Clemente Inclán Costa

Historia, Ciencia, Medicina, Cuba

Clemente Inclán Costa (1879-1965). Médico pediatra cubano. Rector de la Universidad de La Habana. Presidente de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana.

La familia de Rafael Inclán, rico asturiano radicado en La Habana, dio a Cuba dos destacados médicos: Clemente, pediatra, y Alberto (1890-1965), profesor fundador de la Cátedra de Ortopedia, que desarrolló en el hospital Nuestra Señora de las Mercedes.

Clemente Inclán  nació el 19 de marzo de 1879. Inició sus estudios de medicina en la Universidad de La Habana. Allí se vinculó a la práctica de deportes. Durante su carrera obtuvo excelentes resultados académicos, y el 21 de agosto de 1900 se le confirió la plaza de alumno ayudante de Bacteriología, al mismo tiempo que a Ángel Arturo Aballí se le otorgaba la de Fisiología. El 2 de julio de 1901 ambos recibieron el título de Doctor en Medicina.

Por Resolución Rectoral de 31 de octubre de 1904, Clemente Inclán fue confirmado en la plaza de Ayudante Graduado en Bacteriología y Patología Experimental, para el curso 1904-05. El 14 de septiembre de 1906 fue confirmado nuevamente, para los cursos académicos 1905-06 y 1906-07, en ejercicios de oposición.

Por Ley de 15 de octubre de 1923, se puso en vigor un nuevo plan de estudios para la carrera de Medicina, cuya estructura definitiva quedó acordada el 11 de octubre de 1924. El profesor Doctor Clemente Inclán Costa obtuvo entonces, por ascenso, la cátedra de Patología Experimental, de la que llegó a ser Profesor Titular durante sesenta años.

Su interés por las enfermedades de la infancia y la necesidad de trasmitir lo más avanzado de esos estudios lo llevaron, conjuntamente con Ángel Arturo Aballí, a fundar y dirigir la Revista de Pediatría (1916-1919). El 7 de octubre de 1928 se constituyó la Sociedad Cubana de Pediatría, de la  de la que fue designado socio de honor el profesor Inclán. Persistiendo en su interés por divulgar los conocimientos científicos, el Dr. Inclán fundó en 1931 la revista Archivos de Medicina Infantil, órgano del servicio de pediatría del Hospital Universitario General Calixto García, la que se publicó  hasta 1960. También dirigió, junto con los profesores Pedro Castillo Martínez y Luis Ortega Bolaños, Archivos de Medicina Interna (1935-1958).

La principal producción científica del doctor Inclán versó sobre patología médica infantil y bacteriología. Sus trabajos tuvieron gran repercusión nacional por la utilidad que reportaban a los médicos cubanos, especialmente a los pediatras, como lo demuestra el premio que le otorgó el II Congreso Médico Nacional por los resultados de su investigación científica acerca de las enteritis infantiles. 

Dados sus méritos científicos y docentes, el doctor Clemente Inclán fue electo, en claustro general, Rector de la Universidad de La Habana, cargo del que tomó posesión el 13 de febrero de 1930. Dos días más tarde se inauguró el Primer Congreso Internacional de Universidades, auspiciado por la Universidad de La Habana, que conjuntamente celebraba el bicentenario de su fundación.

El 30 de septiembre de 1930, el alumnado universitario encabezó una manifestación, a la cual se sumaron otros sectores, contra el gobierno de Gerardo Machado Morales. El primer mártir de los educandos cubanos, Rafael Trejo, fue herido en la protesta y falleció posteriormente. Ese mismo año, la vanguardia revolucionaria de la FEU retomó la experiencia de 1927 y creó una organización clandestina, el Directorio Estudiantil Universitario, como su brazo armado.

Ante los crímenes y la represión contra el estudiantado perpetrados por la dictadura machadista, el doctor Clemente Inclán renunció a su cargo de Rector, para no hacerse cómplice de la tiranía.

Después de la caída de Machado se declaró, por Decreto número 2059 de 6 de octubre de 1933, la autonomía de la Universidad de La Habana.

El 14 de septiembre de 1944, fue electo nuevamente como Rector de la Universidad de La Habana el profesor Clemente Inclán, una de cuyas primeras acciones fue auspiciar la creación de la colección de la Biblioteca de Autores Cubanos de la Universidad de La Habana (1944-1966). Desde ese año fue reelecto de forma ininterrumpida como Rector.

El 10 de marzo de 1952, con el golpe de Estado perpetrado por Fulgencio Batista, se iniciaba otra etapa de luchas y protestas del estudiantado contra el orden impuesto, pero, al amparo de la autonomía universitaria, el Rector podía utilizar las prerrogativas de su alta investidura para proteger al alumnado y al alto centro docente de la represión de las fuerzas armadas del régimen.

