Bernardo Lombardo Ayala

Ciencia, Educación, Panamá

Bernardo Lombardo Ayala (1917-1982). Padre de la física en Panamá. Uno de los pioneros de la física nuclear, la física médica, la informática y la enseñanza de la física en el país istmeño. Rector de la Universidad de Panamá desde 1964 hasta 1969, cuando la institución fue clausurada por un gobierno militar.

Bernardo Lombardo Ayala nació en Chitré, el 13 de junio de 1917. Realizó estudios primarios en Chitré y Penonomé, y secundarios en el Instituto Nacional. Finalizado el bachillerato, ingresó en 1935 en la Universidad Nacional de Panamá, entonces recién fundada. En ella obtuvo el certificado en Pre Medicina y el título de Profesor de Ciencias Naturales, en 1939. En 1943 obtuvo el grado de Maestría en Física en la Universidad de Berkeley, California (E.U.A). Tuvo como asesor en su investigación doctoral al celebrado físico Robert Oppenheimer. De vuelta en Panamá, en 1945, se incorporó al claustro de la Universidad de Panamá como Profesor de Física y Matemática. En 1946 realizó estudios en Rayos X y en Equipo Científico en Baltimore, Maryland (E.U.A.). Tomó numerosos cursos sobre física nuclear y aplicaciones de radioisótopos a la medicina. Asistió al Segundo Curso Latinoamericano sobre la utilización de radioisótopos, celebrado en 1954 en La Habana, Cuba; al Simposium Interamericano de Energía Nuclear, que tuvo lugar en Brookhaven (E.U.A.) en 1957, y al Curso para Ejecutivos de la Internacional Bussiness Machines (I.B.M.), en Cuernavaca, México, en 1964. También participó en el Primer Congreso Internacional de Átomos para la Paz, en Ginebra (Suiza), convocado en 1955 por el Premio Nobel de Física Niels Bohr. Con esta ejecutoria, según reconoce uno de sus biógrafos -el Dr. Eduardo Flores-, marcó pautas en cuanto a la responsabilidad civil de los físicos panameños.

La enseñanza de la física ocupó buena parte del quehacer académico de Bernardo Lombardo. Fue profesor de enseñanza media en la Escuela de Artes y Oficios “Melchor Lasso de la Vega”, en la Escuela Normal Juan “Demóstenes Arosemena” y en el Instituto “Justo Arosemena”. En 1956 tomó parte en el Curso de Perfeccionamiento para Profesores Universitarios de Física y Matemática realizado en México, y asistió en 1963 a la Primera Conferencia Internacional "La Física en la Educación General", realizada en Río de Janeiro, Brasil. En 1964, invitado por la Universidad de Los Andes (Mérida, Venezuela) dictó cursos para profesores universitarios sobre el uso de los radioisótopos.

Con el objeto de perfeccionar los procesos de enseñanza, el profesor Lombardo instaló un sistema de circuito cerrado de televisión destinado a transmitir las clases de Física que se dictaban en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Panamá. En 1968, fue uno de los gestores en la creación del Instituto Centroamericano de Supervisión y Administración de la Educación. Integró a la Universidad de Panamá en el Consejo Superior de Universidades Centroamericanas, lo que permitió a la nación istmeña la formulación de un Proyecto para la Enseñanza de las Ciencias Fundamentales -por vía del Ministerio de Relaciones Exteriores- ante el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

En 1966, el Profesor Lombardo fundó en la Escuela de Física de la Universidad de Panamá el Centro de Procesamiento de Datos del Instituto de Estudios Nucleares, con el que el país se incorporaba a la nueva era del tratamiento de datos y la informática. Instaló en el centro el primer computador que hubo en Centroamérica, y dio relevantes servicios a diversas instituciones nacionales. El Centro de Procesamiento de Datos del Instituto de Estudios Nucleares fue el origen del Centro de Cómputo de la Universidad de Panamá, actualmente denominado Dirección de Informática. Por esa gestión el Dr. Lombardo cuenta, entre sus méritos, el haber sido también uno de los promotores e iniciadores de la informática en la República de Panamá.

