José de Diego y Martínez

Política, Literatura, Puerto Rico

José de Diego y Martínez (1866-1918). Poeta, jurista, orador y periodista. Militante del Partido Unión de Puerto Rico, presidente de la Cámara de Delegados y la de Representantes. Creador de la Academia Antillana de la Lengua.

José de Diego nació el 16 de abril de 1866, Aguadilla, Puerto Rico. Comenzó sus estudios en Mayagüez, pero luego se trasladó a España para estudiar en el Instituto Politécnico de Logroño. A muy temprana edad se interesó tanto por la poesía como por la política. Formó parte del Comité Republicano Progresista de la ciudad riojana a los catorce años y envió a La Semana Cómica de Madrid sus primeras colaboraciones.

Cursó la carrera de Leyes en la Universidad de Barcelona. Junto con Ricardo J. Catarineau, fundó el periódico La Universidad. Fue apresado en 1885, por publicar unos versos audazmente extremistas en El Progreso, periódico español. Debido a la situación de las últimas colonias españolas en América, especialmente de Puerto Rico y Cuba, muchos de sus poemas son de temas políticos.

Después de unas vacaciones en su ciudad natal, no pudo regresar a España a causa de una enfermedad. A pesar de estos contratiempos, obtuvo la Licenciatura en Derecho en la Universidad de La Habana, Cuba, en 1891. Durante su estancia en la Isla se ha documentado que se acercó a la obra de José Martí y desarrollo una admiración particular por José María Heredia, a quien conoció personalmente y sobre cuya poética escribió una de las conferencias literarias que leyó posteriormente en el Ateneo Puertorriqueño.

Al regresar a Puerto Rico, en 1892, ingresó en el bufete de Rosendo Matienzo Cintrón, en la ciudad de Mayagüez. Un año más tarde se estableció en Arecibo y el 18 de enero de 1893 fundó el bisemanario político La República. En 1897, junto a Luis Muñoz Rivera, contribuyó en la fusión del Partido Autonomista y el Partido Liberal Español, que en aquel momento era dirigido por Práxedes Mateo Sagasta.

Ocupó la Subsecretaría de Gracia, Justicia y Gobernación en 1898, cuando España le otorgó la autonomía a Puerto Rico. Durante esta etapa trabajó como magistrado de la Real Audiencia Territorial de Puerto Rico, formó parte del Consejo Ejecutivo de Puerto Rico en 1900 y, tres años más tarde, ocupó un escaño en la Cámara de Delegados. En 1904, colaboró en la fundación del Partido Unión de Puerto Rico junto a Rosendo Matienzo Cintrón y Luis Muñoz. El partido abogaba por una solución definitiva para el estatus político del país, por lo cual se inclinó enérgicamente hacia la independencia de Puerto Rico.

Posteriormente fue presidente de la Cámara de Delegados, desde 1907 hasta 1917, cuando el cuerpo legislativo fue sustituido por la Cámara de Representantes. Durante ese tiempo, se destacan sus gestiones para la fundación del Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de Mayagüez, que actualmente es conocido como el Recinto Universitario de Mayagüez. El colectivo del Partido Unión de Puerto Rico lo eligió presidente, en 1914. Debido a que la resistencia dentro del mismo no le permitía desarrollar su independencia y soberanía para el país, decidió, después de dos años, separarse.

Viajó a Cuba y a la República Dominicana, precisamente con el propósito de realizar también una fuerte propaganda a favor del proyecto de la Unión Antillana. Defendió con vigor la independencia de Puerto Rico y la tradición hispana. Muchas de sus reflexiones están orientadas a la preservación del idioma español y la búsqueda de legitimización como lengua oficial de la enseñanza; por lo cual se le reconoció con el apelativo de Caballero de la Raza. Además fue un paladín del Ateneo Puertorriqueño, institución que presidió en 1916 y 1918.

Su  obra, tanto poética como en prosa es sumamente extensa, ya que publicó poemarios, artículos en la prensa española y puertorriqueña, además de estudios legales y de administración. Reconocido como romántico, predominan en sus obras como temas el amor, la patria, el dolor y la reflexión religiosa.

