Armando Hart Dávalos

Historia, Política, Cuba

Armando Hart Dávalos (1930-2017) Abogado, político y educador cubano. Dirigente del Movimiento Revolucionario 26 de julio. Ha sido ministro de Educación y de Cultura.

Armando Hart Dávalos nació el 13 de junio de 1930 en La Habana. Sus padres fueron Marina Serafina Dávalos y Enrique Hart Ramírez, magistrado cubano que durante cincuenta y cuatro años desempeñó esa responsabilidad y fue nombrado por la Revolución Cubana Presidente del Tribunal Supremo.

Ingresó en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana en el curso 1947-1948. Tuvo responsabilidades en la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y se encontraba cursando el último año de la carrera cuando, siendo vicepresidente de la Asociación de Estudiantes de Derecho, elevó al tribunal de Garantías Constitucionales y Sociales una solicitud de declaratoria de ilegalidad contra el gobierno surgido del golpe militar de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952.

Desempeñó diferentes responsabilidades en la Juventud Ortodoxa. Integró el Movimiento Nacional Revolucionario (MNR), del cual llegó a ser uno de sus cuadros dirigentes. Participó en diferentes convocatorias, protestas estudiantiles y movilizaciones políticas, como la jura de la Constitución de 1940, el 3 de abril de 1952; en actividades de la “Universidad del Aire”, programa radial que dirigía el profesor Jorge Mañach, y en las concentraciones del 20 de mayo y el 12 de agosto de 1952, que colmaron la escalinata de la universidad habanera, en repudio al gobierno de facto.

Concluido su último examen  de la carrera de Derecho en 1952, marchó a México para asistir en nombre de la FEU a un encuentro internacional de oratoria que organizaba el periódico mexicano El Universal. En el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México pronunció un discurso sobre la situación política de la Cuba de entonces.

En abril de 1953, cuando Rafael García Bárcenas -dirigente del MNR- fue acusado de conspiración, por haber organizado intentos de tomar la Ciudad Militar de Columbia y otras unidades militares, sucesos conocidos como de Domingo de Resurrección, Armando Hart fue su abogado defensor, y sostuvo ante el tribunal el derecho del pueblo a la rebelión. El juicio contra García Bárcenas concluyó a finales de mayo de 1953, y se le impuso una sentencia de dos años de prisión. Fue esa una de las pocas ocasiones en que Hart ejerció como abogado. Posteriormente trabajó para reorganizar el MNR a nivel nacional. Fue arrestado en octubre de 1954 por planear acciones de sabotaje, y excarcelado al mes siguiente.

En junio de 1955 realizó varias alocuciones en el espacio radial  “La voz de los grupos doctrinales de la Revolución”, del Partido del Pueblo Cubano Ortodoxos, en las que analizó la situación política de Cuba bajo la tiranía batistiana.

El 12 de junio de 1955 participó en la histórica reunión constitutiva del Movimiento Revolucionario 26 de julio (MR-26-7), cuya Dirección Nacional integró. En la segunda reunión del Movimiento, efectuada en el nuevo local del Partido Ortodoxo -en la calle Consulado No. 24, La Habana- se le encomendó la tarea de facilitar las vías para enviar a México un grupo de combatientes que se proponían ingresar en territorio cubano en la expedición del yate Granma. También se le encargó organizar en el país el apoyo a dicha acción, estructurar el MR-26-7 a nivel nacional y ocuparse en actividades de recaudación de fondos, propaganda y agitación  para el Movimiento Revolucionario.

Armando Hart trabajó en la impresión y distribución clandestina del “Manifiesto No. 1 al Pueblo de Cuba”, elaborado y suscrito por Fidel Castro Ruz en México. Visitó casi todas las provincias del país para organizar células revolucionarias, realizó labores de propaganda y finanzas y estableció contactos para estructurar los grupos de acción del MR 26 -7.

Participó el 30 de noviembre de 1956 -en representación de la Dirección Nacional del MR 26 -7-, en el levantamiento armado coordinado en Santiago  de Cuba en apoyo al desembarco de los expedicionarios del yate Granma y se vinculó a los combatientes santiagueros y de otras regiones orientales. El 4 de  julio del mismo año, cuando era conducido a la Audiencia de La Habana para ser juzgado por varias acusaciones referidas a su actuación revolucionaria, pudo huir, y se reincorporó a la lucha clandestina. Su participación junto a Frank País García en la organización del MR 26 -7 en el llano fue relevante. Tras el asesinato de este, el 30 de julio de 1956, Armando Hart fue designado  Coordinador Nacional del  MR 26-7.

Desde agosto de 1957 vivió clandestinamente en la vivienda no. 1606 de la Avenida primera en Miramar, La Habana, hogar de Luis Buch Rodríguez. Desde allí mantuvo estrechos contactos y relaciones de trabajo con dirigentes provinciales y municipales del MR 26-7.

A mediados de noviembre de 1957 marchó a la Sierra Maestra para sostener una reunión relacionada con detalles del Pacto de Miami con Fidel Castro y otros jefes del Ejército Rebelde. Cuando, en enero de 1958, retornaba a sus actividades revolucionarias en la ciudad, fue arrestado y encarcelado. Gracias a la pronta acción de algunos amigos y a la campaña pública del MR 26 -7, se salvó su vida. Después de ser retenido en varios recintos penitenciarios en Oriente, fue trasladado al Presidio Modelo, en Isla de Pinos,  donde permaneció recluido hasta la caída de la tiranía batistiana.

