Bohemia

Periodismo, Cuba

Bohemia. Publicación semanal ilustrada. Una de las más importantes de Cuba, y la más antigua de América Latina.

Bohemia salió a la luz el 10 de mayo de 1908, durante la Segunda ocupación Militar de Estados Unidos en Cuba. Su fundador, Miguel Ángel Quevedo Pérez, se propuso editar una "revista de sociedad" que nombró Bohemia en homenaje a la ópera de Giacomo Puccini. Quevedo abandonó la empresa luego de imprimir unos pocos números de dieciséis páginas, pero retomó nuevamente el proyecto dos años más tarde, entonces con mejor suerte.

En esa primera etapa la revista no abordaba temas políticos. A la caza de lectores, patrocinaba carreras de automóviles, concursos de belleza, sorteos, y otras actividades sociales. Además, se dedicaba a reportar el mundo elegante de la crónica social habanera.

Gracias a la influencia de su director artístico, el pintor Antonio Rodríguez Morey, por las páginas de Bohemia desfilaron importantes artistas plásticos como Leopoldo Romañach, Armando Menocal y Conrado Massaguer.

Entre 1912 y 1928 ocuparon las jefaturas de redacción, sucesivamente, Enrique Coll, Rodrigo Cervantes, Ramón Rivera Gollury, Víctor Hugo Tamayo y José A. Giralt, quienes modelaron una revista fundamentalmente literaria. Bohemia publicaba cuentos, poesías, artículos de crítica literaria, y trabajos sobre teatro, música, cine y artes plásticas. En esa etapa, sus redactores y colaboradores fueron, entre otros, Luis Felipe Rodríguez, Federico de Ibarzábal, Armando Leyva, Alfonso Hernández Catá, Rafael Suárez Solís, Fernando Lles, Francisco J. Pichardo, Agustín Acosta, Aurelia Castillo de González, Arturo R. de Carricarte, Antonio Iraizoz, Luis Rodríguez Embil, Gustavo Robreño, Salvador Salazar, Luis Amado Blanco, Emilia Bernal, Arturo Alfonso Roselló, Emilio Gaspar Rodríguez, Mario Muñoz Bustamante, Sergio Cuevas Zequeira, Félix Soloni, Esteban Foncueva.

A partir del 7 de octubre de 1915 Bohemia adoptó el subtítulo de "Ilustración mundial", amplió sus páginas en tamaño y cantidad y renovó la técnica impresora, empleando por primera vez en Cuba la tricromía. Además incluyó un logotipo en las portadas y aumentó las páginas a cuarenta.

En 1928 asumió la dirección de la revista Miguel Ángel Quevedo de la Lastra, hijo del fundador. Bohemia adquirió entonces otra tónica, cambiando su perfil cultural-literario por uno inminentemente político, que conjugaba la agudeza con la crítica. Por asumir esa posición, Bohemia fue clausurada en varias ocasiones y su director apresado.

Durante las décadas del 30 y del 40, se consolidó como revista de información general, con marcado interés en la realidad nacional y dirigida hacia un público lo más variado posible. Apoyó las campañas moralizadoras de Eduardo Chibás, y se opuso al régimen implantado por el general Fulgencio Batista a partir del golpe de Estado del 10 de marzo de 1952.

El legado de los próceres Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, Máximo Gómez, Antonio Maceo y, sobre todo, José Martí, fue permanentemete divulgado en la revista. Asimismo, las ejecutorias de Julio Antonio Mella y Antonio Guiteras también se recordaron y apreciaron.

La publicación alcanzó prestigio fuera del país gracias al tratamiento de algunos problemas internacionales, como la defensa de la República Española, la oposición sistemática al fascismo, el apoyo al gobierno popular guatemalteco de Jacobo Árbenz, la exaltación de Augusto César Sandino de Nicaragua, la defensa de la independencia de Puerto Rico y la condena a tiranías latinoamericanas como las de Rafael Leónidas Trujillo en República Dominicana, Anastasio Somoza en Nicaragua, Jorge Ubico en Guatemala y Marcos Pérez Jiménez en Venezuela.

El 4 de julio de 1943 surgió la sección "En Cuba", considerada como la más leída del periodismo cubano. De carácter anónimo, recogía lo último del acontecer nacional, aunque en ocasiones se extendía a temas de América Latina. El espacio, ideado por Enrique de la Osa y Carlos Lechuga, contó con la colaboración de Marta Rojas, Ángel Augier, Fernando G. Campoamor, entre otros destacados periodistas.

A mediados de la década del 50 Bohemia adquirió el formato de nueve por doce pulgadas que hasta hoy mantiene. Aumentó sus páginas a 162 - más un suplemento de dieciséis a cuarenta y ocho páginas-, y comenzó a distribuirse en ciudades de Estados Unidos, como Nueva York y Miami. Además llegaba a Paraguay, Argentina, Costa Rica, Panamá y Venezuela.

En esa segunda etapa, Bohemia continuó publicando trabajos de tema literario, pero se centró mucho más en los políticos y sociales. Sus redactores y colaboradores fueron los más conocidos escritores y periodistas de la época, como Juan Marinello, Raúl Roa y Fernando Ortiz.

El triunfo revolucionario de 1959 motivó de tres ediciones sucesivas, llamadas "de la libertad", que reunieron un valioso material gráfico y testimonial de los años de la lucha insurreccional.

Quevedo de la Lastra se mantuvo como director y propietario hasta mediados de 1960, cuando abandonó el país. Entonces la revista fue intervenida por el Gobierno Revolucionario, y dirigida por Enrique de la Osa hasta 1971. En esa etapa, el semanario se transformó en total defensor del ideal socialista, adecuando a ese propósito su contenido. Bohemia ha mantenido actualizado al pueblo sobre los más sobresalientes acontecimientos de la Revolución Cubana y de la esfera internacional.

 

Bibliografía

"Aniversario. 45 años de Bohemia", en Bohemia, La Habana, 10 de mayo de 1953.

Bárcena, Rolando y Gerardo Vásquez: "Bohemia: 1958", Facultad de Comunicación, Universidad de La Habana, 1991. Tesis de diploma.

Instituto de Literatura y Lingüistica de Cuba: Diccionario de la Literatura Cubana, Ed. Letras Cubanas, La Habana, 1984.

Rodríguez, Pedro Pablo: "Biografía de Bohemia", en Bohemia, La Habana, 5 de mayo de 1958.

«Testimonio. La sección “En Cuba”: 35 años de combativa vigencia», en Bohemia, La Habana, 8 de mayo de 1988.