Por iniciativa suya, se fundó en enero de 1956 el Centro de Estudios Nucleares, donde realizó investigaciones novedosas, como el estudio sobre la relación entre el consumo de yodo y la incidencia de la dolencia denominada bocio en la comunidad de Peñas Blancas, de la provincia de Los Santos.

Otro de los aportes del Dr. Lombardo a la ciencia panameña fue el haber iniciado la aplicación de radiaciones ionizantes en la terapia contra el cáncer. En el Departamento de Física de la Universidad de Panamá, llevó a cabo análisis de centelleo radiactivo de la glándula tiroides en pacientes de la Caja del Seguro Social y del Hospital Santo Tomás, con lo que fue también pionero en el país en ese tipo exámenes. El actual Centro de Investigaciones con Técnicas Nucleares es heredero de ese esfuerzo del profesor Lombardo.

Este reputado físico luchó por crear conciencia en cuanto a la función del profesor universitario, que consideraba comprometida no solo con la enseñanza, sino también con la investigación y extensión. Así lo mostró con los resultados de la puesta en práctica de sus investigaciones, de relevancia para el desarrollo nacional.

En su infatigable quehacer, el profesor Lombardo contribuyó a organizar los Laboratorios Especializados de Análisis, hoy reunidos en el Instituto Especializado de Análisis. Fue electo Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Panamá en el período 1957-1964. En 1964 fue designado Rector de la Universidad de Panamá, y reelecto en 1968. Ocupó el cargo hasta que la universidad panameña fue clausurada por un gobierno militar.

El profesor Lombardo transmitió su interés por el desarrollo de la ciencia física y por la responsabilidad civil a su hija, Irene Lombardo de Rodríguez, profesora del Departamento de Física de la Universidad de Panamá, y a sus nietos, Bernardo y Mir Rodríguez Lombardo, quienes publicaron en la revista cultural Lotería (no. 458, enero-febrero de 2005), una semblanza del Dr. Bernardo Lombardo Ayala.

Panameño de vanguardia, el Dr. Lombardo dirigió su Facultad y la Universidad hacia el avance científico-técnico, con conciencia social. Durante su gestión como rector, la Universidad de Panamá avanzó en sus estructuras docentes, investigativas y de extensión: se creó la Facultad de Odontología; la Escuela de Agronomía, perteneciente a la Facultad de Ciencias, se transformó en Facultad; se fundaron la Extensión Universitaria de Penonomé (que finalmente llevaría su nombre) y la Extensión Universitaria de Las Tablas; se promovió la creación del Instituto Centroamericano de Supervisión y Administración de la Educación; se inauguró el Departamento de Biología Marina de la Facultad de Ciencias; se estableció el Centro de Enseñanza e Investigación Agropecuaria de la Facultad de Agronomía, ubicado en Tocumen; se instauró el Centro de Computo Electrónico; se instalaron estudios de Radio, Televisión y Redacción en la Escuela de Periodismo; se establecieron la Dirección de Expresiones Artísticas (DEXA) y la Dirección de Extensión Fundamental (actualmente denominada Dirección de Servicios Comunales), y la Universidad de Panamá se incorporó al Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA).

En 1966, el Profesor Lombardo fundó en la Escuela de Física de la Universidad de Panamá el Centro de Procesamiento de Datos del Instituto de Estudios Nucleares, con el que el país se incorporaba a la nueva era del tratamiento de datos y la informática. Instaló en el centro el primer computador que hubo en Centroamérica, y dio relevantes servicios a diversas instituciones nacionales. El Centro de Procesamiento de Datos del Instituto de Estudios Nucleares fue el origen del Centro de Cómputo de la Universidad de Panamá, actualmente denominado Dirección de Informática. Por esa gestión el Dr. Lombardo cuenta, entre sus méritos, el haber sido también uno de los promotores e iniciadores de la informática en la República de Panamá.

