Jean Francois Patacu

Historia, Política, Haití

Jean Francois Patacu (¿-1811). Uno de los jefes de la rebelión de esclavos negros ocurrida en la colonia de francesa de Saint Domingue en 1791. General de las Tropas Auxiliares del ejército español.

Poco se sabe de la vida de Jean Francois antes de la gran rebelión de los esclavos ocurrida en agosto de 1791. Al parecer, nació en África en una fecha que se desconoce y llegó a la colonia francesa de Saint Domingue en condición de esclavo. Trabajo en la plantación de Patacu en la zona septentrional, de donde escapó y se convirtió en cimarrón, condición que tenía cuando se unió al levantamiento de los esclavos.

En los primeros momentos, la rebelión se presentó como un movimiento en defensa del Rey de Francia, pues los trabajadores negros sublevados creían que los blancos tenían prisionero a Luis XVI por querer liberarlos. Jean Francois pronto se destacó como sustituto de Boukman, el sacerdote vudú líder de la rebelión que murió en los primeros combates, alcanzando preeminencia sobre los demás jefes: Jorge Biassou, Jeannot Bullet y Toussaint Louverture.  

No vaciló en imitar a los oficiales franceses vistiendo uniformes ornados con cintas, galones y condecoraciones, auto nombrándose Gran Almirante de Francia, Generalísimo y Caballero de la Orden de San Luis. En noviembre de 1791 ordenó arrestar y ejecutar a Jeannot por los injustificados derramamientos de sangre cometidos contra sus propios hombres y la población civil.

Después del derrocamiento de la monarquía en París y el establecimiento del gobierno de la Convención, a lo que siguió la ejecución de Luis XVI el 21 de enero de 1793, Francia declaró la guerra a las potencias realistas. Previendo este curso de los acontecimientos, la Corona española instó a su gobernador en Santo Domingo, Joaquín García y Moreno, a ganarse a los jefes de los esclavos sublevados como aliados, lo que determinó que Jean Francois y los principales jefes negros aceptaran la oferta de Madrid en la primavera de 1793.

A partir de ese momento, las Tropas Auxiliares Negras, como se denominó al ejército de esclavos al servicio de España, jugaron un papel importante en la ofensiva sobre el territorio colindante, lo que permitió a los españoles apoderarse de numerosas ciudades y poblaciones de Saint-Domingue: Gonaives, Gros-Morne, Plaisance, Acul, Limbé, Port-Margot, Borgne, Petit-Saint-Louis y Terre-Neuve.

En particular, la victoria de Port Margot, a principios de 1793, le significaron a los principales jefes de las Tropas Auxiliares Negras valiosos reconocimientos y ascensos militares, superados los violentos enfrentamientos que habían separado a Jean Francois y Biassou a fines del año anterior.

No obstante, en el primer semestre de 1794, el prestigio e importancia de Jean Francois se vio afectado por la injustificada masacre cometida por sus hombres, tras la rendición a los españoles de la fortaleza francesa de Dauphin (Bayajá), así como por el cambio de bando de las fuerzas de Toussaint Louverture, que pasaron a respaldar a Francia tras la abolición de la esclavitud en todas sus colonias. A partir de ese momento, sólo las Tropas Auxiliares Negras encabezadas por Jean Francois, Biassou y Gil Narciso siguieron al servicio de España.

El 18 de octubre de 1795 se conoció en Santo Domingo la noticia del Tratado de Basilea, mediante el cual el gobierno de Madrid cedía a Francia la colonia de Santo Domingo como resultado del desfavorable curso de la guerra para España. El acuerdo estipulaba que los habitantes de la colonia disponían de un año para trasladarse a Cuba.

Uno de los problemas que debían resolver las autoridades españolas de Santo Domingo,  era el destino de las fuerzas auxiliares negras, pues las autoridades de la Mayor de las Antillas, encabezadas por su Gobernador Luis de las Casas, se negaban a aceptarlas en su territorio por temor al ejemplo que podían dar a la población negra. No obstante, fueron despachadas para La Habana a principios de 1796, donde no se les permitió desembarcar y se les obligó a continuar a Cádiz, a donde finalmente llegó Jean Francois con doce oficiales y un crecido número de sus familiares. Se sabe que no se les reconoció su rango militar, ni recibieron compensaciones económicas, por lo que sufrieron muchas penurias. En 1813, el Consejo de Regencia acordó remitirlos a la Costa de los Mosquitos en Centroamérica, pero el general Jean Francois, unos de los principales líderes de la gran rebelión de los esclavos de Saint Domingue, hacía dos años que había fallecido.

 

Bibliografía

Ardouin, Beaubrun: Études Sur l´Histoire d´Haiti, suivies de la vie du Genénéral J. M. Borgella, tomos Iv y V, Dezobry et E. Magdaleine, París, 1853.

Bellegarde, Dantes: Histoire du Peuple Haitien, 1492‑1952, Collection du Tricinquantenaire de lÍndépendance d´Haiti,  Port‑au‑Prince, 1953.

Bosch, Juan: De Cristóbal Colón a Fidel Castro. El Caribe, frontera imperial, Casa de las Américas, La Habana, 1981.

Casimir, Jean: Haití, acuérdate de 1804, Siglo XXI Editores, México, 2007.

Franco, José Luciano: Historia de la Revolución de Haití, Instituto de Historia, La Habana, 1966.

James, C.L.R.: The Black Jacobins. Toussaint Louverture and the Santo Domingo Revolution, Vintage Books, New York, 1963.

Madiou, Thomas: Histoire d´Haiti, 7 tomos, Editions Henri Deschamps, Port-au-Prince, 1989 (1 ed. 1847).