En Pomarrosas, se encuentran las preocupaciones cívico-políticas. Una de sus composiciones más conocida es “A Laura”, canto a la manera de Espronceda que encuentra motivación en el desengaño amoroso. De esos versos se destacan también los poemas titulados “Sombra” y “Póstuma”, compuestos en 1914. Entre sus obras más conocidas se encuentra “Aguadilla” y su tercero volumen de versos, Cantos de rebeldía (1916), donde profundiza en el tratamiento del problema político de Puerto Rico.

Su último libro Cantos de pitirre, inédito hasta 1950, lo compuso durante los dos años que precedieron a su muerte, enfermo y en desacuerdo con la estructura política imperante en Puerto Rico. En “Estrellas lejanas”, el último título de esta recopilación, reitera su creencia en el ideal político independentista.

Por otra parte, la obra en prosa expresa su preocupación por el ideal político independentista, el proyecto de la Unión Antillana, la concordia de los países iberoamericanos y las luchas en favor de la institución obligatoria del español como lengua de la enseñanza en Puerto Rico, entre otros temas. Legó, no solo un sinnúmero de artículos periodísticos, sino también libros y folletos que recogen sus discursos, conferencias y ensayos.

A través de sus escritos se evidencia su cultura refinada y erudita, que abarcaron los campos de su propia profesión como historia, filosofía, teología, ciencias, artes, literaturas hispánicas, letras clásicas grecolatinas y europeas. Se aprecia el desarrollo de habilidades propias de la oratoria y el dominio que tenía de varios idiomas como el latín, el francés, así como su capacidad de lector en inglés e italiano. En trabajos menos conocidos de aprecia su interés por temas jurídicos y sociológicos.

Para evitar la gangrena, dos años antes de su muerte, tuvo que pasar por la agonía de ver amputada su pierna derecha. José de Diego falleció el 16 de julio de 1918, en Nueva York. Sus restos reposan en el antiguo cementerio de San Juan.

 

Bibliografía activa

Poesías

Obras completas, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San José de Puerto Rico,1966.

Prosa

Reglamento de la Unión de Puerto Rico, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1908.

Puerto Rico’s Case and theTariff Bill (A Memorial to thePresident and the Congress of U. S. A.), Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1913.

Porto Rico Citizenship: Open Letterto U. S. Senator Miles Poindexter, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1913.

Sobre ciudadanía (Memorial de la Cámara de Delegados de Puerto Rico al Presidente y al Congreso de los Estados Unidos, 12 de marzo de 1914), Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1914.

Proyectos sobre indemnizaciones a obreros, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1915.

Unión Antillana: Bases constituyentes, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1915.

Academia Antillana de la Lengua. Estatutos (Propuestos por José de Diego y aprobados en la segunda asamblea general de la Unión Antillana, sección de Puerto Rico el 8 de abril de 1916), Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1916.

Nuevas campañas, Independencia de Puerto Rico, Unión Antillana, Solidaridad Ibero-americana. Barcelona, Sociedad General de Publicaciones, 1916.

El plebiscito portorriqueño (Con un apéndice sobre el criterio de Luis Muñoz Rivera sobre el plebiscito), Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1917.

Discursos (Pronunciados en Santo Domingo, con motivo del Día de la Raza por José de Diego, de octubre de 1923), Nueva York, 1928.

Bibliografía pasiva

Álvarez, Josefina Rivera: Diccionario de literatura puertorriqueña, t. II, vol.I, Instituto de  Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1974.

Astol, Eugenio: “Hombres del pasado”, El libro de Puerto Rico, San Juan, 1923, pp. 1042-1048.

Arce de Vázquez, Margot. La obra literaria de José de Diego, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan de Puerto Rico, 1967.

Babín, María Teresa. “El Caballero de la Raza. Genio y figura de José de Diego”, Artes y Letras, San Juan, P. R., 1957, núm. 10, pp. 3-5.

De Arrigoitia, Luis: “Cuatro poetas puertorriqueños: José de Diego, Luis Lloréns Torres, Luis Pales Matos, Juan Antonio Corretjer”, Cahiers du monde hispanique et luso-brésilien, 1972, pp. 59-76.

Granada, Germán de: La obra literaria de José de Diego, en Thesaurus, Bogotá, t.23, no. 3 septiembre-diciembre, 1968, pp. 590-592.

Maldonado Denis, M: "La idea de la independencia de Puerto Rico en el pensamiento de José de Diego", Asomante, no. 22, 1966, pp.19-32.

Meléndez, Concha: José de Diego en mi memoria, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan, 1966.