Alejandro Chataing Poleo

Arquitectura e Ingeniería, Venezuela

Alejandro Chataing Poleo (1873-1928). Importante arquitecto venezolano. Conocido como el "gran constructor del régimen de Cipriano Castro".

Nació en Caracas el 24 de febrero de 1873  hijo de Don Luis Chataing y Doña Margarita Poleo; amante de las ciencias exactas, se graduó con honores en Ciencias Físicas y Matemáticas en la Universidad Central de Venezuela, sin embargo, tempranamente se vinculó con la arquitectura al emplearse como ingeniero en el Ministerio de Obras Públicas, y en el diseño de proyectos.

Durante tres años fue asistente de Juan Hurtado Manrique, se lanzó profesionalmente en 1894, cuando ganó el Primer Premio en el concurso para las fachadas del mercado municipal de San Jacinto Caracas. Al año siguiente colaboró -junto a su maestro- en el diseño del Arco de la Federación en las pendientes de El Calvario.

La transformación que tuvo Caracas a inicios del siglo XX, se debe en parte a la gran cantidad de obras arquitectónicas que Chataing realizó. Aunque partía del uso de la tradicional mampostería venezolana, empleó, además, concreto y viguetas de perfiles de acero en los entrepisos, sistemas constructivos característicos del período de transición entre el siglo XIX y el XX. Utilizaba las cubiertas de pizarra, columnas de orden gigante, pórticos con soportes de hierro techados con vidrio coloreado, así como pisos de mosaico de cemento. Combinaba de modo muy creativo la ornamentación de escayola sobre las fachadas o en madera en las paredes caladas.

En 1904, reformó el Panteón Nacional y construyó la residencia presidencial de Cipriano Castro en el Paraíso, llamada Villa Zoila. Un año después modificó, junto al maestro Jesús María Rosales Bosque, la estructura y la fachada de la Academia Militar de La Planicie, con un proyecto que imitaba una fortaleza florentina.

El Teatro Nacional, obra emblemática de la ciudad con capacidad para 750 personas, la ejecutó entre 1904 y 1905. En este monumental trabajo para la época, de estilo arquitectónico afrancesado moderno, participaron el pintor Antonio Herrera Toro y escultor catalán Miguel Ángel Cabré. En los mismos años, diseñó la Casa de Baños en El Valle y modificó la Escuela de Artes y oficios.

En 1906 proyectó la construcción de un lazareto para curar  los enfermos de Lepra la isla de La Providencia, a la entrada del lago de Maracaibo; al año siguiente completó el palacio de la Gobernación con el cuartel de policía anexo y construyó el edificio del Ministerio de Hacienda en la esquina de las Carmelitas.

Otras obras arquitectónicas elaboradas por Chataing fueron la Biblioteca Nacional en la plaza Bolívar (1910), el Archivo General de la Nación, primer edificio de concreto armado en la capital (1912), el Nuevo Circo (1919), y en colaboración con Luis Muñoz Tébar, Richard Razetti y Manuel Vicente Hernández, el Arco de Carabobo inaugurado por Juan Vicente Gómez en 1921. Asimismo, la residencia Las Acacias de la familia Boulton (hoy sede del Comando de la Guardia Nacional), y el Banco de Venezuela (hoy demolido) en la Avenida Universidad.

Junto a Luis Muñoz Tébar concluyó la iglesia del Corazón de Jesús de Caracas, el templo de San Agustín del Sur y la iglesia de las siervas del Santísimo Sacramento, así como la plaza de toros Nuevo Circo. Además de la construcción de edificios religiosos, proyectó el diseño de los cineteatros Ayacucho, Capitol, Princesa (hoy cine Rialto frente a la plaza Bolívar; el First National City Bank (esquina de Sociedad) y el Banco de Venezuela en la avenida Universidad.

Diseñó el muy moderno y elegante hotel Miramar en Macuto, obra premiada en el año 1928. 

A lo largo de su carrera sus obras resaltan por la presencia de varios estilos que van desde, el neorrenacimiento, neorromántico, el neobarroco de inspiración francesa y elementos del morisco.

Chataing publicó textos relacionados con su profesión: en la Revista del Colegio de Ingenieros de Venezuela en 1923 “Arquitectura de jardines”, donde ofrece al lector instrucciones para diseñar jardines como parte esencial de la arquitectura moderna. Y sugiere que, a partir de ideas francesas o inglesas, deben incorporarse elementos de la flora venezolana.

Se casó con Doña Carmen Amalia Pelayo con la cual tuvo tres hijos, Luis Eduardo, el segundo de ellos, también fue un reconocido arquitecto.

Chataing muere prematuramente a los 54 años el 16 de abril de 1928. Sus obras, algunas de ellas ya restauradas, constituyen parte del Patrimonio Nacional  de Venezuela, y su legado refleja toda una época de construcciones neoclásicas caraqueñas de inicios del siglo XX.

 

Bibliografía

Seijas Cook, Rafael:Alejandro Chataing: la obra de un apóstol de la belleza,Élite, Caracas, 1928.

Diccionario de Historia de Venezuela, Fundación Polar, 2da Edición Caracas, 1997.