Antonio Guzmán Blanco

Historia, Política, Venezuela

Antonio Guzmán Blanco (Antonio José Ramón de La Trinidad y María Guzmán Blanco, 1829-1899). Abogado, diplomático, militar y político venezolano. Uno de los líderes de la Guerra Federal. Varias veces Presidente de los Estados Unidos de Venezuela.

Nació en Caracas, el 20 de febrero de 1829, en una familia de considerable fortuna, formada por el conocido político Antonio Leocadio Guzmán, fundador del Partido Liberal, y Carlota Blanco Jérez de Aristeguieta, emparentada con Simón Bolívar. Realizó sus primeros estudios en su ciudad natal en el colegio Independencia, de Feliciano Montenegro. Obtuvo su primer cargo público en 1848 en la Secretaria de Relaciones Exteriores, época en que se hizo masón.

Se graduó en 1856 en la Universidad de Caracas en derecho civil y de abogado. Al año siguiente, fue nombrado Cónsul en Filadelfia y Nueva York y después se desempeñó como Secretario de la Legación venezolana en Estados Unidos. Regresó a su país en 1858, pero poco después fue encarcelado y enjuiciado por participar en el movimiento conspirativo conocido como la Galipanada, enfilado contra el gobierno de Julián Castro. Como ocurrió con otros liberales –incluido su propio padre-, terminó expulsado del país y se refugió el 8 de enero de 1859 en las islas holandesas del Caribe. 

Aquí se incorporó a la revolución federalista que preparaban los generales Juan Crisóstomo Falcón y Ezequiel Zamora.
Guzmán Blanco fue uno de los líderes de la guerra federal, extendida durante cinco años, a pesar de que no pudo incorporarse desde el comienzo, pues el 15 de marzo de 1859 la goleta inglesa en que viajaba al litoral venezolano fue interceptada en la Vela de Coro por un barco de guerra gubernamental. De nuevo en Curazao, Falcón lo envió a Caracas para negociar con los representantes del presidente Julián Castro, lo que no dio resultados. Incorporado a la contienda armada, participó en varios combates, entre ellos la toma de Barquisimeto el 3 de septiembre de 1859, donde comenzó a editar el periódico El Eco del Ejército. Ascendido a Coronel, Guzmán Blanco estuvo en la batalla de Santa Inés, el 10 de diciembre de ese mismo año, y un mes después en el sitio de San Carlos, donde cayó muerto casi a su lado el General Ezequiel Zamora.

Derrotados los federalistas en la batalla de Coclé, el 17 de diciembre de 1860, marchó con su jefe a la Nueva Granada (hoy Colombia) y lo acompañó durante varios meses en su periplo por Saint Thomas, Curazao, Haití, Aruba y otros territorios del Caribe en busca de recursos para continuar la insurrección. A comienzos de julio de 1861, ambos desembarcaron en la región de Coro, con lo cual la guerra adquirió mayor intensidad, destacándose el papel de Guzmán Blanco como militar ya con el grado de General. En diciembre de ese año estuvo con Falcón en las conversaciones en Caracas con el General José Antonio Páez, quien estaba al frente del gobierno venezolano.

A principios de 1862 combatió en Purureche, La Peñita, Caujarao y en el intento de ocupar Coro. Nombrado jefe de todas las fuerzas federalistas de la región central (Guárico, Carabobo, Aragua y Caracas), emprendió en 1863 una exitosa ofensiva que lo situó en las afueras de la capital venezolana, donde libró varios combates, entre ellos los de San Antonio de Los Altos y de San Pedro. Cuando se disponía a atacar Caracas, recibió proposiciones de paz que derivaron el 23 de abril del mismo año en la firma del Tratado de Coche, que puso fin a la Guerra Federal y le permitió entrar en la capital.

Como resultado de estos acuerdos, el 17 de junio de ese mismo año Juan Crisóstomo Falcón fue designado por la asamblea de La Victoria Presidente provisional de Venezuela y Guzmán Blanco nombrado ministro de Relaciones Exteriores y de Hacienda. Después se instaló la Asamblea Constituyente, presidida por el propio Guzmán Blanco, que promulgó la Constitución Federal de 1864. La nueva carta magna estableció el sistema federal y dio al país el nombre de Estados Unidos de Venezuela. 

