Joseph Chatoyer

Historia, San Vicente y las Granadinas

Joseph Chatoyer  (¿- 1795). Héroe Nacional de San Vicente y las Granadinas. Considerado el primer mártir de esas islas en la lucha contra el colonialismo británico.

Joseph Chatoyer, o Santuye, mestizo de los llamados garífunas o caribes negros, fruto de la unión entre los descendientes de los pobladores indígenas, arauacos y caribes, asentados en estas islas de las Antillas Menores con anterioridad a la invasión europea del continente americano, con negros africanos. Estos últimos habían llegado en forma accidental en 1635 a San Vicente, como resultado del naufragio de dos embarcaciones españolas que transportaban esclavos. De esta manera, Chatoyer representaba una cultura nueva, que combinaba componentes de la herencia africana con la de los pueblos originarios. 

No se sabe la fecha del nacimiento de Chatoyer ni tampoco muchos datos sobre su vida. Su nombre aparece por primera vez como uno de los principales caciques que resistió la ocupación inglesa de San Vicente. Ese proceso estuvo asociado al avance de la colonización británica de San Vicente, pues el Tratado de París de 1763 otorgó la soberanía sobre esta isla y Dominica a la Corona inglesa. Desde entonces los británicos se fueran apoderando de las mejores tierras y relegando a los garífunas a las zonas montañosas e intrincadas.

Pero en 1772 los garífunas se sublevaron, en lo que se ha llamado la “primera guerra caribe”. Encabezados por Chatoyer, los garífunas de San Vicente obligaron a los colonialistas ingleses a firmar un tratado de paz el 17 de febrero de 1773. Mediante dicho acuerdo, Inglaterra fue obligada a finalizar las hostilidades iniciadas dos años atrás a cambio de que los garífunas aceptaran la condición de súbditos de George III.

Con posterioridad, el estallido de la guerra de independencia de las trece colonias inglesas de Norteamérica, permitió a los garífunas recuperar entre 1779 y 1783 su plena soberanía sobre la isla gracias al enfrentamiento entre Inglaterra y Francia. En este último año, un acuerdo entre ambas potencias, el Tratado de Versalles, ratificó la soberanía inglesa sobre la isla, que de nuevo envió sus fuerzas militares.

Desde 1795 Joseph Chatoyer organizó otra vez la resistencia a los invasores británicos, aunque ahora contaba con el respaldo de los revolucionarios franceses dirigidos por Víctor Hugues, emisario de la Revolución Francesa establecido desde el 6 de mayo de 1794 en la isla de Guadalupe, pues tanto en Europa como en el Caribe Inglaterra era la punta de lanza de la contrarrevolución. Como sucedía en forma paralela en Haití y otros partes del Caribe, los garífunas se enfrentaron a los colonialistas ingleses, que pretendían derrotar a los partidarios de la Revolución Francesa y restablecer la esclavitud.

Para alejarlos de la influencia de Hugues y las revoluciones de esclavos que estremecían al Caribe, James Seton, gobernador inglés de San Vicente, convocó a los líderes caribes a una reunión a comienzos de abril de 1795, con el objetivo de obtener su lealtad a la Corona Británica, temiendo la repetición de los acontecimientos en la vecina isla de Granada, donde el mulato Julien Fedon, enarbolando las consignas y decretos de la Revolución Francesa, había sublevado a los caribes, esclavos, mulatos y negros libres contra el colonialismo británico. Al parecer, los partidarios de Chatoyer, temiendo que sus planes revolucionarios, tejidos con la complicidad de los enviados de Víctor Hugues, fueran descubiertos, precipitó el levantamiento de los garífunas.

Así estalló la denominada "segunda guerra de los caribes", que los ingleses llamaron la guerra de los bandidos (The war of the Brigands). Para atacar a los ingleses en Kingstown, Chantoyer dividió operaciones con su medio hermano el cacique garífuna Du Valle y el francés Chateaubelair, avanzando con sus hombres por la costa hacia la colina de Dorsetshire. El 14 de marzo de 1795, un batallón de soldados británicos, recién desembarcados de un buque inglés, dirigidos por el general Ralph Albercromby, salió a enfrentarlo en esa elevación. Esa noche, Chatoyer fue asesinado en extrañas circunstancias por el mayor inglés Alexander Leith. Aunque la rebelión continuó hasta junio de 1796, la muerte de Chatoyer llevó el desaliento a los revolucionarios franceses procedentes de Guadalupe y Martinica y facilitó la derrota final de los garífunas de San Vicente.

Los sobrevivientes a la cruel represión desatada por los ingleses, fueron trasladados por la fuerza a la inhóspita isla Belliceaux, donde los diezmó una epidemia de fiebre amarilla. Por último, el 15 de julio de 1796, más de cinco mil garífunas, expulsados de su tierra natal, fueron confinados a la isla Roatán, frente a las costas actual de Honduras.

El 14 de marzo del 2002,  Joseph Chatoyer fue declarado oficialmente Primer Héroe Nacional de San Vicente y las Granadinas. En su memoria existe un monumento en el condado de Dorsetshire Hill, donde murió. Una obra de teatro basada en su heroica vida, El drama del rey Shotaway, recrea su larga resistencia contra el colonialismo inglés.

 

Bibliografía

 

Bangou, Henri: La revolución y la esclavitud en Guadalupe, 1789-1802, Editora Manatí, Santo Domingo, República Dominicana, 2008.

Bosch, Juan: De Cristóbal Colón a Fidel Castro. El Caribe, frontera imperial, Casa de las Américas, La Habana, 1981.

O´Franeh. Honduras: Santoyé el héroe garífuna y su gente, en: www.servindi.org

Pérez Cruz, Felipe de J.: Joseph Chatoyer, primer héroe nacional de San Vicente y las Granadinas, en: www.rebelion.org.