Agustín Lara

Música, México

Agustín Lara (Ángel Agustín María Carlos Fausto Mariano Alfonso Rojas del Sagrado Corazón de Jesús Lara y Aguirre del Pino, 1897-1970). Reconocido compositor mexicano, de amplia trayectoria artística.

Existen distintas versiones sobre dónde y la fecha exacta del nacimiento de Agustín Lara. El compositor afirmaba que había nacido en Tlacotalpan, Veracruz, el 30 de octubre de 1900 y esta fecha aparece en muchas de sus biografías. Sin embargo investigaciones recientes plantean que realmente nació en el Distrito Federal, el 30 de octubre de 1897.

Hijo del matrimonio de Joaquín Lara y María Aguirre del Pino, su inclinación hacia la música fue evidente desde muy pequeño, influenciado por su padre que a menudo tocaba el piano. Fue en casa de su tía materna Refugio Aguirre del Pino donde ocurre el primer acercamiento real a la música, a través de un armonio, instrumento de viento con teclas, típico de la música religiosa asiática, muy semejante al órgano. Aunque tomó varias clases de piano, decidió continuar su camino musical de forma autodidacta.

En su juventud Lara comenzó a tocar el piano en bares y clubes nocturnos. Luego ingresó en una academia militar para continuar estudios, pero su vocación lo devolvió rápidamente al mundo de la música, particularmente al espacio del cabaret. Estos son años muy prolíficos en su carrera como compositor. Por esta época escribe su obra titulada Marucha, inspirada en uno de sus primeros amores. Esta relación, en apariencia insignificante, sería la causa de la cicatriz que marcó su rostro por el resto de su vida.

Ttrabajando en el Cabaret Salambó conoció al tenor Juan Arvizu, quien re conociendo el talento de Lara lo contrato para que lo acompañara al piano y le compusiera algunos temas. La primera canción registrada oficialmente de la autoría de Lara fue “La prisionera”. Este tema había sido compuesto en 1926, pero no se dio a conocer hasta 1930. Ese mismo año, con el auge y popularización de la difusión por radio, Agustín Lara comienza a desarrollar su propio programa radial. Con el nombre de “La hora íntima de Agustín Lara”, estas emisiones ayudaron a consolidar su incipiente fama y llevaron sus canciones a las diferentes regiones de país.

En la radio, además, el compositor reunió su primera orquesta, bajo el nombre de  “El son de marabú” y con esta agrupación comenzó a participar en diversos programas. Simultáneamente dirigió el programa “La hora azul” en el que ofrecía una plataforma para que numerosos artistas tuvieran la posibilidad de presentar su trabajo y que ayudó a despuntar a muchos debutantes. En él se presentaron artistas que luego se convertirían en iconos de la cultura mexicana y que Lara tuvo el buen tino de promocionar, entre ellos: Pedro Vargas, Alejandro Algara y María Antonia del Carmen Peregrino Álvarez, conocida como Toña la negra.

Para el año 1932 realiza su primera gira por el extranjero incluyendo países como Francia, Chile y Perú. En 1933 la gira por Cuba, resultó ser un fracaso debido a los cambios en el clima político de la isla. Agustín Lara, el Chino Ibarra y Pedro Vargas, El Tenor de las Américas, para quien había escrito “Granada”, recorrieron juntos México en el año 1935.

Su carrera finalmente se consolida en el mundo del cine, cuando es contratado para musicalizar películas en Hollywood. Allí compuso las bandas sonoras de filmes como México Lindo, Carne de Cabaret, Virgen de medianoche, Humo en los ojos, Señora tentación, Cortesana y Aventurera. En este tiempo se incorpora como actor a varias de estas producciones, costumbre propia de la época. Se destaca en este sentido su participación como actor en la primera película sonora que se realizó en México, cinta en la que también formó parte del equipo de realización de la banda sonora.

Mientras trabajaba en la gran pantalla conoció a quien fuera su esposa y, según palabras del propio Lara, su gran amor, la afamada actriz mexica María Félix, La Doña. Su relación inspiró alguna de las obras más conocidas de su repertorio “María bonita”, “Aquel amor” y “Noche de ronda”. La casa de la pareja devino centro de reuniones culturales durante su matrimonio, efectuado el 24 de diciembre de 1954.

La tauromaquia y la cultura española en general apasionaban a Lara, sus ciudades fueron inspiración de emblemáticas obras musicales como “Sevilla”, “Toledo”, “Murcia”, “Navarra”, “Valencia”, “Madrid” y “Granada”, en homenaje a esta ciudad ibérica sin siquiera haberla visitada. El Casino Español de la Ciudad de México organizó el primer viaje a España del ya afamado artista en 1954, recibiendo numerosos reconocimientos y homenajes. El 12 de junio de 1964 la ciudad de Granada ofrecería una memorable distinción a Lara, nombrándolo Hijo Adoptivo de la ciudad. También en 1966 el estado español lo nombró Ciudadano Honorario de España.

Agustín Lara hablaba un perfecto francés y compuso en ese idioma una de sus más famosas obras Rosa de Francia, fue amigo de la reconocida cantante Edith Piaff y del presidente francés en ese periodo, Charles De Gaulle.

Aunque se vida sentimental fue pródiga en romances, Esther Rivas Elorriaga, Angelina Brusquetta Carral, Carmen La Chata Zozaya, Yolanda Gazca, Clara Martínez, Vianey Lárraga, Irma Palencia, Rocío Duran, etc. No tuvo descendencia y adoptó al hijo de Vianey, al que bautizó con el nombre de Agustín, llevando así los apellidos Lara Lárraga.

La obra que nos legó El Músico Poeta o El Flaco de Oro, como también era conocido continúa imperecedera a lo largo de la historia de la música caribeña e internacional. En el trayecto de toda su vida artística concibió un amplio repertorio que alcanzó una fama inigualable. Su producción comprende aproximadamente 700 melodías entre las que se encuentran géneros como boleros, pasodobles, tangos, pasacalles, baladas y géneros  tropicales, además de una famosa opereta titulada El pájaro de oro.

En 1967 su salud se vio afectada y eso lo alejó del mundo de las artes. Poco a poco su estado fue empeorando, recibía tratamiento médico por una fractura de pelvis, sus pulmones cayeron en paro respiratorio, provocándole un coma.

El 6 de noviembre de 1970, México se despidió de uno de sus más ilustres hijos a causa de un ataque cardiaco cuando contaba con 76 años. Los más ilustres intérpretes lo despidieron cantando sus más famosas obras. Su cuerpo fue enterrado en la “Rotonda de los Hombres Ilustres” en el Panteón Nacional de Dolores, en la capital de México.

 

Bibliografía

Pável Granados, Guadalupe Loaeza: “Las conjuras sobre un pasado oscuro (1897-1928)”, en Mi novia la tristeza, Océano, 2009.

J. Kay: Las siete vidas de Agustín Lara, Universal Gráfico, 1964.

PI Taibo, A Lara: Agustín Lara, Ediciones Jucar, 1985.

Daniel Samper Pizano: “Agustín Lara, el Flaco de Oro”, Historia 16,  no.328, 2003, pp 117-119.

Andrew Grant Wood: Agustín Lara: A Cultural Biography, Oxford University Press, 2014.

G. Timoleón: Cancionero Agustín Lara, San José Imprenta Borrase Hermanos.

A.P. Franco:  “The Cuban Bolero and Its Transculturation to Mexico: The Case of Agustín Lara”, Studies in Latin American Popular Culture, 1996.