Francisco Antonio Rísquez Alfonzo

Política, Educación, Medicina, Venezuela

Francisco Antonio Rísquez Alfonzo (1856-1941). Médico cirujano, pedagogo, diplomático y académico venezolano. Fue Rector de la Universidad Central de Venezuela de 1935 a 1936. 

Nació en Juan Griego, Isla de Margarita, en el actual Estado de Nueva Esparta, el 10 de octubre de 1856. Sus padres fueron Jesús María Rísquez y Fernanda Alfonzo Boada. La primera enseñanza la recibió en la escuela de Bartolomé Milá de la Roca, en Cumaná, mientras la secundaria la cursó en los colegios de Andrés Level y Rafael Villavicencio. En 1868 se trasladó a Caracas, donde continuó estudios en el colegio Vargas. Realizó los exámenes de Bachiller en la Universidad Central de Venezuela en 1870, lo que le permitió iniciar poco después la Carrera de Medicina. 

Dos años más tarde entró en el Gimnasio de Literatura y Jurisprudencia y fue nombrado Ayudante docente de la Escuela Modelo Guzmán Blanco, así como Practicante en el Hospital Militar. Desde 1874 perteneció a la sociedad Escuela Médica. Graduado en Medicina y Cirugía el 30 de julio de 1876, comenzó a laborar en la isla de Margarita. 

Al año siguiente, fue elegido Diputado al congreso estatal de Nueva Esparta, pese a no tener los 21 años fijados en la ley. El 20 de septiembre de 1878 se casó con Elvira González, con quien tuvo tres hijos, Jesús Rafael –quien seguiría su misma profesión-, Francisco Antonio (Frank) y Luisa Elvira. Ese mismo año fue Miembro Correspondiente de la Facultad Médica en su región natal. Además, en 1880, tras un recorrido de trabajo profesional por Barlovento, ocupó el cargo de Vicerrector del Colegio de La Asunción y fundó el periódico El Esfuerzo. Por esta época fue reconocido con el Busto del Libertador.

En 1882 se mudó con su familia a Petare (Estado Miranda), cerca de la ciudad de Caracas, donde comenzó una intensa actividad científica y cultural de lo que fueron expresión sus numerosas publicaciones, conferencias y discursos. Un año después, fue nombrado Médico Cirujano de Petare y Vocal de la Junta de Instrucción Primaria de la Sección Bolívar del Estado Miranda. Dejó esas responsabilidades al año siguiente, se trasladó a Río Chico y en 1886 volvió al Petare como médico. 

Nombrado Rector del colegio de Petare, publicó el periódico pedagógico La Instrucción Popular, a la vez que redactaba La Unión Médica de Caracas. En 1887, el Presidente Antonio Guzmán Blanco le nombró Fiscal de Instrucción Primaria en el Tercer Circuito. Después de un breve viaje a Margarita, retornó a la capital para ocuparse de las Cátedras de Patología Externa y de Obstetricia en la Universidad Central de Venezuela.

En 1888, siendo Vocal del Consejo de Médico de Venezuela, fue uno de los fundadores de la Clínica de Niños Pobres de Caracas, la primera de su tipo en Venezuela, así como de su boletín informativo Tributo a los Pobres. En 1889 fue nombrado Vicerrector de la Universidad Central de Venezuela, donde promovió la Revista Científica. Creo en 1893 la Gaceta Médica, órgano de la Sociedad de Médicos y Cirujanos de Caracas, y tres años más tarde se le encargó la redacción del Código de Instrucción Pública.

En 1895 fue fundador y Vocal del Consejo Supremo de la Cruz Roja Venezolana y viajó a reuniones científicas a Nueva York, México y Roma. En ese mismo año, con la colaboración de los doctores Luis Espelozín y Luis Razetti, consiguió vertebrar las Cátedras para la enseñanza práctica de la Medicina, la Cirugía y la Obstetricia, en el Hospital Vargas, y ejerció interinamente el cargo de Rector de la Universidad Central de Venezuela. Más adelante inauguró las llamadas "Conferencias Médicas". En 1896 promovió la fundación de la Sociedad Médico Farmacéutica de Socorros Mutuos.

