Marcus Garvey

Historia, Política, Periodismo, Jamaica

Marcus Garvey (Marcus Moziah Garvey Richards, 1887-1940). Político, escritor, periodista y luchador social de Jamaica, donde es considerado Héroe Nacional. Fundador de la más importante organización internacional del movimiento negro, contra la discriminación racial y el colonialismo, en las   primeras décadas del siglo XX.  

Marcus Garvey nació el 17 de agosto de 1887 en el poblado de la bahía de de Saint Ann’s, al norte de Jamaica, entonces colonia inglesa. Su padre, de quien heredó el nombre, era albañil y diácono de la Iglesia Metodista, donde el niño cursó los estudios primarios, y su madre, Sara Richards, ama de casa. En 1901, debido a los problemas económicos propios de una familia pobre y numerosa –tenía once hermanos-, el joven Garvey entró como aprendiz en la imprenta dirigida por su abuelo, un hombre culto que enseñaba a los muchachos el oficio.

Ya en 1907 Garvey se convirtió no sólo en maestro tipógrafo, sino también en uno de los líderes de la Unión de Impresores, en cuya condición dirigió una importante huelga, resistió intentos de soborno y dio a conocer sus primeros artículos en la prensa obrera. Con ese aval, resultó electo poco después secretario del Club Nacional, una asociación fundada un año antes por S. A. G. Cox, un abogado mestizo que luchaba por eliminar la discriminación en la administración pública e impulsaba la solidaridad con el movimiento independentista irlandés.

Agobiado por la difícil situación económica, en 1910 Garvey se vio obligado a abandonar el país para buscar trabajo en Centroamérica, donde se abrían oportunidades por la expansión económica que experimentaba la región gracias a la construcción del canal de Panamá y el fomento de plantaciones de bananos. En Puerto Limón, laboró en la división costarricense de la United Fruit Company (UFCO), donde no tardó en pronunciarse contra las condiciones infrahumanas que tenían los obreros en el enclave frutero. Para criticar esa terrible situación, Garvey escribió en el periódico local La Nación, donde además denunció los acuerdos secretos entre las empresas de Estados Unidos y las autoridades de Costa Rica. Al estallar huelgas obreras en abril de 1911, expresó su solidaridad con los trabajadores y denunció el maltrato y el abandono que afectaba a los inmigrantes antillanos en otras zonas de América Central y el Caribe.

Tras recorrer varios países de la región, entre ellos Panamá, Nicaragua, Guatemala y Ecuador, Garvey se trasladó a Londres en 1912. Los dos años que vivió en Inglaterra por primera vez, a pesar de las penurias que debió enfrentar en su vida cotidiana, resultaron fructíferos en su formación intelectual. Trabajo a destajo en los alrededores de los muelles de Londres, Liverpool y Cardiff, donde se relacionó con marinos africanos y antillanos. Estudió Derecho y Filosofía en el Birbek College y entabló amistad con el egipcio Duse Mohammed Ali, editor de African Times and Orient Review. Esta publicación mensual, financiada por los nacionalistas africanos, había nacido asociada al Primer Congreso Universal de las Razas celebrado en 1911. En el número de octubre de 1913, el African Times incluyó un artículo de Garvey titulado “Las Antillas Británicas en el espejo de la civilización” en el que calificó de héroes a los líderes de la insurrección de Morant Bay en Jamaica y se manifestó a favor de la liberación y unión de las llamadas Indias Occidentales.

Influido por estas concepciones y vivencias personales,  el 1 de agosto de 1914 fundó en Jamaica, a donde había regresado solo unos pocos días antes, la Universal Negro Improvement Association (UNIA), con la finalidad de unificar a todos los pueblos negros del mundo en una sola organización que luchara por el mejoramiento de los descendientes de africanos y les permitiera alcanzar la autodeterminación, para la que adoptó el lema de “One god, one aim, one destiny”, (“Un Dios, un propósito, un destino”). Gracias a la labor tesonera de Garvey, su carisma y dotes de orador, la UNIA pronto se convertiría en la más importante y poderosa organización mundial del movimiento negro.

