Diego de Torres y Vargas

Literatura, Religión, Puerto Rico

Diego de Torres y Vargas (1615-¿1649-1670?). Sacerdote y escritor puertorriqueño.

Diego de Torres y Vargas nació en 1615. Fue hijo del sargento mayor de presidio del Morro, García Torres, natural de Uclés (La Mancha, España), muerto en 1625 por heridas recibidas en la Batalla de San Juan, contra la armada holandesa dirigida por el capitán Balduino Enrico.

En 1635, Diego de Torres viajó a España para realizar estudios universitarios. Se matriculó en la Universidad de Salamanca, donde en 1639 se graduó de bachiller en cánones, título que le abriría muchas puertas en su carrera eclesiástica. De Salamanca pasó a Madrid, sede de la corte, para solicitar una prebenda en la catedral de Puerto Rico. El rey Felipe IV le concedió una canonjía el 24 de mayo de 1641, y el 10 de julio siguiente le extendía la real provisión con su nombramiento. Inmediatamente el nuevo prebendado se dispuso a regresar a Puerto Rico, y con ese fin se trasladó a Sevilla, donde recibió la licencia correspondiente de la Casa de la Contratación.

Acompañado de un criado sevillano, se alistó en 1642 en la flota de la Nueva España, que estaba a cargo del general Pedro de Ursúa y Arizmendi. La flota salió a navegar el 18 de julio y llegó a Puerto Rico el 20 de agosto siguiente. Una vez allí, Diego de Torres ejerció el cargo de canónigo y se desempeñó en las funciones propias de los miembros del cabildo eclesiástico.

En una sociedad en la que se medraba en razón de los méritos y servicios propios y de los antepasados, Diego de Torres solicitó repetidamente puestos más encumbrados. Tras varios intentos fallidos, fue promovido el 28 de junio de 1655 al cargo de chantre, y tres años después logró la dignidad del deanato, que se le concedió el 7 de junio de 1658. También ejerció otros ministerios, como el de vicario general de la diócesis en sede vacante, el de juez provisor y el de comisario subdelegado de la Santa Cruzada, aunque no desempeñó el cargo de secretario del obispo don fray Damián López de Haro, como durante un siglo se ha afirmado en la historiografía puertorriqueña.

Diego Torres y Vargas fue también renombrado escritor. En 1647 escribió la Descripción de la isla y ciudad de Puerto Rico, y de su vecindad y poblaciones, presidio gobernadores y obispos; frutos y minerales, que, de acuerdo con su título, brinda una valiosa información -aunque con frecuencia hiperbólica y no exenta de errores- acerca de la historia y naturaleza isleñas en el siglo XVI y la primera mitad del siguiente. La obra iba destinada al historiador español Gil González Dávila, autor de un Teatro Eclesiástico de las Primitivas Iglesias de las Indias Occidentales (1649), quien debía usarla como fuente primaria para la redacción de las secciones dedicadas en su obra a la isla de Puerto Rico. La Descripción… de Torres Vargas ofrece datos geográficos e históricos, con énfasis en la hidrografía de la isla y en las incipientes producciones de azúcar, jengibre y cueros.

La función de la narración de Torres y Vargas era mostrar la unidad de la cristiandad insular; de ahí que se estructurara alrededor de la jerarquía eclesiástica, los espacios de culto, los milagros y maravillas religiosas que los sacralizan, las amenazas a la cristiandad y sus mártires. Al cabo, esos tópicos acabaron identificándose con la unidad comunitaria, y, en sus comentarios de los atractivos y los valores del Partido de San Germán, Torres y Vargas ofreció un panorama de la desolación de la colonia española en San Juan Bautista. Sin embargo, ante la pobreza y el abandono, el autor destacó los valores cristianos de la pequeña comunidad colonial en una versión criolla, católica y devocional de la realidad social, que rezuma optimismo sobre la gente y la vida colonial.

La historiografía discute la fecha de la muerte de Diego de Torres, para la que se ha propuesto los años de 1649 y de 1670.

 

Bibliografía activa

Descripción de la isla y ciudad de Puerto-Rico, y de su vecindad y poblaciones, presidio, gobernadores y obispos; frutos y minerales, Ed. Nuevo Mundo, Puerto Rico, 1647.

Bibliografía pasiva

Huerga, Álvaro:  "Diego de Torres Vargas y su Descripción de Puerto Rico", Boletín de la Academia Puertorriqueña de la Historia, vol. XIX, no. 56, 1998, pp. 1-36.

Medrano, Pío: Don Damián López de Haro y don Diego de Torres y Vargas, dos figuras del Puerto Rico barroco. Plaza Mayor. San Juan, 1999.

_________________:  "Acotaciones a la descripción de la isla y ciudad de Puerto Rico, de Diego de Torres y Vargas". Artículo publicado en las Actas del Primer Congreso de Lengua y Literatura Manuel Álvarez Nazario, Centro de Publicaciones Académicas, Mayagüez, 2007. pp. 429-455.