Machito

Música, Cuba

Machito (Francisco Raúl Pérez Gutiérrez, 1909-1984). Cantante, maraquero, director de orquesta, figura fundamental en la difusión internacional del jazz afrocubano o jazz latino.

Francisco Raúl Pérez, conocido también como Frank Grillo, nació en La Habana el 3 de diciembre de 1909 en la barriada de Jesús María. Comenzó a cantar muy joven en distintos sextetos de sones, como aficionado. Debutó como cantante y maraquero con el sexteto de Miguel Zabala, luego alcanzó a actuar con algunos grupos renombrados, como Agabama, de Abelardo Barroso; Occidente, de María Teresa Vera; y Universo. Formó parte del grupo Los Jóvenes Redención, en el cual trabajaba, como trompetista, Mario Bauzá (1911-1993), quien con el tiempo se convertiría en su cuñado y decisivo colaborador en su carrera artística.

En octubre de 1937 Macho (mote dado por su madre) emigró a los Estados Unidos a instancias de Bauzá. Ese mismo año se integró al grupo Estrellas Habaneras con el que participó en algunas grabaciones. Trabajó en EE.UU. entre otras orquestas, con las de Augusto Cohen y Alfredito Valdés.

En 1939 comenzó a cantar con la orquesta Siboney, del violinista y saxofonista Alberto Iznaga, y con el conjunto Caney, de Fernando Storch, grupo con el cual realizó numerosos registros fonográficos. Grabó discos, también por esa época, con la orquesta del boricua Noro Morales y con la del catalán Xavier Cugat.

La orquesta Machito and his Afro-Cubans debutó el 3 de diciembre de 1940, en el Park Palace de Nueva York. Un año después se sumó a la agrupación Mario Bauzá, tras cumplir su contrato con la banda de Cab Calloway. Bauzá asumió la dirección musical de los Afro-Cubans y comenzó a reforzar la plantilla con músicos capaces de interpretar tanto la música cubana como el jazz.

Las primeras grabaciones de Machito and his Afro-Cubans, realizadas entre 1941 y 1942, alcanzaron éxito inmediato en la comunidad latina de Nueva York, fundamentalmente, "Sopa de pichón", "Tingo talango" y "La paella".

En julio de 1942 la orquesta respaldó a Miguelito Valdés en una nutrida serie de grabaciones para la firma Decca.

En 1943, al ser llamados varios de los integrantes de los Afro-Cubans, entre ellos Machito, a las filas del ejército norteamericano, Bauzá decidió sumar a la banda, como cantantes, a Marcelino Guerra “Rapindey” y al boricua Polito Galíndez. El 20 de mayo de ese año entró a la orquesta la vocalista Graciela Pérez (1915-2010) –medio hermana de Machito–, quien formaba parte desde 1933 de la Orquesta femenina Anacaona.

Nueve días después de la llegada de Graciela, en el Park Palace Ballroom, la orquesta estrenó "Tanga", compuesta por Bauzá, considerada por muchos la primera muestra de jazz afrocubano o “latino”. Sobre esta pieza, muchos años después, Bauzá comentó: “De hecho, aunque construí un edificio teniendo como cimientos los ritmos afrocubanos y el jazz como estructura, sólo quería encontrar un tema para la apertura de nuestro show”. En el mes de octubre Machito es licenciado del ejército y al regresar a su orquesta, escribe unas palabras para acompañar la música de Tanga, que le permitirá poner de manifiesto su talento como cantante de scat vocal.

En 1945 René Hernández (1916-1977) llegó de La Habana para reemplazar al pianista Joe Loco (José Estévez) en la orquesta, hecho importante para la historia de la banda pues los arreglos de Hernández definirían el estilo de los Afro-Cubans por más de dos décadas. Al repertorio de la agrupación Hernández aportó, entre otras composiciones, "Zambia", considerada hoy como uno de los clásicos del jazz afrocubano.

La agrupación de Machito inició con tres saxos y dos trompetas, piano, contrabajo, bongó, tumbadora y timbales, y en 1946 se anexaron dos trombones, una trompeta y dos saxos generalmente ejecutados por músicos de jazz. El bop se convirtió en la tendencia dominante del jazz y los Afro-Cubans fueron claves en el surgimiento de la corriente conocida como “cubop”.

Por esa época la orquesta era la favorita del público latino que acudía a los famosos bailes del Royal Roost, La Conga o el Savoy –y en los años cincuenta, el Palladium–, sin dejar de ser un laboratorio de experimentación con figuras del jazz norteamericano como Stan Kenton, Lester Young, Dizzy Gillespie, Ella Fitzgerald, Flip Phillips, Brew Moore, Howard McGhee, Herbie Mann, Zoot Simms, Buddy Rich y Cannoball Adderley, entre otros.

