Antonio Paoli

Música, Puerto Rico

Antonio Paoli Marcano (1871-1946). Tenor dramático puertorriqueño, poseedor de uno de los máximos registros vocales de su tiempo. Fue la primera figura de su país en alcanzar el prestigio internacional.

Antonio Paoli nació en Ponce el 14 de abril de 1871. Su familia materna provenía de Isla Margarita (Venezuela) y la paterna de Córcega (Italia). En su hogar se apreciaban las artes, y en especial la música. En un concierto ofrecido en el teatro La Perla de Ponce por el tenor italiano Pietro Baccei, el joven descubrió su vocación por el canto. A partir de 1883, con solo doce años edad, quedó huérfano y Amalia, su hermana mayor, decidió viajar a España con toda la familia. Amalia Paoli era cantante desde hacía algún tiempo en Madrid, donde había adquirido prestigio. Esto le facilitó la gestión de dos becas de estudios para sus hermanos. De esta manera, Antonio Paoli ingresó en 1882 en el Real Monasterio del Escorial, con una plaza de pensionado obtenida gracias al favor de la Infanta Isabel, protectora de las artes. Durante este período recibió enseñanza de los padres agustinos y al concluirlos, en 1892, emprendió la carrera militar. Pero un feliz azar hizo que lo escuchara cantar el barítono y profesor de canto Napoleón Verger, quien escribió a Amalia Paoli instándola a educar la valiosa voz de su hermano. Después de que realizara una breve gira por el norte de España junto al célebre bajo Antonio Baldelli, del Teatro Real de Madrid, la Infanta Isabel y la Reina Regente María Cristina intercedieron por él, y lo enviaron a Italia como pensionado. Se inscribió en 1897 en la Academia de Canto La Scala, de Milán, en la que se graduó brillantemente en dos años de estudios.

En 1899 debutó en la Ópera de París en la puesta en escena de Guillermo Tell, de Antonio Rossini. Conmocionó al público con sus aptitudes vocales, y a partir de entonces su fama trascendió a todo el continente europeo. En 1900 firmó un contrato para cantar en el Covent Garden de Londres (Inglaterra), después de una exitosa presentación. Mientras su prestigio aumentaba internacionalmente, se suscitaban polémicas en Puerto Rico, donde algunos sostenían que Paoli negaba su procedencia. Regresó a su país y organizó conciertos en Ponce, San Juan, Arecibo y otras ciudades. En 1901 recorrió Caracas (Venezuela), La Habana (Cuba) y Nueva York (Estados Unidos). Retornó a Italia en 1902; en ese mismo año viajó a Estados Unidos con el maestro Pietro Mascagni, el autor de “Cavalleria rusticana”, y debutó en Chicago y Nueva York. En 1903 participó en las óperas Otello e Il Trovatore, de Giussepe Verdi, junto al afamado barítono Titta Rufo, en el teatro Fenice de Venecia. Pasó al teatro Pérgola, de Florencia, y terminó el año en el teatro Reggio, de Turín. En 1904 se presentó en Varsovia (Polonia) y en las ciudades rusas de San Petersburgo y Moscú, interpretando las óperas Sansón y Dalila, Africana, Hugonotes y Otelo. Después de escucharlo, el Zar Nicolás II de Rusia lo condecoró con la Cruz de San Mauricio. Fue nombrado Kammersanger por el emperador Guillermo II de Alemania. Igualmente fue honrado por el rey Carlos I de Portugal.

Realizó nuevas y exitosas giras por Cuba, Brasil, Chile, Haití, Hungría, Bélgica, Egipto, entre otros países. Agregó a su repertorio la difícil obra Lohengrin, del compositor alemán Ricardo Wagner. Participó después en la inauguración del prestigioso teatro Colón de Buenos Aires (Argentina). En el continente americano, se presentó en salas de Canadá, Estados Unidos, Cuba, Haití, Chile, República Dominicana, Colombia, Argentina, Venezuela y Brasil. En 1907 interpretó Pagliacci, de Ruggiero Leoncavallo, primera ópera que fue íntegramente grabada en un disco de acetato. Con esta obra su carrera adquirió mayor notoriedad, gracias a la difusión que le dio el fonógrafo. Así, Paoli fue uno de los artistas de avanzada que promovieron la aplicación de nuevas tecnologías al arte. En el verano de 1908, participó en la temporada estival del Gran Kursal de Ostente, en Bélgica. En 1910 fue designado Primo Tenore de la Scala de Milán. Una vez más, realizó en 1912 una perfecta interpretación de Lohengrin en el Teatro Imperial de Viena (Austria), y concluida su actuación, el emperador Francisco José, aplaudió de pie, conmocionado, al tenor puertorriqueño. La Primera Guerra Mundial trajo consigo un cambio de fortuna en la vida de Paoli, que se vio obligado a abandonar Europa. En América se encontraba su mayor rival, el tenor italiano Enrico Caruso, el cual interfirió para que Paoli no se presentara en el Metropolitan Opera House, de Nueva York. Pero, mientras aumentaban las tensiones entre ambos artistas, el Teatro de la Ópera de París buscaba un tenor. Caruso fue rechazado con el argumento de que le faltaba personalidad, y Paoli inmediatamente aceptado, tanto por sus aptitudes vocales como por su extraordinaria presencia. En solo seis meses aprendió la lengua francesa y fue capaz de conquistar al público parisino.