 

En el Presidio encabezó la comisión de presos políticos del MR 26-7 que organizó a más de cuatrocientos miembros del Movimiento encarcelados allí, y dedicó sus empeños a conseguir la unidad con ex militares y representantes de otras organizaciones políticas.

 

En las primeras horas del 1 de enero de 1959, Armando Hart y otros dirigentes del MR 26 -7 movilizaron a los presos políticos para tomar la prisión; seguidamente, Hart asumió el control de la Isla de Pinos. Arribó el 2 de enero a La Habana, y fue nombrado inmediatamente por el gobierno revolucionario Ministro de Educación.

Se desempeñó hasta 1965 como Ministro de Educación, conduciendo las principales transformaciones que la Revolución llevó a cabo en el sector. Presidió la Comisión Nacional de Alfabetización creada en 1961, que, a su culminación, hizo de Cuba un territorio libre de analfabetismo.

En 1961 integró la Dirección Nacional de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) y del del Partido Unido de la Revolución Socialista (PURS), que reemplazó a las primeras. Cuando en 1965 se constituyó el Partido Comunista de Cuba (PCC), formó parte de su Comité Central, e integró su Buró Político desde 1965 hasta 1991. Fue secretario de organización del PCC desde 1965 hasta 1970, y su primer secretario en la provincia de Oriente entre 1970 y 1976. En 1976 fue designado Ministro de Cultura. Se desempeñó en el cargo desde la constitución de ese organismo hasta 1997 -cuando pasó a dirigir la Oficina del Programa Martiano-, promoviendo la creación de instituciones culturales, así como una red nacional de enseñanza artística. En la arena internacional, tuvo destacada participación en el Foro de Ministros encargados de políticas culturales de América Latina y el Caribe, iniciado en Brasil en 1989.

Fue Vicepresidente primero de la Fundación Iberoamericana Cultural y Científica José Martí; presidió la Sociedad Cultural José Martí y dirigió el Programa Nacional Martiano, encargado por el Consejo de Estado de la promoción y difusión del pensamiento del Apóstol. Se le reconoció como Profesor de Mérito por el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona, de Cuba, y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oriente y de la de La Habana, así como de otras universidades extranjeras: Universidad Soka Gakkai, de Japón; Universidad Nacional de Córdoba, Argentina y Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Se le otorgaron las medallas Raúl Roa García, por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba y la Medalla Haydeé Santamaría.

En el 2011 se le entregó el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Simón Bolívar, de Barranquilla, Colombia, así como el Doctor Honoris Causa en Educación por la Universidad José Martí de Latinoamérica en Monterrey, México.

En homenaje a su vida y obra el realizador Rolando Almirante presentó en el 2012 el documental Hart: pasión por Cuba.  Al año siguiente vio la luz –con igual título- un libro de la Dra. Eloísa Carreras Varona.

Miembro de Honor de la Unión de Juristas de Cuba y de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba. Ostentaba la Orden Félix Varela de Primer Grado, máxima condecoración que se otorga a intelectuales cubanos. En ocasión del octogésimo aniversario de su natalicio, le fue impuesta por el General de Ejército y Presidente del Consejo de Estado y de Gobierno, Raúl Castro Ruz -a propuesta del Buró Político del PCC- la Orden “José Martí”.

El  26 de noviembre de 2017  falleció en La Habana a causa de una insuficiencia respiratoria, a los 87 años de edad.

En reconocimiento a su dedicación por rescatar, estudiar y promover la vida y la obra de José Martí, sus honras fúnebres se realizaron en el Centro de Estudios Martianos, en La Habana.   

 

Bibliografía activa

Del trabajo cultural, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1979.

El Ejemplo de Celia: Aliento y Enseñanza, Editora Política, La Habana, 1980.

Cambiar las reglas del juego, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1983.

Perfiles, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2008.

Aldabonazo. En la clandestinidad revolucionaria cubana 1952 -1958, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2006.

Cultura para el desarrollo, el desafío del siglo XXI, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 2001.

Marx, Engels y la condición humana, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2005.

Ética, cultura y política, Centro de Estudios Martianos, La Habana, 2006.

José Martí y los retos contemporáneos, Ediciones Santiago, Santiago de Cuba, 2007.

De América soy hijo, Fundación Global Democracia y Desarrollo; Cátedra Juan Bosch, Santo Domingo, 2010.

Por esto, escrito con la Dra. Eloísa Carreras Varona. Casa Editora Abril, La Habana, 2013.

Crónicas: Por esto II, junto con Eloísa Carreras Varona. Casa Editoria Abril, La Habana, 2014.

 

Bibliografía pasiva

Buch Rodríguez, Luis: Gobierno Revolucionario Cubano; génesis y primeros pasos. Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1999.

Carrera Varona, Eloísa: Biobibliografia de Armando Hart. Año 1990 -2000, Editorial Sociedad Cultural José Martí, La Habana, 2000.

Castro Ruz, Fidel: Por todos los caminos de la Sierra. La Victoria Estratégica, Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2010.

________________: De la Sierra Maestra a Santiago de Cuba. La Contraofensiva Estratégica, Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2010.

Haciendo Historias: entrevistas con cuatro generales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, La Habana, Editora Política, 2000.

Norman Acosta, Heberto: La palabra empeñada, Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana, 2005.

Oltuski Ozacki, Enrique: Gente del llano, Ediciones Imagen Contemporánea, La Habana, 2000.

Pérez Llody, Luis Alberto: Rafael García Bárcenas, el sueño de la gran nación, Editorial Oriente, Santiago de Cuba, 2007.

Robreño Dolz, Gustavo: “Armando Hart Dávalos. Un joven combatiente de 80 años”, Granma, 11 de junio de 2010.