Guayubín Olivo

Deporte, República Dominicana

Guayubín Olivo (Diómedes Antonio Olivo Maldonado, 1919-1977). Lanzador de béisbol dominicano, considerado como el primer gran pitcher que tuvo el béisbol profesional nacional.

Nació el 22 de enero de 1919 en Guayubín, Montecristi. Formó parte del seleccionado nacional de béisbol que obtuvo la medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1946, evento que se celebró en la ciudad de Barranquilla, Colombia. Jugó como refuerzo en Puerto Rico, México y Colombia. El 28 de septiembre de 1947 jugó de forma breve con el equipo de los Leones del Escogido y logró un juego sin hit ni carreras ante los Tigres del Licey.

En 1951 durante el inicio del béisbol profesional dominicano jugó para el equipo de los Tigres del Licey y demostrando sus excepcionales condiciones de lanzador zurdo. En 1951 y 1952 logró récord con 10 juegos ganados y cinco perdidos en cada una de las temporadas. En ambas ocasiones fue líder de efectividad con 1.90 y 1.33 respectivamente. El 29 de mayo de 1954 lanzó un partido sin hit ni carreras frente a los Leones de Escogido.

En la temporada de 1957 logró el récord de 10 juegos ganados y cuatro perdidos, con una efectividad de 1.84. Sus actuaciones en el béisbol invernal dominicano lo llevaron a firmar con la organización de los Piratas de Pittsburgh a los 40 años de edad. Un año después debutó en el béisbol de Grandes Ligas con la organización de los Piratas, con la que jugó durante las tres campañas siguientes.

En su primer año en las mayores no tuvo decisión en cuatro presentaciones, pero en 1962 logró cinco triunfos y una derrota, con una efectividad de 2.77. En 1963 pasó a los Cardenales de San Luis. En la temporada de 1961 del béisbol dominicano logró establecer el récord de 160 ponches en tan solo 142 entradas lanzadas. Su última participación en el béisbol dominicano fue en la temporada de 1964 con 45 años de edad.

En el béisbol dominicano logró el récord de 86 victorias y 46 derrotas, para una efectividad de 2.11 que lo convirtió en una de las leyendas del béisbol profesional nacional y especialmente con el equipo de los Tigres del Licey que lo bautiza con el mote La Montaña Noroestana.

En 1973 fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano. En 2006, los Tigres del Licey designaron su dugout con su nombre y develizaron una tarja en un acto donde se hizo el lanzamiento de un libro que reseña su labor en el béisbol.

Falleció el 15 de febrero de 1977 en Santo Domingo.

 

Bibliografía

Cruz, Héctor: Anuario del béisbol dominicano, 2005.

García Estrella, Félix: De Virgil en adelante, 2002.

Vargas, Kennedy: Grandes atletas dominicanos, Editora El Nuevo Diario, 2007.

Córdova Emilio Nicolás: “La montaña noroestana”, en Historia del béisbol dominicano, 2006.