Gastón Baquero

Literatura, Periodismo, Cuba

Gastón Baquero (José Gastón Eduardo Baquero Díaz, 1914-1997). Poeta, periodista y ensayista cubano. Candidato al Premio Príncipe de Asturias de las Letras y finalista en el Premio Nacional de Literatura (España) en el área de poesía. Considerado una de las figuras más relevantes de la poesía cubana de la segunda mitad del siglo XX.

Gastón Baquero nació el 4 de mayo de 1914 en La Habana. A sus cuatro años de edad, la familia se estableció en la ciudad de Banes, en la antigua provincia de Oriente, en medio de extrema pobreza. Ya adolescente, regresó a La Habana con su padre e inició estudios acelerados de bachillerato, hasta poder matricular en la Universidad de La Habana, donde se graduó como ingeniero agrónomo y químico azucarero. Sin embargo, ejerció poco la profesión, pues la abandonó para dedicarse por entero a la literatura y al periodismo, en los que había incursionado al tiempo que estudiaba.

Su obra poética se divide en dos grandes etapas: la primera, en Cuba, desde los años 30 y hasta su salida del país, luego del triunfo revolucionario; la segunda en tierras españolas, hasta su muerte.

Sus composiciones de adolescente, "Parque" y "Niña muerta", adelantaron el talento que desde la década del 30 lo vinculó a figuras, movimientos y publicaciones prominentes de su época. En 1942 publicó su primer libro, Poemas, el cual le valió rápidamente el reconocimiento general; en él destacaban composiciones como "Saúl sobre la espada" y "Testamento de un pez".

Junto a autores de renombre como José Lezama Lima, Eliseo Diego, Virgilio Piñera, Cintio Vitier, Fina García Marruz y Lorenzo García Vega, fue miembro del grupo Orígenes.

Su obra recogió y asimiló numerosas referencias culturales, sobre todo hispánicas, enraizadas en la herencia del modernismo. Su lírica, según se ha dicho, tiene un componente religioso, de raigambre católica, que celebra el mundo como encarnación de la obra divina.

Baquero expuso sus ideas filosóficas, ideológicas, religiosas, poéticas y estilísticas en los ensayos La poesía como problema, La poesía como reconstrucción de los dioses y del mundo y La poesía de cada tiempo. Sus concepciones estéticas también se hicieron patentes en estudios de poetas como Juan Ramón Jiménez, T. S. Eliot, Luis Cernuda, Saint-John Perse, César Vallejo, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Rubén Darío.

Su actividad periodística se inició en 1944 en el diario Información. Posteriormente pasó al Diario de la Marina, en el cual se desempeñó como redactor jefe y comentarista cultural a través de dos secciones fijas, Panorama y Aguja de marear. En el Diario de la Marina laboró hasta 1958.

Desde finales de esa década y durante la siguiente, Baquero ganó reputación como intelectual, no solo por su poesía, sino también por su obra periodística. Desplegaba entonces una intensa actividad cultural, tanto en Cuba como en el extranjero.

Por sus ensayos periodísticos y sus editoriales se ubicó entre los más destacados periodistas cubanos. Ocupó el cargo de vocal de la Asociación de la Prensa y se le confirieron varios premios de periodismo; entre ellos, el Justo de Lara. En 1948 se le otorgó el Primer Premio Juan Gualberto Gómez, en la categoría de artículo o crónica.

Colaboró estrechamente con las publicaciones literarias vinculadas al grupo origenista. Fue fundador de Clavileño (1942-1943) y publicó artículos y ensayos en Verbum, Espuela de Plata, Nadie Parecía y Orígenes (1944-1956). Publicó además en otras revistas emblemáticas de la época como Social, Baraguá, Grafos, Revista Cubana, Orbe, Poeta y América. En esa época también apareció su Diez poetas cubanos 1937-1947 (1948). Una selección significativa de su periodismo de temas literarios fue recogida en el año 2007 por el ensayista Alberto Díaz-Díaz en Geografía literaria. 1945-1996, recopilación de artículos publicados originalmente, en su mayoría, en el Diario de la Marina

Tradujo además obras de poetas europeos y norteamericanos como T. S. Eliot, George Santayana, Paul Eluard e Hilda Aldington, entre otros.