En 1947 la orquesta de Machito participó en la grabación de varios números de Chano Pozo, quien se encontraba en Nueva York actuando con agrupaciones norteamericanas de jazz. Por razones de contrato –Machito y sus Afro-Cubans pertenecían a otra firma disquera– en los créditos de los discos no pudo aparecer el nombre de la banda ni Machito ni Miguelito Valdés pudieron cantar en ninguno de los números, pero su apoyo fue decisivo para que quedaran registradas en disco una docena de piezas de su amigo Chano, de quien habían cantado, y continuaron interpretando en incontables ocasiones a lo largo de su carrera "Nagüe", "Blen blen blen", "Ampárame", "El Pin Pin" y "Tin Tin Deo", entre otras.

Un músico importante que sumó a la orquesta su talento en los arreglos y composiciones desde finales de la década de 1940 fue el cubano Arturo Chico O’Farrill, autor de "No noise" y "The Afro-Cuban Jazz Suite I", llevadas a disco en 1948 y en 1950, respectivamente, grabadas por Machito and his Afro-Cubans con los saxofonistas Flip Philips y Charlie Parker. En 1950 se publicó bajo el sello Mercury un disco con la pieza Mambo is Here to Stay, con la cual Machito, Bauzá y los Afro-Cubans dieron cuenta de la llegada a Estados Unidos de una fiebre musical que revolucionaría los salones de baile y en la que ellos serían activos protagonistas: el mambo. Un enorme salón de baile, el Palladium de la Avenida Broadway, fue testigo de la plenitud de la banda hasta 1965, en que cerró sus puertas para siempre.

Algunos de los discos de larga duración más significativos de esta etapa son: Machito –Sí-sí, No-no (1952), Cha cha cha at the Palladium (1954), Irving Berlin in Latin American (1959), A night out (1960), Reunión-con Miguelito Valdés- (1963), y Machito goes Memphis (1967).

En junio de 1975 Bauzá y Machito reunieron nuevamente sus fuerzas con Dizzie Gillespie y con la conducción de Chico O’Farrill grabaron el álbum Afro-Cuban Jazz Moods, para el sello Pablo, del productor Norman Granz, considerada pieza trascendental en la historia del jazz afrocubano, concebida inicialmente como una suite en tres movimientos.

El 10 de noviembre de 1975 se disolvió el binomio Machito-Bauzá por razones económicas, pues Machito proponía reducir la orquesta a un octeto para hacerla sostenible. A partir de entonces Bauzá se unió a Graciela y formaron su propia banda. Machito, con sus hijos Mario y Paula, continuó realizando presentaciones y discos –entre ellos el álbum Fireworks con la voz del salsero Lalo Rodríguez- para los sellos Coco y Timeless.

El 23 de febrero de 1984 recibió el premio Grammy en la categoría de música latina por el álbum Machito and his Salsa Big Band 1982.

El 16 de abril de ese mismo año, cuando realizaba una gira por Europa, falleció en Londres. En su sepelio, en Nueva York, recibió enorme tributo de la comunidad latina.

Discografía

CD Palladium PCD-116: Machito & his Afro-Cubans (1941-1942)

CD Pablo 2625-712-2: Mucho Macho (1948-49)

CD Palladium PCD-111: Dance date (1951)

CD Tumbao TCD 04: Tremendo cumbán (1949-52)

CD Tumbao TCD 12: Machito and his afrocubans – Cubop City

CD Tumbao TCD-24: Machito and his afrocubans – Carambola

CD Harlequin HQCD-87: Machito and his afrocubans Grabaciones en vivo de finales de la década de 1940 e inicios de 1950

CD Harlequin HQCD 139: Machito baila, baila, baila (1943-1948)

CD Tumbao TCD-85: Freezelandia – Machito and his afrocubans.

CD Palladium PLP-109: Machito plays mambos & chacha (1956)

CD Alma 511: Machito’s variedades (1963)

CD West Side WSCD-4056: Mucho mucho, Machito (1965)

CD GNP-58: Machito at the Crescendo (1960)

CD Alma Latina ALCD-20: La fabulosa Graciela con Machito y su orquesta

 

Bibliografía

Chediak, Nat: Diccionario de Jazz Latino, Fundación Autor, Sociedad General de Autores y Editores, Madrid, 1999.

Delannoy, Luc: ¡Caliente! Una historia del jazz latino, Fondo de Cultura Económica, México DF, 2001.

Díaz, Ayala, Cristóbal: Cuando salí de La Habana. 1898-1997: Cien años de música cubana por el mundo, tercera edición, corregida, Fundación Musicalia, San Juan, Puerto Rico, 1999.

_______________: Música Cubana del Areyto al rap cubano. Cuarta edición. Fundación Musicalia, San Juan, Puerto Rico, 2003.

Giro, Radamés: Diccionario Enciclopédico de la Música en Cuba, Letras Cubanas, La Habana, Cuba, 2007.