Al año siguiente, fue condecorado con la Medalla de Instrucción Pública y formó parte del Jurado para el primer concurso del Internado y al Externado del Hospital Vargas, mientras el Consejo de Médicos aprobaba su obra Farmacopea Venezolana, que fue declarada oficialmente Código Farmacéutico Nacional. En 1899 recibió el título de Farmaceuta de la Universidad Central de Venezuela, mientras en su condición de Concejal y Director de Higiene ponía en vigor la declaración obligatoria de las enfermedades contagiosas y la estadística demográfica.  

En 1901 fue designado Cónsul de Venezuela en Madrid, donde vivió una década, incorporado además en forma activa a la actividad médica española. Al año siguiente de su llegada a España revalidó su título de Médico en la Universidad de Madrid. Con posterioridad, laboró en el Dispensario de la Cruz Roja del Centro de esa ciudad, mientras La Real Academia de Medicina de la capital española lo nombró Miembro Correspondiente y la Academia Médico Quirúrgica de Madrid lo hizo Individuo de Número, así como también la Sociedad Española de Higiene. Por su parte, el Consejo Supremo de la Cruz Roja Española le otorgó la Medalla de Oro.

Fundó en Málaga la Liga y el Dispensario Antituberculoso y fue Miembro de La Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales de esa región peninsular. En 1908, fue nombrado Cónsul en Barcelona y, al año siguiente, ocupó el cargo de Encargado de Negocios de Venezuela en España. Durante toda su etapa diplomática en la antigua metrópoli remitió a su patria varios proyectos, entre ellos los de organización del cuerpo de Sanidad Militar, sobre higiene de la prostitución y de reforma a la clasificación de las enfermedades.

A su regreso a Venezuela, en 1910, volvió a la Cátedra de Patología General en la Universidad Central y a la Comisión Permanente de Patología Médica en la Academia Nacional de Medicina, de la que era miembro fundador, a pesar de estar en el exterior, desde su creación el 11 de junio de 1904. Fue Presidente de esa institución de 1916 a 1918 y de 1930 a 1934. 

En 1911 fue designado integrante de la comisión oficial encargada de dictaminar sobre el paludismo en Venezuela, por lo que  elaboró un informe sobre esa enfermedad en el país. Después presidió la Comisión gubernamental creada para reorganizar la instrucción primaria y secundaria y, con el auxilio del doctor Andrés Herrera Vegas, fundó el primer Sanatorio antituberculoso de Venezuela (1914-1919). 

En 1913 viajó de nuevo a Europa y a su regreso influyó en la creación de la Escuela de Enfermería, anexa a la de Artes y Oficios para mujeres, de la cual fue además su primer Director. Dos años después, al estar cerrada la Universidad Central por las protestas contra la dictadura de Juan Vicente Gómez, propuso la creación de una Escuela de Derecho, en la que ocuparía la Cátedra de Medicina Legal. En 1920 fue elegido Director de la Escuela de Medicina y de inmediato la transformó a profundidad, creando además, laboratorios y nuevos gabinetes para la enseñanza práctica. 

En 1928 fue nombrado Jefe del Dispensario Antituberculoso de Caracas y en 1932 elegido Miembro de Número de la Academia Venezolana de la Lengua. Entre 1935 y 1936 fue Rector de la Universidad Central de Venezuela y en este último año declarado Huésped de Honor del Congreso Médico Panamericano reunido en Rio de Janeiro. Murió en la capital venezolana, el 10 de julio de 1941, a la edad de 85 años.

