz y la sombra, así como en las texturas y en las expresiones de las personas que retrataba. La acuarela fue su técnica más utilizada, la que estaba muy en boga en Europa en la segunda mitad del siglo XIX.

En 1843 se casó con la francesa Rosalie Trolard. En 1845 visitó Trinidad, luego del fallecimiento de su madre, permaneció allí hasta 1851, fecha en que regresó a París. En la capital francesa expuso la serie de litografías "Vistas de Trinidad".

Cuando regresó con su familia a establecerse en Trinidad –en 1952- ganó muy pronto fama como pintor de la sociedad; además de sus paisajes, eran muy valorados sus retratos de los plantadores y comerciantes de Puerto España y de sus familiares. Como maestro de dibujo, ofreció clases privadas, e iba con sus alumnos a los lugares más apartados para representar la naturaleza en sus más variadas formas. También realizó trabajos como ilustrador por encargo, entre ellos, para el Illustrated London News.

Lord Harris, Gobernador Inglés entre 1848-1854, fue el mecenas más importante de Cazabon en Trinidad. El pintor le realizó numerosos encargos, y la valiosa colección de 44 piezas de arte trinitario del siglo XIX hoy se muestra en la casa Belmont, propiedad de Lord Harris en Kent, Inglaterra. Otras colecciones menos extensas, pero igualmente importantes fueron encomendadas por el plantador escocés estadounidense William Burnley, por John Lamont y por el conde de Dundonald.

En 1851 y 1857 se editaron en París dos libros con sus grabados de paisajes de Trinidad.

Una segunda serie de dieciocho litografías de escenas locales, llamada Álbum de Trinidad, vio la luz en 1857. Tres años más tarde, junto al fotógrafo A. Hartmann, expuso la serie de dieciséis litografías Álbum de Demerara, y luego contribuyó con una de las escenas de la serie Álbum Martiniquense del litógrafo Eugene Ciceri.

En 1862, Cazabon se trasladó con su familia a San Pedro, en Martinica, llamada entonces la "Petit París de las Antillas". Cazabon buscaba allí que su arte fuera mejor apreciado y que se insertara en el espíritu cosmopolita de esta ciudad, más cercano al París donde vivió largos años. Tras ocho años en Martinica regresó a Trinidad y trató de retomar el hilo de su vida anterior, sin embargo, nunca logró recuperar su fama, con el tiempo se alcoholizó y se convirtió en un anciano excéntrico.

El 20 de noviembre de 1888, mientras trabajaba en su caballete, murió de un ataque al corazón, y al día siguiente fue enterrado sin ceremonia en el cementerio Lapeyrouse.

Las pinturas de Cazabon se destacan por su belleza y fina realización, además poseen valor histórico al ser imágenes de muchos aspectos de la vida y de las familias de Trinidad durante gran parte del siglo XIX. Retrató indios, mulatos y negros, personajes que inmortalizó en sus cuadros, junto a los criollos europeos. También ilustró la naturaleza de la isla, las llanuras del Caroní y los bosques tropicales en Chagaramas.

Su trascendencia como pintor fue apreciada en su país casi un siglo después. Muchas de sus obras fueron destruidas por la erupción del volcán en Martinica en 1902, en la que también su hija pereció. Afortunadamente, había sido tan prolífico que en la primera mitad de del siglo XX muchos trinitarios tenían obras de Cazabon en sus casas, algunas habían sido dadas como regalos de boda y carecían de valor especial para sus dueños, pero hoy están a la par de otras obras muy apreciadas.

El estilo de Cazabon influyó en varias generaciones de artistas trinitarios que le sucedieron. Sus pinturas y grabados se encuentran en el Museo Nacional y en la Galería de Arte, así como en colecciones privadas en Trinidad y en el extranjero.

Exposiciones

• 1839 - Salón del Louvre, París, Francia

• 1843 hasta 47 - Salón del Louvre, París, Francia

• 1866 - Martinica

• 1886 - Exposición colonial, Londres, Inglaterra

• 2002 - "Una tarea difícil: Las Artes en Trinidad y Tobago", Banco Interamericano de Desarrollo, Washington, DC, EE.UU.

• El dormitorio del Sur en Belmont, Faversham, Kent, Inglaterra

 

Bibliografía

MacLea, Geoffrey: Cazabon: An Illustrated Biography of Trinidad's Nineteenth Century, Aquarela Galleries, Port Spain, 1986.

Scott, Lawrence: Light Falling on Bamboo, Profile Books, London, 2012.

Trinidad and Tobago Painters: Graham Goddard, Peter Doig, Hugh Stollmeyer, Boscoe Holder, Sybil Atteck, Isaiah James Boodhoo, Michel-Jean Cazabon, Ed.Books Group, Menphis, 2010.

Wahab, Amar: Colonial Inventions: Landscape, Power and Representation in Nineteenth-Century Trinidad, Cambridge Scholars Publishing, 2010.