El Buró Ejecutivo de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) rechazó el golpe de Estado en el mismo día en que ocurrió, y apoyó al depuesto gobernante Prío Socarrás. Un grupo de estudiantes encabezado por el presidente de la FEU, Álvaro Barba, se presentó en el Palacio Presidencial para solicitar armas con que defender la democracia. En horas de la tarde, la policía rodeó la colina universitaria. El Consejo Universitario, declarado en sesión permanente por el Rector Inclán, se reunió fuera del recinto universitario para evaluar y repudiar los hechos, y acordó, por unanimidad, condenar el golpe de Estado en una nota de prensa.

Entre 1953 y 1956 tuvieron lugar algunas contradicciones entre la FEU y el Consejo Universitario. Mientras la primera defendía su derecho a enfrentar a la dictadura por distintas vías -incluyendo la armada-, los segundos pretendían evitar incidentes que pudieran provocar el cierre de la institución, y proponían solamente la protesta cívica.

En 1955 el Rector Inclán fue reelecto para el trienio 1955-58. Si bien durante ese período de su mandato la dictadura no pudo legalmente clausurar la institución, efectuó violaciones de la autonomía universitaria en reiteradas ocasiones, encontrando siempre el repudio y la denuncia, que firmó el Consejo Universitario en las principales publicaciones de la época.

Cuando se hizo pública la noticia de que el 2 de diciembre de 1956 había desembarcado por la costa sudoriental de Cuba la expedición del yate Granma -dirigida por Fidel Castro-, el Consejo Universitario, presidido por el Rector Inclán, tomó el acuerdo de diferir la reanudación de las actividades académicas hasta que las circunstancias lo aconsejaran, mientras sus miembros se mantenían reunidos en sesión permanente.

El 30 de marzo de 1956 la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina acordó designar como sus Presidentes de Honor a tres figuras destacadas de la medicina cubana: los doctores Clemente Inclán Costa, Octavio Montoro Saladrigas y José Martínez-Fortún Foyo.

Al triunfar la Revolución Cubana, el 1 de enero de 1959, el doctor Inclán fue ratificado en la condición de Rector Magnífico que ya ostentaba. El 11 de enero de 1962 fue designado Rector Consultor, cargo que conservó hasta su fallecimiento, ocurrido el 22 de enero de 1965.

 

Bibliografía activa

“La pediatría cubana. Lo que fue en el pasado, lo que es en el presente y lo que debe ser en el porvenir”; en Memoria de la Jornada de Pediatría de La Habana, diciembre 12-15 de 1940, La Habana, 1942.

Dr. José A. López del Valle. "Discurso leído ante su tumba en el Cementerio Cristóbal Colón, el 7 de diciembre de 1948"; en Archivo de la Oficina del Historiador del Ministerio de Salud Pública, La Habana, 2006.

Bibliografía pasiva

Aballí Arellano, Ángel Arturo: !Discusión del trabajo del doctor Clemente Inclán Costa Tuberculosis Infantil!; en Actas y Trabajos del VI Congreso Médico Nacional, Imprenta Montalvo, Cárdenas & Ca, La Habana, 1924.

Abascal, Horacio: "Entrega de títulos de Presidentes de Honor a los doctores Clemente Inclán Costa, Octavio Montoro Saladrigas y José A. Martínez Fortún Foyo. Palabras de apertura"; en Revista de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina, vol. 1, no.1, La Habana, enero-marzo de 1958.

Delgado García, Gregorio: "Estudios sobre Historia Médica Cubana"; en Cuadernos de Historia de la Salud Pública, no. 66, La Habana, 1983.

____________________________: "La salud pública en Cuba en el período republicano burgués"; en Cuadernos de Historia de la Salud Pública, no. 81, La Habana, 1996.
____________________________: "La revolución universitaria de 1923: su repercusión en los estudios de la Escuela de Medicina"; en Cuadernos de Historia de la Salud Pública, no. 83, La Habana, 1998.
____________________________: "Presencia de los asturianos en la historia de la medicina cubana"; en Cuadernos de Historia de la Salud Pública, no.99, La Habana, enero-junio 2006.

Villaverde, Manuel: "Palabras en el acto de investidura de los Títulos de Presidentes de Honor de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina de los doctores Clemente Inclán Costa, Octavio Montoro Saladrigas y José Martínez-Fortún Foyo"; en Revista de la Sociedad Cubana de Historia de la Medicina, vol. 1, no. 1, La Habana, enero-marzo 1958.