José Díaz Bolio

Música, Ciencia, Literatura, Periodismo, México

José Díaz Bolio (1906-1998). Músico, periodista, poeta y arqueólogo de Mérida, Yucatán. Destacado estudioso de la cultura maya, yucateca y mexicana.

Nació en Mérida el  6 de agosto de 1906, hijo de José Dolores Díaz y Díaz y Pilar Bolio Trejo. Realizó sus primeros estudios en el colegio Consuelo Zavala y en la Escuela Modelo de su ciudad natal. Su padre Don Pepe, era el dueño de la Droguería Peninsular, hombre de una sensibilidad extraordinaria, apasionado por la historia de Yucatán y que, además de comerciante exitoso, escribía para los periódicos de su época.

Durante un tiempo, cuando su familia fijó residencia en los Estados Unidos de América, José continuó su formación en el Free hold Military School, luego, al retornar a Yucatán regresó a la Escuela Modelo para ingresar más tarde en la Universidad Iberoamericana.

Desde muy joven se aficionó seriamente a la poesía, la música y la literatura, y comenzó a escribir en su columna Perfil del tiempo, sus artículos versaban sobre  las artes, Sociología, Antropología y Estética. Autor de una elevada cifra de ensayos y artículos periodísticos, que suman aproximadamente seis mil, escribió con asiduidad para varios periódicos yucatecos y para otros como Excélsior, que circulaban en la capital del país.

Paralelamente a su labor periodística, musical y científica siempre trabajó en las farmacias de su familia, donde desarrolló medicamentos y perfumes. Incansable estudioso, además de su idioma natal dominaba el inglés, el francés, el italiano y la lengua maya.

Como músico fue un afamado compositor, autor de la música de “Peregrina”, dedicada a la periodista estadounidense Alma Reed. En el año 1922 comenzó una amistad con Ricardo Palmerín, que duraría toda su vida. Con la influencia de Palmerín, Díaz Bolio creó famosas canciones como  “Retorno”, “Cobarde” y “Musmé”; esta última, con música del veracruzano Emilio de Nicolás, narra la tragedia de una princesa japonesa que muere por causa de un amor no correspondido.  En 1980 grabó una antología con 54 canciones de su maestro de guitarra, algunas de las cuales se creían perdidas.

A través de sus estudios sobre el universo maya, demostró científicamente que la serpiente a que se hacía alusión en el escudo era una especie con cuatro cascabeles, y que por ello debía ser modificada su representación. Como periodista utilizó el espacio de la prensa para buscar consenso y finalmente perfeccionar el dibujo del reptil que tradicionalmente aparecía en el escudo nacional de México.  

En el campo de la arqueología realizó relevantes aportes. En la obra La Serpiente Emplumada, eje de culturas, publicada en 1955, expuso su teoría sobre el patrón iconográfico serpenteado como parte de la cosmovisión de los antiguos mayas.  A Díaz Bolio se debe  la polémica teoría del origen crotálico de la civilización maya prehispánica, por la importancia de la serpiente cascabel en esta cultura. Esta tesis obtuvo mayor reconocimiento internacional que dentro de su propio país, y como complemento a esta obra cumbre escribió Mi descubrimiento del culto crotálico, Fin de la civilización maya, La tumba del rey Na Chancaan, El arte crotálico, y Origen del arte maya. El polifacético intelectual y trovador escribió un total de cuarenta y dos obras.

José Díaz Bolio comenzó a utilizar el gentilicio “yucatense” en lugar de yucateco, debido a que la terminación “ense” se utiliza para nombrar a los habitantes de Estados como Guerrero, Sonora, etc. A diferencia del sufijo “co” que  proviene del Náhuatl y significan: “lugar o sitio de, y se emplea para Mixteco, Zapoteco, Tamalulipeco, entre otros.

José Díaz Bolio cultivó también la poesía, inspirado por temas diversos, entre ellos, el mundo maya. En El Mayab resplandecientes reunió poemas en prosa donde recrea la filosofía maya frente a la vida y el amor; además publicó otros poemarios como Palabras de primavera, Poemas en Cristo y Sónticos, en donde intenta modificar la estructura del soneto clásico.

Su vida y obra fueron reconocidas más de una vez. Se le entregó en 1992 el título de Hijo Predilecto de Mérida, en el 450 aniversario de la fundación de la ciudad; la Medalla Cámara de Comercio 1984  y la Medalla Yucatán en 1989, esta última se le otorga a intelectuales que se hayan distinguido en las ciencias, las artes y la cultura en general. En el parque de la colonia Miguel Alemán, donde vivió varias décadas, hay un busto en su honor; también en la glorieta "La Vestal", de la antigua avenida 21, renombrada José Díaz Bolio en el año 2006. Cada año se le rinde homenaje en el Museo de la Canción Yucateca el día de su natalicio, centro que atesora su retrato al óleo. El Patronato Pro Historia Peninsular de Yucatán (Prohispen) cuenta entre sus acervos más valiosos con la obra completa de esta personalidad yucatense.

Falleció el 13 de octubre de 1998 a los 92 años de edad, con excelente estado físico e intelectual. Su hija Margarita Díaz Rubio, realizó una compilación de su obra bajo el título Yucatán en el perfil del tiempo.

 

Bibliografía activa

La serpiente emplumada; eje de culturas, Registro de Cultura Yucateca, Yucateca, Universidad de Indiana, 1955.

Guía instructiva a las ruinas de Uxmal: única que contiene la teoría de la civilización Maya, Yucatán en la cruz , 1967.

José Díaz Bolio, Carlos A. Echánove Trujillo: La geometría de los Mayas y el Mayarte crotálico, Área Maya, Universidad de Texas, 1967.

Guia instructiva (estudio), a las ruinas de Chichén Itzá, Mayan Area, 1972.

Origen Maya del escudo de México: conclusiones principales del libro “La serpiente emplumada : eje de culturas", Registro de Cultura. Área Maya, Universidad de Texas, 1977.

La visión pensativa, Imp. E.G. Triay e Hijos, Mérida, 1930.

El Mayab resplandeciente, México DF, 1934.

Bibliografía pasiva

Díaz Rubio, Margarita: Yucatán en el perfil del tiempo.

Diccionario de escritores mexicanos, siglo XX, UNAM, México D.F, 1988.