Manuel Piar

Historia, Venezuela

Manuel Carlos Piar Gómez (1774-1817). Patriota venezolano. Libertador de la Guayana y uno de los principales jefes militares de la independencia de Venezuela.

Manuel Piar nació en Willemstad, Curazao, colonia holandesa de las Antillas Menores, donde fue bautizado el 28 de Abril de 1774. La información disponible sobre su nacimiento e infancia ha sido objeto de controversias. La versión aceptada indica que era hijo del Capitán de Marina Fernando Alonso Piar y Lottyn, un piloto mercante español de las islas Canarias, y la mulata curazoleña María Isabel Gómez Quemp. Fue un autodidacta, aunque hizo estudios de matemáticas con el Coronel Tomás Mires y llegó a dominar varios idiomas, español, inglés, francés, holandés y otros. Llegó con su madre a La Guaira, en la Capitanía General de Venezuela, en 1784.

Como miembro de las milicias de pardos y morenos de España en Venezuela combatió en Curazao contra los ingleses en 1804. Desde muy temprano se vinculó a las luchas independentistas, aunque las informaciones que lo avalan son contradictorias. Al parecer, tuvo alguna relación con la conspiración de Gual y España, abortada en julio de 1797, y con la expedición del Leander que llevó a Francisco de Miranda a las costas venezolanas (Coro) en 1806. Parece que en enero de 1807 estaba en Haití, donde era capitán de un buque de guerra de esta nación.

La deposición del Capitán General de Venezuela Vicente Emparan y la formación en Caracas de una Junta Conservadora de los Derechos de Fernando II lo sorprendió en Cumaná. Fue a Caracas con la encomienda de llevar el Acta de Adhesión de esta provincia venezolana al movimiento revolucionario de la capital. Nombrado Alférez de Fragata el 30 de septiembre de 1811, fue enviado a Puerto Cabello, fortaleza comandada por Simón Bolívar. Participó como jefe de una cañonera en varias acciones militares contra los realistas, entre ellas el combate de Sorondo el 26 de marzo de 1812 y en Guayana, durante la Primera República, fue ascendido por el General Francisco de Miranda a Capitán. Tras las capitulaciones de San Mateo del 25 de julio de 1812, Piar se trasladó con otros oficiales del oriente venezolano a Trinidad.

Participó desde los primeros momentos en la empresa libertadora del Este de Venezuela y su nombre aparece de secretario, con el grado de Coronel, entre los firmantes del Acta de Chacachacare, del 11 de enero de 1813, documento que marcó la salida de la expedición armada que desembarcó en Güiria procedente de Trinidad, a las órdenes del Coronel Santiago Mariño. Tras la campaña de Cumaná, Piar estuvo encargado del mando en Maturín, villa que defendió el 20 de marzo del ataque del gobernador realista de la provincia de Barcelona Lorenzo Fernández de la Hoz y después de los efectuados el 11 de abril por los comandantes Remigio Bobadilla y Antonio Zuazola, así como del propio Capitán General español Domingo Monteverde el 25 de mayo.  Se distinguió en Magueyes, Corosillo y Cumanacoa y figuró entre los vencedores de Cumaná en agosto de 1813. Combatió en San Mateo contra los realistas dirigidos ahora por el nuevo Capitán General Juan Manuel Cajigal y se reincorporó a las órdenes de Mariño en la recién liberada Barcelona el 19 de agosto. De este modo, el papel de Piar, devenido en el segundo de Mariño, fue muy relevante para conseguir en menos de ocho meses la liberación de todo el oriente de Venezuela (Cumaná, Barcelona y Margarita).

Establecida la II República de Venezuela por Simón Bolívar, Piar se encargó por instrucciones de Mariño, proclamado Jefe Supremo y Dictador de Oriente, de organizar la primera escuadra nacional y bloquear por mar a Puerto Cabello, en apoyo al sitio terrestre de esa estratégica fortaleza establecido por el Libertador. Con su flotilla, derrotó a los barcos de guerra españoles ubicados entre Puerto Francés y Chuspa el 18 de noviembre de 1813.  

