Antonio Bachiller y Morales

Educación, Cuba

Antonio Bachiller y Morales (1812-1889). Arqueólogo, maestro, historiador, literato, filósofo, abogado, polígrafo y enciclopedista cubano; principal exponente de la historiografía erudita cubana en el siglo XIX y el primero en abordar la historia de la cultura cubana.

Nació el 7 de junio de 1812 en La Habana, donde falleció el 10 de enero de 1889. Hubo, entre sus ascendientes, sobresalientes figuras de la sociedad colonial como Francisco de Arango y Parreño, ideólogo del grupo propiciador del desarrollo de la plantación esclavista en Cuba, además de síndico del Cabildo habanero, alférez real y Consejero de Indias. Su familia se enlazaba, asimismo, con el mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre y del Castillo.

Cursó sus primeros estudios en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio, el centro de enseñanza más avanzado de su tiempo en Cuba, y a los dieciséis años ya cursaba lógica, metafísica y moral en la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana (Universidad de La Habana). A los diecisiete años sostuvo conclusiones públicas sobre libros canónicos en lengua latina en el Seminario, y aparecieron sus primeras colaboraciones en el periódico El Nuevo Regañón de La Habana. A sus veinticinco años, el catedrático de Prima de Cánones de la Universidad, doctor Luis Portela, lo nombró auxiliar interino de la cátedra, luego de la muerte de su maestro. En 1831 se recibió de Bachiller en Derecho Civil en la Real Universidad; tres años después, de Derecho Canónico, y en 1838 alcanzó el título de abogado en la Audiencia de Puerto Príncipe (Camagüey), única en Cuba con capacidad para expedir ese título. Debido a sus responsabilidades en la reforma de la Universidad de 1842, tomó a su cargo la Cátedra de Filosofía del Derecho, en la cual alcanzó gran reconocimiento, al punto de que se estimó fundamental su influencia para la difusión entre la juventud de las tendencias modernas en filosofía.

El desempeño público de Antonio Bachiller y Morales también comenzó muy temprano. A fines de 1835 ingresó en la Sociedad Económica de Amigos del País, al ganarse ese derecho en premio a su Memoria sobre la exportación de tabaco en rama. Esa institución conoció de su oposición al tráfico negrero, en la que hizo causa común con José Antonio Saco y José de la Luz y Caballero. También sostuvo esa postura en sus clases de economía política del Seminario de San Carlos. Participó en las diferentes comisiones de la Sociedad, que le asignó el puesto de secretario en 1842. Fue miembro de las comisiones de Instrucción Primaria y de Educación y desempeñó, asimismo, labores de censor y director; por todo ello se le nombró Socio de Mérito. Participó junto a Luz y Caballero en uno de los hechos más escandalosos de la cuarta década del siglo XIX, cuando revocó un acuerdo logrado por el capitán general, Leopoldo O’Donnell -sin su presencia ni la de Luz y Caballero-, para expulsar de la Sociedad Económica de Amigos del País al cónsul inglés, David Turnbull.

Otras instituciones gozaron de su apoyo y participación. Ocupó en el Ayuntamiento el cargo de síndico y concejal (1860); fue presidente del Colegio Hispano-Americano de San Cristóbal, consiliario de la Real Junta de Fomento, y diputado de la Casa de Maternidad y Beneficencia y de la Sociedad Antropológica.

Entre sus contemporáneos resultó de público reconocimiento el que no existiera publicación de mérito científico o literario que no hubiese contado con su colaboración; entre las más significativas, el Diario de La Habana, El Álbum, La Siempreviva, la Revista Bimestre, las Memorias de la Sociedad Económica, Anales de la Junta de Fomento, El Faro Industrial, Brisas de Cuba, Revista Habanera, Revista de Jurisprudencia y Cuba Literaria.