Al estallido de la Primera Guerra Mundial, Paoli había reunido una fortuna que algunos consideran de cerca de dos millones de dólares. En 1917 regresó a Puerto Rico. Desacertados negocios, sin embargo, lo condujeron a la ruina. Al encontrarse en la miseria, Paoli se desempeñó como profesional del boxeo para poder retornar a Europa. En 1922 se encontraba en Puerto Rico, donde  creó, junto a su hermana Amalia, una academia para la formación de jóvenes talentos. Luego se integró a la compañía de Alfredo Salvagio y representó Otelo en el Teatro Municipal de San Juan. En 1929 comenzó gestiones para establecer en Puerto Rico un conservatorio de música. Proyectó, para fomentar la cultura en su país, otros planes que nunca alcanzó a ver realizados, pues las autoridades los limitaron.

En 1934,  se nombró al teatro municipal "The Paoli Theater" y la Legislatura Nacional reconoció su trayectoria de trabajo y le concedió una pensión vitalicia. En 1938, tras un ataque de hemiplejia, quedó privado del habla.

En 1946, tras una larga y penosa enfermedad, falleció el 24 de agosto el que fuera llamado con los sobrenombres de “León de Ponce”, “Rey de tenores” y “Tenor de reyes”. Entre las muchas condecoraciones que recibió a lo largo de su carrera se encuentran, además de las mencionadas, la Cruz de la Victoria del ejército español, la Gran Cruz de Isabel la Católica y la Cruz de Alfonso XII de España. Fue nombrado Cantante de Cámara en las cortes de la Reina de España, del Rey Carlos I de Portugal y del Emperador Austro-Húngaro Franz Joseph. También fue Cantante de Honor del Vaticano durante el pontificado de Pío X. Fue proclamado Caballero de la Corona Italiana por el Rey Vittorio Emmanuelle; Hijo Predilecto de España por el rey Alfonso XVI y Caballero Comendador del Cristo de Portugal.

A finales de la década del 50 se creó el Conservatorio de Música por el que tanto había luchado Paoli; el centro abrió sus puertas en 1960. En 1983 quedó instaurado el Premio Antonio Paoli, y su casa natal fue declarada en el Registro Nacional de lugares de importancia histórica de Puerto Rico.

Antonio Paoli es el cantante hispanoamericano más reconocido internacionalmente. Durante su vida, se le concedió:

La Cruz de la Victoria del Ejército Español.

La Gran Cruz de Isabel La Católica.

Cantante de Cámara de la Corte de la Reina de España.

La Cruz de Alfonso XII de España.

Proclamado Hijo Predilecto de España por el Rey Alfonso XVI.

Caballero Comendador del Cristo de Portugal.

Cantante de Cámara del Rey de Portuga, Carlos I.

Condecorado por Carlos de Braganza.

La Cruz de San Mauricio.

Cantante de Cámara de Nicolás II, Zar de Rusia.

Cantante de Cámara del Limpeno, Guillermo II de Alemania.

Cantante de Cámara de Franz Joseph, Emperador Austro-Húngaro.

Caballero de la Corona Italiana por Vittorio Emmanuelle, Rey de Italia.

Cantante de Honor de Vaticano, Papa Pío X.

Nombrado y honrado en 1910 como Primo Tenore de la Scala de Milán.

Bibliografía Pasiva:

Callejo, Fernando: Música y músicos puertorriqueños, 2da ed., Editorial Coquí, San Juan de Puerto Rico, 1971.

López, Jesús Manuel: Antonio Paoli: El León de Ponce. Ediciones Líricas Puertorriqueñas, Puerto Rico, 1997.

Martínez Solá, Jorge E. . Historia de la ópera. Publicaciones Puertorriqueñas, Incorporated, Puerto Rico, 1996.

_________________: Antonio Paoli, el tenor puertorriqueño. Instituto de Cultura Puertorriqueña, Puerto Rico, 2003.