María Luisa Escobar

Música, Teatro, Venezuela

María Luisa Escobar (María Luisa González Gragirena, 1911-1985). Músico, pianista y compositora. Fundadora de la Asociación Venezolana de Autores y Compositores (AVAC) y el Ateneo de Caracas.

Nació en Valencia en el estado de Carabobo, Venezuela, el 5 de diciembre de 1911, hija de Enrique Gonzales Olivio y Maria Gragirena. Incursionó en el Colegio de Lourdes a los cinco años, donde recibió sus primeras clases de piano. Al año siguiente compuso su primer tema titulado “Blanca, la niña Angélica” y a los ocho años fue internada en el Colegio “Wolgologen Habay”, en la isla de Curazao, donde continuó aprendiendo piano y  los idiomas inglés y francés. Fue en ese mismo colegio donde comenzó las lecciones de violín y composición con profesores especializados, y  terminó su bachillerato.

Posteriormente se fue a Paris, donde perfeccionó sus enseñanzas de piano, composición y también canto, con músicos como Jean Roger-Ducasse, Arthur Honegger y Charles Koechin. Dos años más tarde regresó a Venezuela y compuso una obra de teatro musical, contando con la colaboración del compositor Juan Vicente Lecuna y la poeta Olga Capriles. Fue una comedia musical con libreto de dicha poetisa y la obra se estrenó con la actuación de sus propios autores como intérpretes principales.

En 1918 se enamoró y contrajo matrimonio con el alemán Federico Wolf, quien había llegado a Venezuela a los veintitrés años. De esta relación nacieron Waldemar, Irma e Ivan Wolf Gonzales. Años más tarde, la incompatibilidad de sus caracteres hizo que se divorciaran. María Luisa se dedicó entonces de lleno a la música y la lectura. Luego de un tiempo conoció al violinista José Antonio Escobar Saluzzo, con el que contrajo nuevas nupcias. Nació entonces su cuarto hijo Tony Escobar González.

Junto al músico y compositor Pedro Antonio Ríos Reyna, su esposo y otros artistas, inició el conjunto vocal instrumental “Quintelo Ávila” del cual era la cantante y arreglista. El 11 de julio de 1928, en un estudio de grabación en Caracas, graba para la empresa Victor Talking Machine Company los temas “Alondras”, “Mar adentro”, “Tu maldad” y “Ángel de mis sueños”, también compuestos y arreglados por ella. En estas grabaciones su nombre aparece acreditado como Maritza Graxirena, siendo escrito su apellido materno a la usanza catalana.

En 1931 fundó un Centro de Cultura, Arte y Ciencia, el teatro Ateneo de Caracas. Este centro, de larga tradición en la historia cultural del país, donde no solo se presentaron los eventos más significativos, sino también otros de carácter social y político, estuvo bajo su dirección durante doce años. Además, desde 1940 mantuvo una actividad permanente como productora y locutora de radio, que la llevó en algunas oportunidades al exterior, como en 1942, cuando ejerció durante varios meses esta actividad en Bogotá.

El 3 de marzo de 1941 expuso su primera obra de teatro lírico “Orquídeas azules”, en el Teatro Municipal de Caracas, en compañía de personalidades como la actriz Eva Mondolfi, Ana Cristina Medina, el compositor y músico Vicente Emilio Sojo y los escritores Rómulo Gallegos, Teresa de la Parra y Fernando Paz del Castillo. La obra había sido compuesta en colaboración con la escritora venezolana Lucila Palacios. En ese mismo escenario estrenaría años más tarde, “La Princesa Girasol”.

María Luisa dedicó mucho tiempo a la investigación de las leyendas indígenas, y de esa pasión surgieron varias de sus obras musicales, entre ellas su conocido coreo-drama musical “Guaicaipuro”, obra de carácter sinfónico, protagonizado por el valiente y heroico Cacique. Esta obra, presentada con motivo de los Juegos Bolivarianos, recibió elogios de la crítica nacional y extranjera. Para entonces, luego de su segundo divorcio, había adoptado legalmente el apellido Escobar, por lo que todas sus obras aparecieron firmadas con este.

El 8 de diciembre de 1947 estableció la Asociación Venezolana de Autores y Compositores (AVAC), producto de la inexistencia de organismos venezolanos de defensa de los derechos autorales. María Luisa Escobar realizó numerosos viajes y giras como concertista de otros artistas. Este fue el caso de la exitosa gira que hizo acompañando a Fedora Alemán en el piano por diferentes ciudades de Estados Unidos en 1949. De esta colaboración a menudo se destacan el concierto del 12 de diciembre de ese año en el Carnegie Hall y el efectuado en la Columbia Broadcasting System. Para la segunda mitad de los años cuarenta trabajó como encargada de relaciones públicas en la emisora estatal Radio Nacional de Venezuela, donde conoció al entonces novel músico Juan Vicente Torrealba y le dio la oportunidad de realizar su  primera grabación discográfica.

Escribió numerosas canciones, baladas, aires regionales venezolanos, operetas y dramas musicales. Su famosa canción “Desesperanza” fue grabada por el tenor venezolano Alfredo Sadel y en 1950 fue seleccionada en Venezuela como “canción del Año”. En su obra destaca el Concierto para piano y orquesta que lleva por título “Vals Sentimental”, el cual fue interpretado por María Luisa en Caracas, Buenos Aires y Nueva York. El Instituto Vicente Emilio Sojo publicó una edición de lujo de esta magnífica pieza. La partitura original fue donada al Instituto Sojo por los nietos de María Luisa Escobar.

A lo largo de su carrera María Luisa alcanzó el éxito mayormente a partir de sus canciones de corte sentimental. Algunas de sus piezas más divulgadas son: “Naranjas de Valencia”, “Canto Caribe”,  “No puedo olvidarte”, “Noche de luna en Altamira”, “Nocturno” y “Ven sin que te detengas”. Mereció el Premio Nacional de Música en el año 1984, por sus méritos como investigadora, músico, cantante, compositora y su lucha a favor del reconocimiento de determinados derechos para su profesión.

María Luisa Escobar falleció en Caracas el 15 de mayo de 1985. 

 

Bibliografía

Castillo, A.: Cantos y Cuentos de Carabobo, U., Carabobo 1990.

Colectivo de autores: Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana, t.4,. Ediciones Océano, España, 1999, pp.720-721.

Gómez, C.: Música de autores Carabobeños, Dirección de Cultura, Carabobo, 1983.

Encuesta de Compositores, Ministerio de Educación, 1954.

“Orquídeas azules. Lucila palacios y María Luisa Escobar”, en Revista nacional de cultura de Caracas, no. 26, marzo- abril, 1941, pp.100-106.