Por iniciativa suya, se fundó en enero de 1956 el Centro de Estudios Nucleares, donde realizó investigaciones novedosas, como el estudio sobre la relación entre el consumo de yodo y la incidencia de la dolencia denominada bocio en la comunidad de Peñas Blancas, de la provincia de Los Santos.

Otro de los aportes del Dr. Lombardo a la ciencia panameña fue el haber iniciado la aplicación de radiaciones ionizantes en la terapia contra el cáncer. En el Departamento de Física de la Universidad de Panamá, llevó a cabo análisis de centelleo radiactivo de la glándula tiroides en pacientes de la Caja del Seguro Social y del Hospital Santo Tomás, con lo que fue también pionero en el país en ese tipo exámenes. El actual Centro de Investigaciones con Técnicas Nucleares es heredero de ese esfuerzo del profesor Lombardo.

Este reputado físico luchó por crear conciencia en cuanto a la función del profesor universitario, que consideraba comprometida no solo con la enseñanza, sino también con la investigación y extensión. Así lo mostró con los resultados de la puesta en práctica de sus investigaciones, de relevancia para el desarrollo nacional.

En su infatigable quehacer, el profesor Lombardo contribuyó a organizar los Laboratorios Especializados de Análisis, hoy reunidos en el Instituto Especializado de Análisis. Fue electo Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Panamá en el período 1957-1964. En 1964 fue designado Rector de la Universidad de Panamá, y reelecto en 1968. Ocupó el cargo hasta que la universidad panameña fue clausurada por un gobierno militar.

El profesor Lombardo transmitió su interés por el desarrollo de la ciencia física y por la responsabilidad civil a su hija, Irene Lombardo de Rodríguez, profesora del Departamento de Física de la Universidad de Panamá, y a sus nietos, Bernardo y Mir Rodríguez Lombardo, quienes publicaron en la revista cultural Lotería (no. 458, enero-febrero de 2005), una semblanza del Dr. Bernardo Lombardo Ayala.

Panameño de vanguardia, el Dr. Lombardo dirigió su Facultad y la Universidad hacia el avance científico-técnico, con conciencia social. Durante su gestión como rector, la Universidad de Panamá avanzó en sus estructuras docentes, investigativas y de extensión: se creó la Facultad de Odontología; la Escuela de Agronomía, perteneciente a la Facultad de Ciencias, se transformó en Facultad; se fundaron la Extensión Universitaria de Penonomé (que finalmente llevaría su nombre) y la Extensión Universitaria de Las Tablas; se promovió la creación del Instituto Centroamericano de Supervisión y Administración de la Educación; se inauguró el Departamento de Biología Marina de la Facultad de Ciencias; se estableció el Centro de Enseñanza e Investigación Agropecuaria de la Facultad de Agronomía, ubicado en Tocumen; se instauró el Centro de Computo Electrónico; se instalaron estudios de Radio, Televisión y Redacción en la Escuela de Periodismo; se establecieron la Dirección de Expresiones Artísticas (DEXA) y la Dirección de Extensión Fundamental (actualmente denominada Dirección de Servicios Comunales), y la Universidad de Panamá se incorporó al Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA).

 

Bibliografía activa

Discurso  pronunciado en el acto de graduación del año lectivo 1965-1966,  La Estrella de Panamá, 1965; Panamá, Servicio Cultural Inter-Americano, 1966.

Baltasar Isaza, C.; Quintero, César A.; Lombardo, Bernardo: Estudio crítico sobre el informe del Profesor Rodríguez Bou acerca de la Universidad de Panamá, Panamá, s.e., 1956.

“El átomo y algunas de sus modernas aplicaciones”; en Revista Universidad no. 24, Panamá, Universidad de Panamá, ene. 1946.

Bibliografía pasiva

Flores, Eduardo: “Bernardo Lombardo, Padre de la Física en Panamá”, en Física No Mundo RUISF (revista científica),  enero de 2005.

Lombardo de Rodríguez, Irene: “Bernardo Lombardo: Padre de la Física en Panamá”; en Revista cultural Lotería, no. 458, Panamá, ene-feb.  2005.