Eladio Rodríguez Otero

Política, Educación, Literatura, Puerto Rico

Eladio Rodríguez Otero (1919-1977). Abogado, catedrático, escritor, líder cívico y empresario puertorriqueño muy importante dentro del movimiento político-social de Puerto Rico en el siglo XX.

Eladio Rodríguez Otero nació el 9 de mayo de 1919 en Río Piedras, Puerto Rico. Sus estudios básicos fueron en la Escuela Hawthorne de su ciudad natal. Desde pequeño se interesó por la literatura y sus padres Eladio Rodríguez Portela y Carmen Otero Salgado lo incentivaron a seguir el camino de las letras y la filosofía.

Tras graduarse de la Escuela Superior de la Universidad de Puerto Rico, en el año 1935, fue subdirector de la revista cultural universitaria Criterio en 1936 y, en 1941, se convirtió en el redactor del semanario universitario SER. Luego le fue otorgado el grado de Bachiller en Derecho de la Universidad de Puerto Rico en 1942, dos años más tarde obtuvo el grado de Bachiller en Artes de la Universidad de George Washington.

Participó activamente como escritor en la vida intelectual, cultural y política de Puerto Rico y basándose en ella escribió sus renombradas Obras Completas que abordan temas tan importantes como el idioma, la política y la religión.

Fue Presidente del Centro Católico de la Universidad de Puerto Rico de 1941 a 1942, y delegado de los Universitarios Católicos de Puerto Rico, Santo Domingo y Haití ante el Congreso de la Confederación Iberoamericana de Estudiantes Católicos y de Pax Romana celebrado en Bogotá, Colombia, en julio de 1941.

En 1942 parte hacia los Estado Unidos donde hizo dos maestrías en la Universidad de Harvard. La primera en Derecho, en 1943, y la segunda en Artes con especialización en Ciencias Políticas, en 1947. Fue Catedrático Asociado en Ciencias Políticas de la Universidad de Puerto Rico de 1947 a 1948 y del Colegio Universitario del Sagrado Corazón, de 1948 a 1949.

Durante los años 1948 a 1961 ejerció su profesión de abogado y se encargó de denunciar males sociales del proceso revolucionario puertorriqueño. Entre los años 1951 a 1957 se alió a una serie de organizaciones que defendían ciertas normas sociales. Fue miembro fundador de la Junta Directiva de la Unión Pro Defensa de la Moral Natural, 1951; de la Directiva de la Sociedad Obispo Arizmendi Pro Defensa del Idioma, 1962; y del Comité Permanente Pro Obispos Puertorriqueños, 1962-1965.

La labor revolucionaria de Rodríguez Otero dentro del proceso de independencia de Puerto Rico, por otra parte, es digna de destacar puesto que fue cofundador y primer vice-Presidente del Congreso Puertorriqueño Anticolonialista desde 1962 hasta 1965, miembro de la Junta de Gobierno del Instituto Puertorriqueño de Cultura Hispánica de 1965 a 1971, miembro de la Junta de Gobierno del Ateneo Puertorriqueño desde 1965, presidente del Comité Pro Defensa del Idioma Ateneo, 1967 y Presidente del Ateneo Puertorriqueño desde 1967 hasta su fallecimiento.

Además se incorporó como miembro a la Comisión del Colegio de Abogados sobre el Impacto Económico y Social de la Inmigración en Puerto Rico, 1966-1967; y a la Junta de Directores del Museo de Bellas Artes de Puerto Rico en 1966, puesto desde el que abogó por el enriquecimiento cultural de la sociedad puertorriqueña.

Fue el Presidente de la Organización Puertorriqueña de Inversiones y Servicios (OPIS), 1966; miembro fundador de la Junta de Directores de la Sociedad Bolivariana de Puerto Rico, 1969, miembro correspondiente del Instituto de Estudios Históricos Mirandino de Venezuela, 1969, miembro del Instituto de Literatura Puertorriqueña, 1970, miembro de la Comisión de la Revista del Colegio de Abogados, 1971, miembro de la Junta de Directores del Instituto de Estudios Jurídicos del Colegio de Abogados de Puerto Rico, 1971, asesor del Comité de Historia y Cultura de la Asociación Médica de Puerto Rico, 1972-1976; consejero de la Asociación Puertorriqueña de la UNESCO, 1973-1977.

En el último período de su vida Rodríguez Otero pasó a formar parte de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, 1976 y fue miembro de la Academia de Artes y Ciencias de Puerto Rico.

Falleció en 1977 a los 57 años de edad. Le fue concedido póstumamente el Premio de Honor del Ateneo así como la Encomienda de Isabel la católica por parte del Gobierno de España.

 

Bibliografía activa

Obras Completas, ts. I, II, III, IV, Sucesores de Eladio Rodríguez Otero, San Juan, 2008.

Función del Ateneo en el Proceso Histórico de Puerto Rico; Reflexiones sobre un tema vital, Sucesores de Eladio Rodríguez Otero, San Juan, 2008.

Bibliografía pasiva

Página oficial de los Sucesores de Eladio Rodríguez Otero: http://eladiorodriguezotero.com/

Eladio Rodríguez Otero: fotografías para la historia, Sucesores de Eladio Rodríguez Otero, 2010.