Menelao Mora Morales

Historia, Cuba

Menelao Mora Morales (1905-1957). Combatiente revolucionario cubano de amplia ejecutoria en la lucha contra las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista. Participó el 13 de marzo de 1957 en el asalto al Palacio Presidencial, en el que fue herido mortalmente.

Nació en la finca La Paz, de San Luis, en la provincia de Pinar del Río, el 22 de julio de 1905. Durante su primera infancia no pudo asistir a la escuela; comenzó a recibir enseñanza primaria cuando ya contaba con doce años de edad. En poco tiempo se hizo "maestro habilitado" y trabajó como tal en el colegio Gran Empresa, de La Habana. Graduado como bachiller en apenas dos cursos, ingresó en la Universidad de La Habana, donde se graduó como doctor en Derecho en 1930. Desde la capital se esforzó por procurar estudios y trabajo a sus hermanos.

Entre los años 1930 y 1933, últimos del régimen de Gerardo Machado Morales, , Menelao Mora se enroló en la lucha contra la dictadura, desde la organización secreta ABC. Como parte del "ramal 7" de una célula abecedaria, realizó varios atentados personales contra personeros de la tiranía, como el capitán Miguel Calvo -jefe de la policía y de la Sección de Expertos Secreta- y Clemente Vázquez Bello, presidente del Senado y colaborador principal del tirano.

Colaboró en el Bloque septembrista -formado por un grupo de militantes que se había retirado del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico), con Antonio Guiteras Holmes al frente-, el cual tenía como objetivo elaborar un programa progresista y pasar a la preparación de la lucha armada. El Bloque fue penetrado por elementos oportunistas, por lo que Guiteras, Menelao Mora y otros miembros se retiraron ante la demagogia que comenzaba a corroerlo. Con la salida de Guiteras y sus seguidores, la organización septembrista fue decayendo, hasta desaparecer en abril de 1934.

Menelao Mora fue perseguido durante la huelga de marzo de 1935, bajo acusación de acciones subversivas, pero consiguió escapar de las fuerzas del teniente coronel José Eleuterio Pedraza Cabrera, jefe de la Policía Nacional. Por sus actividades de acción y sabotaje resultó encarcelado y torturado en varias ocasiones. En 1936, después de ser puesto en libertad, emigró y residió en Estados Unidos y México en condición de exiliado político.

Al regreso del exilio, en 1939, hizo carrera política desde las filas del Partido Revolucionario Cubano (Auténtico) y fue electo en varios períodos, entre 1944 y 1952, como representante a la Cámara. Fue un legislador incorruptible, que desde su asiento en la Cámara defendió a los trabajadores de la empresa de autobuses, y posteriormente de los pequeños accionistas de la Cooperativa de Ómnibus Aliados (COA), de la cual fue secretario y después presidente.

Cuando se produjo el golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, Menelao Mora se dispuso a defender el poder civil y combatir la dictadura de Fulgencio Batista. Reanudó la lucha contra el régimen de fuerza instaurado en el país, integró la organización Triple A, dirigida por Aureliano Sánchez Arango —con quien discrepó en breve—, de la cual llegó a asumir la jefatura. Participó en múltiples acciones clandestinas para contribuir al derrocamiento de la tiranía; introdujo por diferentes lugares del país (La Coloma, en Pinar del Río; Santiago de Cuba; Caibarién, Las Villas, y La Habana), armas procedentes del extranjero; trasladó los cargamentos de un lado a otro de la Isla, haciéndose cargo, personalmente, de todos los trasiegos.

En 1956 se vinculó con el Directorio Revolucionario -en el cual también participaba su hijo, Alberto Mora Becerra-, seguro de que el único camino para derrocar la dictadura de Fulgencio Batista Zaldívar era la acción armada del pueblo. El 30 de diciembre de 1956 tomó parte en el rescate de los revolucionarios Daniel Martín Labrandero, Alberto Rodríguez y Ubaldo Díaz Fuentes, prisioneros en el Castillo del Príncipe. Participó en el asalto al Palacio Presidencial el 13 de marzo de 1957. Formó parte del grupo escogido para llevar a cabo la misión de buscar a Batista, sin detenerse, hasta llegar al último piso del edificio, donde tenía este su madriguera. Menelao Mora cayó mortalmente herido en esa acción.

 

Bibliografía

Benítez Victores, Orlando: Pensamiento Político cubano, Ediciones Verde Olivo, La Habana, 2000.

Bonne Castillo, Berta: Menelao: Su lucha y acción, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 1989.

Chomón Faure: El asalto al Palacio Presidencial, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1969.

Figueroa Pagés, Luis A. y Reinaldo López Medina: Golpear Arriba, Ediciones Loynaz, Pinar del Río, 2007.