Francisco Arriví

Teatro, Literatura, Puerto Rico

Francisco “Don Paco” Arriví (Francisco Arriví Alegría, 1915-2007). Escritor, poeta y dramaturgo puertorriqueño. Considerado uno de los principales exponentes del teatro hispanoamericano del siglo XX y a menudo reconocido como el “padre del teatro puertorriqueño contemporáneo''.

Arriví nació en Santurce, barrio de San Juan, el 24 de junio de 1915. De padre español y madre puertorriqueña, comenzó desde muy temprana edad su afición por el teatro. A los 10 años construyó un escenario pequeño en el patio de su casa donde hacía varias representaciones de cuentos infantiles junto a sus amigos.

Cursó la enseñanza primaria en las escuelas Padre Rufo y Rosendo Matienzo Cintrón. Tras concluir sus estudios en la Escuela Superior Central ingresó en la Universidad de Puerto Rico, Recinto Río Piedras. Allí el joven Francisco recibió la orientación de un excelente claustro encabezado por el distinguido Antonio S. Pedreira. Comenzó a interesarse en los ensayos acerca de las producciones teatrales y participó intensamente en la vida cultural puertorriqueña. Durante su estadía en la Universidad escribió lo que sería considerado como el himno oficial de la misma: Himno al Alma Máter.

Se graduó de profesor de segunda enseñanza en la especialidad de Lengua y Literatura Españolas en el año 1938. Tiempo después de graduado, se une a la sociedad Dramática de Teatro Popular, cuya dirección estaba a cargo de Leopoldo Santiago Lavandero. Al unísono Arriví trabajaba en la Escuela Superior de Ponce y allí organiza una clase de artes dramáticas.

De esa experiencia nacen sus primeras obras, las cuales monta con sus alumnos: Club de solteros (1940), farsa en un acto, y El diablo se humaniza (1941), fantasía original en un acto. En 1941 se trasladó a San Juan y se incorporó al comité de producción radial de la Escuela del Aire del Departamento de Instrucción. Como director teatral lleva a escena las obras Hilarión (1943) y Nuestros días (1944) de Manuel Méndez Ballester. Además colabora con el Teatro Universitario y traduce varias obras extranjeras que luego son representadas allí.

Posteriormente funda un grupo de teatro llamado Tinglado Puertorriqueño, muy influenciado por la sociedad dramática Areyto. Con ellos llevó a escena su primera pieza teatral en tres actos Alumbramiento (1945), escrita dos años antes, y luego estrena el drama María Soledad (1947), que aparece refundido y replanteado en 1953 en el libro Una sombra de menos.

Arriví aporta nuevas técnicas a la escena puertorriqueña, incorpora el uso de las escenas retrospectivas y los dobles planos de acción, emplea parcialmente el área escenográfica, entre otros recursos expresivos del teatro moderno. Junto a René Márquez proyecta el impulso de una nueva sensibilidad temática del movimiento teatral y la intención central de crear una dramaturgia de motivaciones universalistas.  

Por sus notables libretos de series radiofónicas y la acertada dirección de las mismas, le fue otorgada una beca de la Fundación Rockefeller y en 1949, con la colaboración de la Universidad de Puerto Rico, obtuvo una maestría en radio y teatro en la Universidad de Columbia. Arriví se acercó en New York a la escena norteamericana, no solo a través de las clases recibidas, sino también por sus asiduas visitas a Broadway. En este espacio, que luego reconocería como su verdadera y mejor escuela, Arriví asistió a las puestas en escena de autores como Tennessee William, Eugene O'Neill y Arthur Miller, entre otros.

A su retorno a Puerto Rico el escritor colaboró activamente con el programa educacional Escuela del Aire, que transmitía programas radiales educativos a través de la radioemisora gubernamental W.I.P.R. Allí se desempeñó como director y, en 1951, escribió el primer programa televisivo puertorriqueño: Ayer y hoy. Entre sus textos más conocidos para la radio se encuentran Héroes de la guerra (una serie de veinte radio-dramas), Hacienda Villareal (una novela radiofónica), Páginas de nuestra historia (una serie de cien capítulos dramatizados sobre la conquista de Juan Ponce de León) y Alma de leyenda (serie de ochentas leyendas puertorriqueñas).  