Sus continuos éxitos en las provincias de Cumaná, Barcelona y Caracas en 1814 determinaron que fuera reconocido como “Segundo Jefe de Oriente” y  se le diera el grado de General de Brigada, tras dejar el mando de la flotilla republicana en marzo de ese año. La grave derrota de las fuerzas republicanas guiadas por Bolívar y Mariño ante las huestes del jefe español José Tomas Boves Boves en La Puerta el 15 de junio de 1814, convirtió a Piar en la última esperanza de resistencia en los territorios liberados en los llanos del Oriente. Tras la precipitada evacuación republicana de Caracas, en medio del desaliento y las sucesivas derrotas, Bolívar y Mariño fueron destituidos del mando por sus segundos jefes, José Félix Ribas y el propio Piar –que poco antes había sido nombrado Gobernador de Margarita- y obligados a abandonar Venezuela, en la flota de Giussepe Brion, rumbo a Nueva Granada el 5 de septiembre.  El 16 de octubre Piar fue derrotado en la sabana de El Salado frente a Cumaná por el español José Tomás Boves, que lo obligó también a escapar unos meses después, el 9 de febrero de 1815, con un puñado de sus hombres a la isla de Granada.

De las Antillas Menores Piar se estableció en Cartagena y finalmente se guareció en Haití, donde participó en la asamblea reunida por Bolívar en Los Cayos para reanudar la liberación de Venezuela, dando su apoyo al Libertador como Jefe Supremo. De nuevo en tierra venezolana, como parte de la expedición encabezada por Bolívar que desembarcó en Margarita el 3 de mayo de 1816, siguió después a Carúpano, donde a las órdenes de Mariño combatió el 1 de junio de 1816 y luego en Ocumare el 6 de julio, mientras Bolívar se veía obligado momentáneamente a regresar a Haití el 16 de agosto para organizar otra expedición armada.

Piar participó en decenas de acciones de guerra y fue héroe de las batallas de El Juncal el 27 de septiembre de 1816, donde resultó vencido el jefe realista José Tomas Morales, y en San Félix el 11 de abril de 1817 en la que derrotó al brigadier Miguel de la Torre. Estas significativas victorias permitieron a Piar liberar prácticamente toda la Guayana, siendo ascendido a General en Jefe. Con esa región en manos de los patriotas encabezados por Piar, Bolívar obtuvo una base segura para la liberación de Angostura, capital de la tercera República de Venezuela.

El 8 de mayo de 1817 el General Piar estuvo entre los que siguieron a Mariño en el Congreso de Cariaco, que fracaso en el intento de despojar a Bolívar del gobierno republicano. Privado del mando de tropas, Piar solicitó su retiro militar el 30 de junio de ese año para marchar a Curazao; aunque en realidad se dirigió a Caroní para soliviantar a una parte del ejército contra el gobierno bolivariano, valiéndose del descontento existente por el predominio de la oficialidad blanca de origen mantuano. El 5 de agostó, Bolívar dio a conocer un manifiesto en su contra en el que denunciaba que “el general Piar ha formado una conjuración destructora del sistema de igualdad, libertad e independencia”. Ordenado su arresto, fue detenido el 28 de septiembre por el General Manuel Cedeño en el Aragua de Maturín y trasladado a Angostura. Enjuiciado según el Decreto de Conspiradores de agosto de 1813, por un Consejo de Guerra, presidido por su coterráneo el Almirante curazoleño Luis Brión y en el que el General Carlos Soublette actuó de Fiscal, resultó condenado a muerte el 16 de octubre de 1817 por los delitos de insubordinación, deserción, sedición y conspiración. El Capitán Fernando Galindo, con quien estaba enemistado, fue escogido por el propio Piar como su defensor, logrando se desestimasen los cargos de insubordinación y deserción. Ese mismo día fue fusilado en la plaza pública de Angostura. Bolívar, según el testimonio del francés Louis Perú de Lacoix, consideró que la ejecución del General Manuel Piar fue necesaria para evitar la guerra fratricida y el resquebrajamiento de la unidad patriota en un momento decisivo de la lucha independentista.

 

Bibliografía

Diccionario de Historia de Venezuela, tomo II, Fundación Polar, Caracas, 1988.

García, Samuel Antonio: Proceso seguido al general Manuel Carlos Piar, Caracas, Tipografía Vargas, 1975.

González, Asdrubal: Manuel Piar, Valencia, Vadell Hermanos Editores, 1979.

Landaeta Rosales, Manuel: Procedencia del General Manuel Piar, Caracas, Sociedad Bolivariana de Venezuela, 1963.

Narváez Churión, Vicente Luis: Por el rescate del nombre del General en Jefe Manuel Piar, Caracas, Italgráfica, 1985.

Pool y Davies, John de: General Carlos Manuel Piar, conquistador de Guayana, Panamá, Talleres de The Star & Herald, 1946.

Siso Martínez, J. M.: Historia de Venezuela, Caracas, Ed. Yocoima, 1954.

Tour, Antonio Octavio: Biografía del general Manuel Carlos Piar, Caracas, Venevasco, 1985.