El 6 de febrero de 1864 Guzmán Blanco fue nombrado Ministro Plenipotenciario ante los gobiernos de España, Inglaterra y Francia. A su regreso a Venezuela, a mediados de octubre de ese año, fue designado Presidente encargado de la República. El 18 de marzo de 1865 el Congreso federal, presidido por su padre Antonio Leocadio, eligió al Mariscal Falcón Presidente de los Estados Unidos de Venezuela y al General Guzmán Blanco Primer Designado, cargo equivalente a Vicepresidente. A partir de entonces, ocupó varias veces la primera magistratura en forma interina y fue también Comandante en Jefe del Ejército.

El 25 de mayo de 1866 Guzmán Blanco salió otra vez hacia Europa como Ministro Plenipotenciario. Durante su permanencia en dicho continente, Venezuela suspendió el pago de la deuda externa, decisión a la que se opuso en forma pública. A comienzos de 1867 volvió a su país y fue elegido Presidente del Senado y Comandante de Armas del Distrito Federal. El 13 de junio de ese año se casó con Ana Teresa Ibarra Urbaneja, con la que tendría once hijos. Luego, en septiembre y octubre, fue designado por el Presidente Falcón como jefe del ejército encargado de enfrentar la insurrección conocida como "La Genuina", la que liquidó en poco tiempo. Pero el 4 de diciembre del propio año, debido a divergencias con el mandatario acerca de su posible reelección para el siguiente período presidencial, se embarcó de nuevo a Francia en calidad de Ministro Plenipotenciario. Además de cumplir sus ocupaciones diplomáticas, Guzmán Blanco recorrió buena parte de Europa y trasladó a bancos de este continente su cuantiosa fortuna.

Durante su ausencia de Venezuela, Falcón fue derrocado en abril de 1868 por la denominada revolución "Reconquistadora", que tomó como enseña el color azul y llevó otra vez al poder al General José Tadeo Monagas. El 1 de septiembre, Guzmán Blanco volvió a su país y se dedicó a organizar a sus partidarios en la sociedad Unión Liberal, que editó un periódico con el mismo nombre. Pero la hostilidad gubernamental en su contra lo obligó a fines de 1869 a refugiarse con su padre en el exterior, tras breve asilo diplomático. En Curazao, Guzmán Blanco se dedicó a preparar un movimiento revolucionario federalista (amarillo) con el apoyo de los liberales Joaquín Crespo y Francisco Linares Alcántara. La expedición armada, que desembarcó en la costa venezolana (Curamichate) el 14 de febrero de 1870, fue un éxito y le permitió apoderarse de Caracas el 27 de abril de ese mismo año. La derrota definitiva de sus opositores azules la consiguió más tarde en Caño Amarillo (Apure) el 5 de enero de 1872.

Los tres gobiernos de Guzmán Blanco son conocidos como el Septenio (1870-1877), el Quinquenio (1879-1884) y el Bienio (1886-1888), aunque éste último no lo terminó. Al ser elegido Presidente Constitucional el 15 de abril de 1873, el Congreso le confirió el título de Ilustre Americano Regenerador de Venezuela. Durante las casi dos décadas que Guzmán Blanco estuvo en el poder, su política se encaminó a la modernización de Venezuela y a fortalecer la unidad nacional. Con esa finalidad, dispuso la educación primaria gratuita y obligatoria (27 de junio de 1870), estableció el registro civil (1 de enero de 1873), cerró los seminarios religiosos y conventos de clausura (mayo de 1874), creó el bolívar de plata como unidad monetaria nacional (31 de marzo de 1879), declaró himno nacional a Gloria al Bravo Pueblo (1881), realizó los dos primeros censos nacionales (1873 y 1881), impulsó el ferrocarril Caracas-La Guaira, inaugurado en 1883, fundó la Academia Venezolana de la Lengua (1883), organizó la Imprenta Nacional (1887), introdujo el servicio telefónico en la línea Caracas-La Guaira y extendió las líneas telegráficas, junto a muchas otras mejoras de infraestructura. Entre sus grandes obras públicas estuvo también la construcción de El Capitolio (1873-1877), para sede del congreso federal, el Panteón Nacional como Gran Mausoleo de la Patria (1873-1877), la estatua ecuestre de Bolívar en la plaza de su nombre en Caracas (1874) y el Teatro Guzmán Blanco de la capital (1881). 