La obra de mayor trascendencia escrita por Bachiller y Morales fue, sin dudas, Apuntes para la Historia de las Letras y de la Instrucción Pública en la Isla de Cuba, que incluía una historia de la imprenta en Cuba y el catálogo de libros y folletos publicados desde la introducción de la imprenta hasta 1840. Esto convirtió a Bachiller en el padre de la bibliografía cubana, y al conjunto de sus Apuntes para la Historia… en una obra de erudición única que significó el primer intento serio de una historia de la cultura cubana. Otras relevantes obras de Bachiller fueron: Prontuario de agricultura general para el uso de los labradores y hacendados de la Isla de Cuba; Elementos de Filosofía de la Filosofía del Derecho o Curso de Derecho Natural; Cuba Primitiva. Origen, lenguas, tradiciones e historia de los indios de las Antillas Mayores y las Lucayas, y Cuba: monografía histórica que comprende desde la pérdida de La Habana hasta la restauración española.

Al inicio de la Guerra de los Diez Años, y ante la magnitud de los hechos vinculados con esa gesta, Bachiller, en representación de un grupo de cubanos en la capital, redactó un documento en el cual solicitaba una amplia autonomía para la Isla, como medio para poner fin a la contienda bélica. Ese texto le acarreó el asalto a su casa por los voluntarios españoles, el embargo de sus bienes y la necesidad de emigrar precipitadamente a Estados Unidos.

 

Bibliografía activa 

Antigüedades americanas. Noticias que tuvieron los europeos de la América antes del descubrimiento de Cristóbal Colón, La Habana, Oficina del Faro, 1845.  

Elogio del señor don José de Arango y del Castillo, uno de los fundadores de la Real Sociedad Económica de la Habana, Impr. del Tiempo, La Habana, 1852.   

Elementos de Filosofía de la Filosofía del Derecho o Curso de Derecho Natural, Impr. del Tiempo, La Habana, 1857. 

Apuntes para la historia de las letras y de la instrucción pública en la Isla de Cuba. 3 t., Impr. de P. Massana e Impr. del Tiempo, La Habana, 1859-1861, 2da. ed., Introducción por Francisco González del Valle y biografía del autor por Vidal Morales, 3 t., Colección de Libros Cubanos, 34-36; 3ra. ed., t. 1 y 2, Cultural, La Habana, 1936-1937.  

Historia de las medidas adoptadas por la Administración Municipal para el entretenimiento y conservación de las calles de La Habana, Impr. La Antilla, La Habana,  1860.  

Cuba Primitiva. Origen, lenguas, tradiciones e historia de los indios de las Antillas Mayores y las Lucayas, Impr. Militar de la viuda de Soler, La Habana, 1880; 2da. ed, corregida y aumentada, Librería de Miguel de Villa, La Habana, 1883.  

Prontuario de agricultura general para el uso de los labradores y hacendados de la Isla de Cuba y estudiantes de la Isla de Cuba, editor Miguel de Villa, La Habana, 1882. 

Cuba: monografía histórica que comprende desde la pérdida de La Habana hasta la restauración española, editor Miguel de Villa, La Habana, 1883; 2da. ed., Nota preliminar por Emilio Roig de Leuchsenring, Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, La Habana, 1962. Colección del Bicentenario de 1762, 2.  

Los negros, Gorgas y Compañía editores, Barcelona [1887].   

Bibliografía pasiva 

Martí, José: Antonio Bachiller y Morales, Obras Completas, t. 5, pp. 141-153, Editorial Nacional de Cuba, La Habana, 1963.  

Morales y Morales, Vidal: Antonio Bachiller y Morales, 3 biografías, Recopilación y prólogo por Félix Lizaso, Publicaciones del Ministerio de Educación, Dirección de Cultura, 8va. serie, 5, La Habana [s.a.]. 

Peraza Sarausa, Fermín: Antonio Bachiller y Morales [Publicaciones de la Biblioteca Municipal de La Habana, Serie C: Guías Bibliográficas, 5], Departamento de Cultura, La Habana, 1942.  

_______________: "Bachiller, el primer biógrafo cubano", en Orto, 39 (4-6): (47-48), Oriente, abr.-jun., 1951.  

Roig de Leuchsenrig, Emilio: "Antonio Bachiller y Morales", La literatura costumbrista cubana de los siglos XVIII y XIX. IV Los escritores, Colección Histórica Cubana y Americana, 26,  Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, La Habana, 1962.