Entre los miembros fundadores de la UNIA se encontraba Amy Ashwood, con quien estuvo casado de 1919 a 1922, fecha en que contrajo matrimonio con su segunda esposa, Amy Jacques, con quien tendría dos hijos y que sería la encargada de recopilar y dar a conocer muchos de sus textos y discursos.

El 23 de marzo de 1917, Garvey viajó a Estados Unidos, donde realizó una extensa gira por casi toda la Unión norteamericana, haciendo proselitismo a favor de la UNIA y entablando relaciones con importantes líderes afronorteamericanos. Su mayor éxito lo obtuvo en Harlem, donde la filial de la UNIA llegó a agrupar a casi un millón de personas. De esta forma, un casi desconocido inmigrante antillano lograba movilizar y organizar a la población negra de Estados Unidos como hasta entonces nadie lo había hecho. En Estados Unidos, Garvey se vinculó al ala izquierda de la Industrial Workers of the World (IWW), organización sindical anarquista, así como a intelectuales progresistas como los editores de The Masses, Hubert Harrison, John Reed y Max Eastman. 

Hacia 1920 la UNIA se había convertido en una organización sólida y popular, como se puso de relieve en su primera convención efectuado en el Madison Square Garden de New York con la asistencia de 25 mil personas y la presencia de delegados de una veintena de países. El cónclave emitió la Declaración de los Derechos de los Pueblos Negros del Mundo, que condenaba la discriminación racial y la privación a los negros de sus derechos elementales. El documento, que tenía 54 artículos, denunciaba también la segregación de la población negra y se pronunciaba contra el sistema educativo enfilado a crear en los niños negros la idea de la superioridad blanca. Lo más singular del congreso de la UNIA fue la creación de una especie de gobierno provisional africano en el exilio, en representación de los millones de negros dispersos por todo el mundo debido a la trata de esclavos, del que Garvey fue proclamado presidente. El órgano oficial de la UNIA, el semanario Negro World, publicado de 1918 a 1933, también alcanzó una gran difusión.

Casi al mismo tiempo, Garvey se propuso crear una flota propia, que se denominó Línea Black Star, con el objetivo de impulsar los vínculos de la población negra con el continente africano y facilitar la realización de su proyecto de regreso a África. El primer barco fue una vieja embarcación algodonera, rebautizada con el nombre del líder abolicionista afronorteamericano Frederick Douglass –otro de sus buques fue nombrado Antonio Maceo-, en el que el propio Garvey realizó un extenso periplo por el Caribe haciendo propaganda a favor de la UNIA. Durante una segunda travesía, iniciada en abril 1921, Garvey  se solidarizó con la causa de Mahatma Gandhi. A pesar de sus esfuerzos por consolidar esta empresa de navegación, la Línea Black Star quebró, precisamente en los momentos en que brotaban contradicciones con varios líderes negros norteamericanos. A estos contratiempos, se sumó un atentado contra su persona, del que salió herido de un balazo en una pierna, y la deportación de Estados Unidos, lo que contribuyó a que Garvey fuera perdiendo influencia entre la población negra de este país.

Su expulsión fue el resultado de una amañada condena de cinco años de prisión en el reclusorio de Atlanta, iniciada el 8 de febrero de 1925. A fines de diciembre de 1927, el líder de la UNIA fue deportado de Estados Unidos, en calidad de convicto extranjero, por un término de ocho años. A esa altura, ya había fracasado su proyecto “Back to Africa”  -sobre todo después que el gobierno de Liberia rompió sus compromisos con la UNIA-, así como el intento de revivir desde la cárcel su frustrada empresa de navegación mediante la formación de una Compañía de Comercio y la Black Croos Navigation.

De nuevo en su tierra natal, donde fue recibido en forma apoteósica, Garvey dedicó todos sus esfuerzos a fortalecer la UNIA en el Caribe y América Central, pero la VI convención de esta agrupación, celebrada en Kingston en 1929, significó un nuevo revés, pues la parte norteamericana de la organización se separó definitivamente de la jamaicana. Ese mismo año, Garvey estuvo en Ginebra donde exigió en la Liga de las Naciones la creación de un gobierno negro independiente en las antiguas colonias alemanas y la formación de una Mancomunidad de Naciones en las colonias inglesas africanas.