A partir de 1955 comienza a escribir la reconocida trilogía “Máscara puertorriqueña”, integrada por las obras  Bolero y  plena (dividida, a su vez, en dos partes: Medusas en la bahía y El murciélago), VejigantesSirena. Vejigantes fue premiada por el Instituto de Literatura, y seleccionada para ser representada en varios festivales, actividades que generalmente estaban respaldadas por el Instituto de Cultura Puertorriqueña, así fue escenificada en el Primer Festival de Teatro Puertorriqueño en 1958. En estas obras Arriví se interesa por nuevos planteamientos, enraizados en la historia y la conducta de los habitantes de la Isla, así como el desarraigo y los problemas relacionados con el mestizaje. Entre sus piezas se destacan también Un cuento de hadas y Teatro plural.

Arriví fue nombrado director del programa de teatro del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 1959, cargo que ocupó por veinte años, hasta que en 1980 se jubiló por razones de salud. En 1961, organizó y dirigió el Primer Seminario de Dramaturgia. Participó en la firma de varios proyectos que pretendían fomentar el quehacer escénico.

Además, cultivó la poesía desde sus días de universitario y en el año 1958 publicó su primer poemario Isla y Nada, el cual ganó el premio del Círculo Cultural Yaucano y el “Antonio Rodríguez Menéndez”, correspondiente a ese año. Luego Frontera, libro de 1960, fue laureado por el Instituto de Cultura Puertorriqueña. A este compendio habría que añadir los títulos Ciclo de lo ausente (1965),  Escultor de la sombra (1965) y Vía Poética, así como el reconocimiento de la Sociedad de Autores Puertorriqueños, entre otros.  

A su pluma se deben diversos trabajos acerca de la producción dramatúrgica en Puerto Rico, algunos recogidos en los volúmenes Entradas por las raíces (1964) y Conciencia puertorriqueña del teatro contemporáneo. En ellos se interesa por la industria cultural del teatro boricua y atiende autores, obras y acontecimientos esenciales. Arriví también realizó crónicas, ponencias y artículos, que le permitieron ahondar y exponer temas relacionados con la obra de ciertos autores poco conocidos, es el caso de su texto titulado Los temas poéticos de Rafael Hernández, monografía realizada para el Seminario de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico en 1938.

Por su obra, entre otros reconocimientos, la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades le otorgó en 1982 el título de humanista conferenciante del año. Muchas de sus obras teatrales fueron representadas en el extranjero.

Francisco Arriví falleció a los 91 años, víctima de un ataque cardíaco, el 8 de febrero de 2007 en el Ashford Presbyterian Community, hospital ubicado en San Juan, y fue enterrado en el cementerio Los Ángeles. En el año 2000 la Asamblea legislativa aprobó la ley 82 y se dispuso que el teatro, localizado en la Avenida Ponce de León, en San Juan, se designara “Teatro Francisco Arriví” por su legado artístico a la cultura puertorriqueña. 

Bibliografía Activa

Una Sombra menos, Talleres Gráficos I. Méndez, 1952.

Isla y Nada, San Juan, 1959.

Vejigantes, Editorial Tinglado, San Juan, 1959.

Teatro puertorriqueño, Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan, 1959.

Escultor de la sombra, Instituto de Cultura Puertorriqueña , San Juan, 1965.

Máscara puertorriqueña, Editorial Cultural, San Juan, 1971.

Bolero y plena, Editorial Cultural, San Juan, 1975.

Vía Poética, Editorial Universitaria, Barcelona, 1978.

Bibliografía Pasiva

Dauster, Frank: “Francisco Arrivi: The Mask and the Garden”, en Hispania, 1962, pp.637-643. Disponible en http://www.jstor.org/stable/337343

González Cruz, Luis F.: “Dialéctica de lo blanco y lo negro en «Vejigantes» de Francisco Arriví”, en Anales de literatura hispanoamericana, nº. 10, 1981, pp. 99-106.

Hayden, J.M.: La conciencia étnica puertorriqueña en el teatro de Francisco Arrivi, Rutgers University, 1977.

Justiniano, E.Z. de, Rodríguez R.M.S. de y Cruz, L.R: Francisco Arriví: bibliografía selectiva, Universidad de Puerto Rico, San Juan,1986.

Komla Aggor, Francis: “Racial Prejuice, Racial Shame: Reading Francisco Arriví's «Máscara Puertorriqueña»”, en Bulletin of Hispanic Studies, Liverpool, Vol. 74, nº. 4, 1997, pp. 483-501.

Medina, Jorge.: “Entrevista a Francisco Arriví Alegría”, en Latin American Theatre Review, University of Kentucky, 1995.

Pérez Rivera, Tatiana: “Adiós al padre del teatro boricua”, en El Nuevo Día,  Puerto Rico, 9 de febrero de 2007.

Rivera de Álvarez, Josefina: Diccionario de la literatura puertorriqueña, tomo II, vol. I, Ediciones Instituto de Cultura Puertorriqueña, San Juan, 1974.