Fue miembro correspondiente de la Academia Nacional de Artes y Letras.

Gastón Baquero ocupó el cargo de senador en el Consejo Consultivo creado por Fulgencio Batista después del golpe de Estado del 10 de marzo de 1952, y, a los pocos meses del triunfo de la Revolución de 1959, abandonó el país. Marchó a Estados Unidos y se radicó finalmente en España. El Tribunal Revolucionario de Sanciones de Cuba dictaminó en 1960 su expulsión del Colegio Nacional de Periodistas, por su colaboración con la dictadura de Fulgencio Batista desde el Consejo Consultivo.

En España fue bien recibido por el gobierno de Francisco Franco. Allí laboró en el Instituto de Cooperación Iberoamericana e impartió cursos de historia y literatura latinoamericanas en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander, y en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid. Después trabajó durante décadas en la emisora Radio Exterior de España. Publicó en su etapa española Poemas escritos en España (1960), Memorial de un testigo (1966), Magias e invenciones (1984), Poemas invisibles (1991) y Autoantología comentada (1992). Su obra apareció también en diversas antologías, y se recogieron su poesía completa y sus ensayos literarios en los volúmenes Poesía y Ensayo (Fundación Central Hispano, a cargo de Alfonso Ortega Carmona y Alfredo Pérez Alencart). También vieron la luz Escritores hispanoamericanos de hoy (1961), La evolución del marxismo en Hispanoamérica (1966), Darío, Cernuda y otros temas poéticos (1969), Indios, blancos y negros en el caldero de América (1991), Acercamiento a Dulce María Loynaz (1993), y La fuente inagotable (1995).

Colaboró en la revista Mundo Hispánico y en los periódicos Ya, ABC, La Vanguardia y El País.

En 1992 fue en España candidato al Premio Nacional de Literatura en el área de poesía, por su obra Poemas invisibles. En 1998 fue candidato al Premio Príncipe de Asturias de las Letras.

En 1994 la Universidad de La Habana organizó una conferencia sobre su obra poética, y seis años más tarde se publicó en Cuba la antología La patria sonora de los frutos.

Su obra se ha traducido al idioma inglés, el francés, el italiano, el polaco, el alemán y el griego.

Gastón Baquero falleció en Madrid el 15 de mayo de 1997, a los 83 años de edad.

 

Bibliografía activa

Poemas, La Habana [s.e.], 1942.

Saúl sobre la espada, Ed. Clavileño, La Habana, 1942.

Ensayos, La Habana [s.e.], 1948.

Escritores hispanoamericanos de hoy, Instituto de Cultura Hispánica, Madrid, 1961.

Indios, blancos y negros en el caldero de América, Instituto de Cultura Hispánica, Madrid, 1991.

Poemas invisibles, Verbum, Madrid, 1991.

Autoantología comentada, Ed. Huerga y Fierro Editores, S.L., Madrid, 1992. Fragmentos de este texto pueden encontrarse en: http://www.lajiribilla.cu/2001/n5mayo/1075.html

Acercamiento a Dulce María Loynaz, Ed. de Cultura Hispánica, Instituto de Cooperación Iberoamericana, Madrid, 1993.

La fuente inagotable. Ed. Pre-textos, Madrid, 1995.

Palabras en la arena, Ed. Cocodrilo Verde, Madrid, 1997.

La patria sonora de los frutos, Antología de Efraín Rodríguez, Ed. Letras Cubanas, La Habana, 2000.

Poesía completa (1935-1994). Edición a cargo de Alfonso Ortega Carmona y Alfredo Pérez Alencart, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, Alicante, 2004.

Bibliografía pasiva

Jiménez, José Olivio: "La poesía última de Gastón Baquero: Sobre Memorial de un testigo", Diez años de poesía española (1960-1970); pp. 351-362, Ínsula, Madrid, 1972.

Lázaro, Felipe: Conversación con Gastón Baquero, Ed. Betania, Madrid, 1998.

Díaz-Díaz, Alberto: Geografía literaria. 1945-1996. Gastón Baquero, Ed. Huerga & Fierro, Madrid, 2007.

Vitier, Cintio: "Lo cubano en la poesía. La visión poética de Baquero", en Revista Universidad Central de Las Villas: 418-422, Impresores Úcar, García S.A., La Habana, 1958.