A lo largo de su larga vida, Francisco Rísquez publicó más de un centenar de trabajos científicos, contentivos de sus aportes a la salud pública, a la que también contribuyó con la creación de varias instituciones destinadas a impulsar la medicina. Se le considera uno de los pioneros de la lucha antituberculosa, realizando también apreciables aportaciones al desarrollo de la Pediatría, la Enfermería, la Farmacología y la Medicina Legal. Por su enorme legado, Francisco Rísquez es recordado en museos, colegios y plazas de Venezuela que llevan su nombre, así como el hospital de Cotiza. 

 

Bibliografía activa

Manual de medicina legal, ajustada a la legislación venezolana. Caracas, [editor Pedro Valeri Rísquez], 1901.

Curso completo de patología general y su clínica para uso de estudiantes, catedráticos y prácticos, Barcelona, Imprenta de Jaime Vives, 1908. [2 tomos]

Doctor Felipe Guevara Rojas. Homenaje a su memoria. Biografía, Caracas, Litografía del Comercio, 1917.

Discursos y conferencias. Escritos literarios, Prólogo de Lisandro Alvarado, Caracas, Tipografía Americana, 1926.

Curso de higiene militar, naval, de la aviación y educación sexual, Prólogo del doctor Aimé Gauthier, Paris, Editorial Excelsior, 1926.

Patología General y Propedéutica, para uso de estudiantes, catedráticos y prácticos, Caracas, Tipografía Americana, 1927.

Farmacopea venezolana, Caracas, Tipografía Americana, 1928.

“La Morbosidad en Venezuela”, En Trabajos de la Delegación Venezolana al Primer Congreso de la Asociación Médica Panamericana, en colaboración con el doctor Luis Razetti, La Habana, Tipografía Americana, 1929.

 “Beauperthuy, precursor”, en Gaceta Médica de Caracas, Caracas, [s.e.], 1929, [tomo 36].

Curso de Patología Interna, Caracas, Tipografía Americana, 1932.

El Tecnicismo médico en el lenguaje castellano. Discursos leídos en la Academia Venezolana de la Lengua, en la recepción pública del señor Doctor Don Francisco Antonio Rísquez. Contestación del Doctor J. M. Núñez Ponte, Caracas, Tipografía Americana, 1932. 

Biografía del Doctor Luis Razetti al cumplirse el 4º aniversario de su muerte, Caracas, Tipografía Americana, 1936.

De mi viaje al sur, Caracas, Tipografía Americana, 1938.

Farmacopea venezolana, Código Farmacéutico de Venezuela. Caracas, Tipografía Americana, 1939, [4ª ed.].

Manual de Medicina Legal, Santiago de Chile, Editorial Zig-Zag, 1939,  [4ª ed.].

 

Bibliografía pasiva

Alegría, Ceferino: Dr. Francisco Antonio Rísquez, Caracas, [s.e.], 1974. 

Angulo Ariza, Félix S.: Breve elogio del doctor Francisco Antonio Rísquez [...] con motivo del primer centenario de su natalicio, Caracas: Tipografía Garrido, 1957.

Arráiz, Juan: Doctor Francisco A. Rísquez, Caracas, Tipografía Americana, 1916. 

Bodas de oro doctorales del Dr. Francisco A. Rísquez, julio 30 de 1926, Caracas, Tipografía Americana, 1926. 

Diccionario de Historia de Venezuela, Caracas, Fundación Polar, 1988, [tres tomos]. 

Gran Enciclopedia de Venezuela, Caracas, Editorial Globe, 1998, [diez tomos].  

Ovalles, Víctor Manuel: El Dr. Rísquez: vida y obra de este ilustre galeno, Caracas, Tipografía Americana, 1918. 

Valencia Parpacén, Joel: Francisco Antonio Rísquez, Caracas, Editorial Senda Ávila, 1968.

Rodríguez Lemoine, Vidal: Los inicios de la investigación biomédica en Venezuela: el Instituto Pasteur de Caracas 1895-1902, Caracas: Universidad Central de Venezuela, 1999.