Kid Chocolate

Deporte, Cuba

Kid Chocolate (Eligio Sardiñas Montalvo, 1910-1988). Boxeador cubano que alcanzó varias veces el título de campeón mundial en el deporte profesional.

Nació en la barriada de El Cerro, en La Habana, el 28 de octubre de 1910. Su infancia transcurrió entre grandes privaciones. A los doce años de edad subió al ring en un campeonato infantil organizado por el periódico habanero La Noche, y alcanzó, con asombrosa facilidad, la que sería la primera victoria de su fructífera carrera; a sus diecinueve años, con una fama bien ganada y ya conocido por su sobrenombre de Kid Chocolate, era el boxeador cubano de mayor fama internacional, que llegaría a convertirse en una de las primeras figuras de todos los tiempos en esa especialidad.

En esa primera etapa continuó participando en programas infantiles y en los carteles de adultos ofrecidos en la Arena Colón, donde se encargaba además de anunciar los cambios de rounds en las peleas. Luego de demostrar su calidad en el campo amateur, las necesidades económicas lo obligaron a pasar al profesionalismo, de la mano de quien sería su inseparable manager, Luis Felipe (Pincho) Gutiérrez, con quien viajó en 1928 a Nueva York.

Su debut en cuadriláteros estadounidenses se produjo el 1o de agosto de ese año, y fue su primera victoria. Al año siguiente, el Kid rompió los récords para pesos pequeños con su triunfo sobre Al Singer, llamado El rey de los Judíos.

No obstante, en 1930 perdió su condición de invicto ante el inglés Jack Kid Berg. Ya para entonces estaba afectado, sin saberlo, por la enfermedad que aceleró el fin de su extraordinaria carrera deportiva. En 1931 ganó diez peleas, y perdió solo una, frente a Tony Canzoneri. Para entonces acumulaba dos títulos mundiales; el primero en los pesos ligeros y el segundo en los pesos gallos.

Al siguiente año fue derrotado otra vez por Berg y triunfó en otros diecinueve combates. Pero en 1933, a poco de perder el título del peso pluma -en Filadelfia, frente a Frankie Klick-, comenzó a declinar.

Por su carisma y las simpatías que despertó en los públicos norteamericanos, Kid Chocolate pudo romper la barrera racial al lograr que se suprimieran en las gradas las sogas que separaban a los espectadores blancos de los negros. Llegó a ser el primer púgil negro en consolidarse en los programas del Madison Square Garden, y enfrentó a los más selectos boxeadores de su época. Su última pelea, ante Nicky Jerome, terminó en un empate. Su expediente cerró con ciento treinta y cinco triunfos –cincuenta y uno de ellos por KO-, diez derrotas y seis tablas.

Al concluir su carrera, regresó a su casa de El Cerro en La Habana, donde lo esperaba la admiración del público. Trabajó como entrenador, pero también tuvo que realizar algunos trabajos insignificantes de escasa remuneración.

Kid Chocolate murió el 8 de agosto de 1988, reverenciado y admirado por su pueblo, y su sepelio constituyó una manifestación de duelo popular. Fue sepultado en la Necrópolis Cristóbal Colón, en la ciudad de La Habana.

 

Bibliografía

Ortega, Víctor Joaquín y Elio Menéndez: El Boxeo soy yo, Ed. Orbe, La Habana, 1980.