En Jamaica, Gravey se fue involucrando cada vez más en la política local, aunque sin abandonar la UNIA y sus proyectos. En 1930 se presentó como candidato al legislativo, tras haber fundado en septiembre del año anterior el primer partido político jamaicano: el People Political Party (PPP). La agrupación tenía un programa que incluía reforma agraria, la protección de los trabajadores nacionales y la oposición a la repatriación de las ganancias por las compañías extranjeras.

Los diarios locales emprendieron un ataque sistemático contra la campaña del nuevo partido, hasta que finalmente un manifiesto de Garvey en el periódico The Blackman, en contra de los tribunales, dio excusa a las autoridades para declararlo sedicioso. El 29 de septiembre, mientras se encontraba otra vez en prisión, Garvey ganó las elecciones parciales y obtuvo un escaño en el ayuntamiento local, siendo liberado dos días antes que cumpliera su condena para aplacar las manifestaciones populares que exigían su liberación. Ese mismo año, el líder negro fundó The Workingman and Labourers Association (JWLA), de la que fue presidente. También organizó la Compañía de Entretenimiento Edelweiss que promovía diversas funciones culturales e incluso obras de teatro escritas por el propio Garvey y dirigidas a la concientización de la población negra.

Las últimas actividades de Garvey tuvieron que ver con sus campañas a favor de la independencia de Abisinia (Etiopia), invadida por las hordas fascistas italianas, así como por sus intentos de fortalecer a la UNIA, para lo cual organizó las convenciones de Kingston (1934) y Toronto (1938). Pero el garveysmo solo era ya una sombra de su antigua pujanza y su influencia internacional declinaba en la misma medida que se iba apagaba la vida de su fundador.

El 10 de junio de 1940, cuando contaba con 52 años de edad, falleció en Londres –donde residía desde 1935- “el Moisés negro”, como se le llamaba por su singular papel de guía espiritual de la liberación de los descendientes de africanos esparcidos por el mundo. Sus restos mortales fueron trasladados a Jamaica en noviembre 1964, donde fue proclamado como primer Héroe Nacional. La influencia de Garvey es visible en muchos movimientos posteriores como el rastafarismo, la negritud o el Black Power, así como en personalidades de la estatura de Martin Luther King y Malcom X. Incluso, Ghana puso el antiguo símbolo de la Back Star Line de Garvey en su bandera nacional.

 

Bibliografía activa

Philosofia and Opinions of Marcus Garvey, Ed. Amy Jacquelin Garvey, New York, Universal Publishing House, 1923.

United States of America vs. Marcus Garvey: Was Justice Defeated?, Ed. Amy Jacquelin Garvey, 1925.

Philosofia and Opinions of Marcus Garvey or Africa for the Africans, Ed. Amy Jacquelin Garvey, New York, Universal Publishing House, 1926.

The Tragedy of White Injustice, Ed. Amy Jacquelin Garvey, New York, Ed. Amy Jacquelin Garvey, 1926.

Selections from the Poetic Meditations of Marcus Garvey, New York, Ed. Amy Jacquelin Garvey, 1927.

Speech Delivered by Marcus Garvey at Royal Albert Hall, London, London, U.N.I.A., 1928.

Bibliografía pasiva

Cronon, DavidE.: Black Moses. The story of Marcus Garvey ante the Universal Negro Improvement Association, The University of Wisconsin Press, Madison, Wisconsin, 1969.

Guerra Vilaboy, Sergio y Germán Rodas Chaves (Coordinadores): Forjadores del Pensamiento Crítico Latinoamericano. Biografías de luchadores y pensadores revolucionarios de América Latina y el Caribe siglos XIX y XX y Cronología Histórica (1850-1939), Prólogo de Pedro Pablo Rodríguez, Quito, Ediciones La Tierra, 2014.

Sierra C., Teresa: “El garveyismo y la formación de la conciencia nacional en Jamaica”, en El Caribe Contemporáneo, Centro de Estudios Latinoamericanos, Universidad Nacional Autónoma de México, México, marzo de 1980, n. 1.

Maseda, María del Carmen: “El Garveyismo y las relaciones entre el Caribe y África”, en Estudios y Compilaciones, Centro de Estudios de África y Medio Oriente (CEAMO), Vo.l 1, No.1, [La Habana], diciembre de 1983.