Al término de su mandato en 1877 se radicó en París, de donde sólo regresó a Venezuela dos años después, tras conocer del derribo de las estatuas levantadas en su honor y la muerte de su sucesor, el General Francisco Linares Alcántara. Al frente del movimiento denominado “La Reivindicación” pronto volvió al poder hasta 1884. En este periodo reprimió con dureza varios levantamientos de sus opositores y proclamó la constitución de 1881, conocida como “la Suiza”, por estar inspirada en la de este país.  No terminó su último mandato, iniciado en 1886, y se marchó para siempre a Europa con su familia el 11 de agosto de 1887. Durante un tiempo se desempeñó como representante diplomático de Venezuela y se dedicó a negociar el diferendo de límites con la colonia inglesa de la Guayana. Falleció en Paris el 28 de julio de 1899 y fue enterrado en la propia capital francesa.

Desde entonces varios gobiernos venezolanos hicieron diversos intentos para repatriar su cadáver, lo que sólo prosperó en el centenario de su muerte gracias a las gestiones del Presidente Hugo Chávez. El 8 de agosto de 1999 se celebró la ceremonia oficial para depositar sus restos en el Panteón Nacional, encabezada por el propio Presidente Chávez y su gabinete, ocasión en el que el historiador Federico Brito Figueroa pronunció el discurso de homenaje.

 

Bibliografía activa

A la nación, París, Imprimerie de C. Pariset, 1889.

Correspondencia del General Guzmán Blanco, 1879, Paris, Imprimerie de Pablo Dupont, 1879.

Discurso de instalación de la Academia Venezolana, pronunciado por su Director el General Guzmán Blanco, el día 27 de julio de 1883., Caracas, Imprenta de La Opinión Nacional, 1883.

Discurso inaugural (de la Academia Venezolana de la Lengua). Su crítica y su defensa, Caracas, Imprenta de La Opinión Nacional, 1883.

Discurso pronunciado en sesión del 15 de enero de 1854, Caracas, Imprenta de Valentín Espinal, 1854.

Discursos, Caracas, Imprenta de La Opinión Nacional, 1883.

En defensa de la causa liberal, Paris, Imprimerie Lahure, 1894, [segunda edición]. 

En defensa del septenio, Paris, Imprenta de Pablo Dupont, 1878.

El General Guzmán Blanco, expresidente, ilustre americano, pacificador y regenerador de Venezuela, etc. etc. etc., a sus conciudadanos, París, Imprenta Administrativa de Pablo Dupont, 1879.

El Libertador de la América del Sur, Londres, Ranken and Co., 1885.

Independencia de la Iglesia Venezolana de la Curia Romana, Caracas, Imprenta de La Opinión Nacional, 1876.

Límites de los EE.UU. de Venezuela, París, Imprenta de A. Lahure, 1891.

Límites guyaneses entre los EE.UU de Venezuela y la Gran Bretaña, Paris, Imprenta Sudamericana, 1896.

Muerte del General Ezequiel Zamora, París, Imprenta de A. Lahure, 1894.

Para mis hijos. Lista de los enemigos de mi nombre y de mi gloria, que amotinados en forma de convención revolucionaria, derribaron en un día de anarquía las estatuas que me había levantado la gratitud de los pueblos de Venezuela, Caracas, Imprenta de La Opinión Nacional, [s.f.]. 

 

Bibliografía pasiva

Alvarado, Lisandro: Historia de la Revolución Federal en Venezuela, Caracas, Oficina Central de Información, 1975.

Castellanos, Rafael Ramón: Guzmán Blanco íntimo, Caracas, Publicaciones Seleven, 1980.

Cova, Jesús Antonio: Guzmán Blanco, su vida y su obra, Caracas, Ávila Gráfica, 1950.

Díaz Sánchez, Ramón: Guzmán, elipse de una ambición de poder, Caracas, Edime, 1975, [dos tomos].

Diccionario de Historia de Venezuela, Caracas, Fundación Polar, 1988, [tres tomos]. 

Mujica, Héctor: La historia de una silla (¿Quiénes fueron los Guzmán?), Caracas, Universidad Central de Venezuela, 1982.

Navarro, Emilio: La Revolución Federal 1859 a 1863, Caracas, Oficina Central de Información, 1976.

Rondón Márquez, Rafael Ángel: Guzmán Blanco, el autócrata civilizador, Madrid, Imprenta García Vicente, 1952, [dos tomos].